Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Morena recicla candidatos: expriistas y experredistas, el 92% de sus aspirantes

13 de los 14 perfiles electos mediante una encuesta formaron parte de las filas del PRI, del PRD o de ambos partidos; solo una candidata procede de las filas del movimiento.
mié 06 enero 2021 05:50 AM
Morena-elecciones
De los candidatos de Morena a las gubernaturas: seis son experredistas, dos expriistas, cinco expriistas y experredistas, y solo una no tiene trayectoria en otra fuerza política.

El Movimiento de Regeneración Nacional ya tiene candidatos en 14 de los 15 estados donde habrá elecciones para gobernador el próximo 6 de junio (falta San Luis Potosí). Se trata de ocho hombres y seis mujeres, de los que el 92% tienen un pasados perredista, priista o ambos y solo una de sus nominaciones procede de sus filas.

De sus perfiles, seis son experredistas, dos expriistas, cinco expriistas-experredistas, y solo una no tiene trayectoria en otra fuerza política.

Publicidad

Los expriistas

Uno de los perfiles que más "incomodidad" causó al interior de Morena fue el de Clara Luz Flores, exalcaldesa de Escobedo, quien renunció en febrero de 2020 a sus 22 militancias dentro del PRI.

“Hoy mi convicción de servidora pública no es compatible con la evolución que ha tenido el PRI. Por lo que comunico a usted mi decisión de renunciar a este organismo político”, informó al tricolor en una misiva.

La alcaldesa se inscribió ante la Comisión Nacional de Elecciones de Morena para ser incluida en la encuesta para definir el candidato de ese partido a la gubernatura que actualmente gobierna Jaime Rodríguez Calderón.

Su designación causó molestias entre morenistas como Rafael Zarazúa, quien anunció que impugnaría los resultados que dieron la victoria a Clara Luz.

“Nos dieron un resultado, de donde nunca nos dieron reglas y no soy comparsa ni cómplice de nadie a una imposición”, dijo.

Alfonso Durazo es otro de los candidatos de Morena con pasado priista. El también extitular de la Secretaría de Seguridad Pública fue secretario particular del entonces candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, en el año 2000 se unió a la campaña presidencial de Vicente Fox y seis años más tarde al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

Los expriistas y experredistas

Cinco de los abanderados de Morena a las gubernaturas comparten en su trayectoria política haber militado en el PRI y PRD.

Uno de ellos es David Monreal, quien también es hermano del coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

El también excoordinador General de Ganadería de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México inició su carrera política con el PRI, después pasó al PRD, más tarde al PT y posteriormente a Morena.

Su designación fue otra de las que causó molestia entre varios morenistas, que gritaron “fraude, fraude” cuando se anunció que el zacatecano había ganado la encuesta para competir por esa entidad gobernada por el PRI desde 2010.

Otro expriista que buscará por tercera ocasión el gobierno de Nayarit es Miguel Ángel Navarro Quintero.

El también senador con licencia militó en el tricolor durante 29 años, a los que puso fin en 2005 luego de que esa fuerza decidiera postular a Ney González como su abanderado. Ese año buscó la gubernatura por el PRD, en 2017 por Morena, al igual que en junio próximo.

Layda Sansores fue elegida para contender por la gubernatura de Campeche, estado que gobernó su padre.

La todavía alcaldesa de Álvaro Obregón en la Ciudad de México, inició su carrera política en el PRI, fuerza política en la que militó 30 años. Después se incorporó al PRD, partido con el cual buscó la nominación por la gubernatura en 1997, después al entonces partido Convergencia y más tarde a Morena.

Félix Salgado Macedonio, electo como candidato a la gubernatura de Guerrero , inició su carrera política en el PRI, partido en el que formó parte de la Corriente Democrática y posteriormente se sumó a las filas del PRD.

La nieta de dos exgobernadores de Tlaxcala, Lorena Cuéllar y quien será nuevamente candidata a la gubernatura de Morena también es otra de las políticas con pasado priista-perredista. La política morenista inició su carrera en el PRI, partido en el que militó por 20 años; después se incorporó al PRD y finalmente a Morena.

Publicidad

Los experredistas

Con el surgimiento de Morena, el PRD sufrió una “desbandada” de militantes y cuadros que se fueron a esa fuerza política.

El mismo Mario Delgado ha reconocido que a partir del 2018 llegaron políticos en busca de un cargo a Morena.

“Hubo mucha gente que llegó en el 18 y otros que se han venido sumando, pero que no alcanzan a entender todavía la dimensión del movimiento y que a veces no resultan favorecidos en alguna encuesta y pues les gana la ambición personal, cuando aquí lo que debemos privilegiar, es que el proyecto de la transformación se consolide y nos dure muchos años”, dijo en una reunión para tomar protesta a los integrantes de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia este 4 de enero.

Para las elecciones de junio próximo seis de sus abanderados proceden de las filas del partido del sol azteca.

Entre esas postulaciones destacan la de Indira Vizcaíno (Colima), Víctor Manuel Castro (Baja California Sur), Rubén Rocha (Sinaloa), Raúl Morón (Michoacán), Celia Maya (Querétaro) y Juan Carlos Loera (Chihuahua).

La única morenista

Marina del Pilar Ávila es la única aspirante de Morena que no tiene en su trayectoria política militancia en el PRI, PAN o PRD.

La candidata al gobierno de Baja California ha incursionado por varios años en el ámbito académico y su vida pública la inició en 2012 y cuatro años después se integró a las filas del movimiento. Ha sido secretaria técnica el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de Baja California, fue diputada federal por el mismo partido y hoy, todavía alcaldesa de Mexicali.

Analistas políticos consultados por Expansión Política consideran que la postulación de expriistas y experredistas por parte de Morena se explica porque al ser un partido relativamente de reciente creación, aún no cuenta con cuadros propios formados bajo sus principios e ideología.

“Morena es un partido muy joven que todavía tardará en construir cuadros propios, por lo que es normal que los candidatos que postulara, políticos experimentados, tengan un pasado partidista al de Morena”, explicó Edgar Ortiz Arellano, catedrático de la UNAM.

Antes de finalizar el año, la dirigencia nacional de Morena anunció a sus candidatos para competir por las gubernaturas en disputa, los cuales fueron definidos mediante una encuesta. Para ser candidato de Morena, no era necesario estar afiliado al partido fundado en 2014 por el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador. La dirigencia nacional anunció que se realizarían encuestas para elegir a los mejor posicionados como sus abanderados, con lo cual incluso se incluyó en los sondeos a perfiles que renunciaron recientemente o desde hace años al PRD o al PRI.

Para el académico de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, Gerson Hernández, en la política mexicana es muy común que cuando un político no consigue una candidatura en el partido que milita, se cambia fácilmente a otro. Morena, recordó, es una institución que en los últimos seis años le ha abierto las puertas a expanistas, experredistas y expriistas.

“En la política mexicana hay mucho camaleonismo, lo vimos en la elección de 2018 en la que Andrés Manuel López Obrador no hubiera ganado sin el apoyo político de políticos experredistas y expanistas que se incorporaron a Morena”, consideró.

Recomendaciones

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad