Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El sector privado alza la mano para ayudar en vacunación contra COVID-19

Miembros de hospitales privados mantiene pláticas con el gobierno federal para apoyar a las autoridades sanitarias en el proceso de vacunación contra el COVID-19.
jue 14 enero 2021 06:00 AM
vacunas covid-19 méxico
Hospitales privados y personal de estas unidades podrían ayudar a la aplicación de la vacuna para acelerar el proceso.

Miembros del sector privado ya alzaron la mano y están en pláticas con el gobierno federal para poder sumarse a la campaña de vacunación, a fin de que México acelere la inmunización a la población y que alcance de manera más rápida su objetivo de alcanzar el 20% de personas vacunadas para bajar la mortalidad por COVID-19.

Hasta el momento han arribado 546,975 vacunas al país, elaboradas por Pfizer-BioNTech, y se han aplicado 192,567 con lo que se alcanzado una inmunización de 0.15% de la población, lo que significa un avance lento considerando a los 130 millones de habitantes.

Publicidad

Héctor Valle, presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud ( Funsalud), señala que hay posibilidad de trabajar de manera conjunta con el gobierno para que apoyen desde las diferentes empresas y la iniciativa privada en la aplicación de las vacunas.

En entrevista con Expansión explica que la idea es que los médicos que están en hospitales privados y en consultorios adyacentes en farmacias, pudieran coadyuvar en la aplicación. Señala que hay más de 18,000 consultorios adyacentes a farmacia con quienes se podría trabajar e incluso los médicos laborales que están en las empresas, se pueden sumar.

“Esto nos permitiría que se acelere el proceso de vacunación, ahorita la vacuna que está entrando se está aplicando, pero en el momento que lleguen muchas más vacunas, se necesita una gran capacidad logística para que esa vacuna se pueda aplicar”, indica.

Al respecto, señala que ya han tenido interacción con el Secretario de salud, Jorge Alcocer, con el director del IMSS, Zoé Robledo, y con la Cancillería para ofrecerles su ayuda en la siguiente etapa.

La semana pasada, Juan Patricio Riveroll, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), dijo en conferencia de prensa que el Comité de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentó al gobierno una propuesta para que la iniciativa privada ayude a realizar la aplicación de la vacuna de COVID-19 de una manera más eficiente y rápida.

Lee más: México prepara vacunación "masiva": cada semana se aplicarán más de 439,000 dosis

Publicidad

A este llamado se sumó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). En un comunicado señaló que la iniciativa privada puede apoyar y contribuir a que las vacunas lleguen pronto a los mexicanos y acelerar el proceso de vacunación contra el SARS-CoV-2, para cumplir con el Plan que se ha trazado.

Recordó que ya se tienen convenidas vacunas con Pfizer, CanSino y AstraZeneca, pero no solo basta contar con ellas, sino con la infraestructura de transporte y logística para hacerla llegar a todos los puntos donde se requiere.

La Coparmex plantea que se deben aplicar 320,000 vacunas al día, ayer se inyectaron más de 90,000, para cumplir las metas de vacunación planteadas, por lo que insiste que se requiere potenciar de manera considerable la cantidad de vacunas administradas diariamente, con la participación de la iniciativa privada.

"Hacemos un llamado para que el Gobierno de México acepte la participación de operadores logísticos y actores privados, con el fin de acelerar y hacer más fácil la administración de la vacuna", comunicó.

Publicidad

En los primeros días de vacunación, que comenzó el 24 de diciembre, trasladaron a los profesionales de la salud –ubicados como el grupo prioritario– a los centros instalados en sedes de las Fuerzas Armadas, pero a partir de este 13 de enero la sustancia se llevó a diversos hospitales COVID de las entidades para su aplicación, lo que implica poder inmunizar a más personal médico, pero también un mayor reto de logística.

La semana pasada, José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advirtió que México enfrenta un problema logístico para la distribución y aplicación por el tamaño de su población, el doble de países europeos como Francia.

"La verdad es que en el caso de México estamos con un problema físico, además de un problema de salud, económico, social. El problema físico que es la parte de logística y de distribución y el número de vacunas que tenemos que tener a disposición”, dijo en el Seminario de Perspectivas Económicas 2021 del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Si se habla de vacunas que necesitan dos inyecciones que se tienen que aplicar con tres semanas o meses de distancia –como es el caso de Pfizer o AstraZeneca–, resaltó, significa que se necesitan más de 200 millones inyecciones.

Esto es 11 veces más de lo que requeriría Israel, país que se ha convertido en líder de vacunación de COVID-19, y que ya empezó a aplicar la segunda dosis a algunos de sus habitantes. En ese país se aplican en promedio 150,000 dosis, con lo que se ha alcanzado inmunizar a 20% de la población en menos de un mes.

Hasta el momento en el país, solo han llegado las vacunas de Pfizer, que se comprometió a enviar más de 439,000 vacunas cada semana hasta el 25 de enero, lo que significaría alcanzar 1.3 millones de personas vacunas con una sola dosis para principios de febrero, siguiendo el plan de aplicarlas conforme llegan. México está a la espera de que se aprueben más f´ormulas por los reguladores sanitarios y puedan empezar a llegar más fármacos de otras compañías

De acuerdo con el gobierno federal, en México se desplegarán 1,000 brigadas para llevar la vacuna a las comunidades más lejanas y se utilizarán los 10,000 Centros Integradores del Bienestar en todo el país para la aplicación.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad