Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La DEA interrogó al exgobernador de Nayarit antes de la captura de Cienfuegos

En entrevista, Roberto Sandoval revela cómo el Ejército controlaba Nayarit y el papel de Osorio Chong, extitular de Segob, en la captura del exfiscal, Édgar Veytia, sentenciado en EU por narcotráfico.
mié 21 octubre 2020 11:59 PM
Caso Cienfuegos-Veytia
Durante el sexenio de Roberto Sandoval en Nayarit, su fiscal Édgar Veytia y el exsectretario de la Defensa Nacional, Salvado Cienfuegos, protegian al cártel H2 que tenía su base en Tépic, según la acusaciones de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York.

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, se entrevistó en dos ocasiones durante el año 2019 con agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). Los encuentros se dieron luego de que la Oficina de Control de Activos del Departamento del Tesoro estadounidense (OFAC) informó que el exmandatario perteneció al cártel Jalisco Nueva Generación y luego de que Édgar Veytia, quien fuera el Fiscal durante su gobierno, confesara que operó para grupos de narcotraficantes.

Una fuente cercana a las negociaciones para ambos encuentros reveló que se eligió un lugar neutral a fin de que Sandoval sintiera menos presión durante los interrogatorios: Guatemala. Entrevistado al respecto, el exgobernador de Nayarit aseguró a Expansión que él mismo propuso hablar con la DEA para deslindarse de su exfiscal y, al mismo tiempo, mostrar su disponibilidad a informar lo necesario para las investigaciones y, en su caso, los juicios.

Publicidad

La entrevista con el exgobernador de Nayarit se hizo antes de la aprehensión en Estado Unidos del general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional (Sedena) durante el gobierno de Peña Nieto, pero bajo este contexto cobra relevancia recordar qué pasó en Nayarit durante el sexenio de Sandoval y quién era el exfiscal Veytia .

El 'Diablo', como le decían al exfiscal, fue sentenciado a 20 años de prisión por una Corte federal en Nueva York, tras declararse culpable de conspiración para fabricar heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana para distribuirla en EU y de proteger al cártel 'H2', que lideraba Juan Francisco Patrón Sánchez, misma organización criminal y delincuente con los cuáles se implican ahora a Salvador Cienfuegos, responsable de la seguridad del país en el sexenio priista.

A Sandoval, el Departamento de Estado también lo acusa de nexos con cárteles de las drogas y lo ha colocado en su lista negra de personajes, lo cual lo excluye de recibir visa para entrar al país vecino. Él lo niega y afirma, en todo momento, que siempre ignoró el vínculo del fiscal que el mismo nombró con actividades de narcotráfico.

La aprehensión de Veytia, el exfiscal protector del H2

Sandoval rechazó comentar qué tipo de preguntas le hicieron y también cuáles fueron sus respuestas, sobre todo en cuanto a algunos personajes de los gobiernos que encabezaran primero Felipe Calderón y, luego, Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, se animó a detallar cómo fue la aprehensión de Édgar Veytia, en quien había depositado su confianza para custodiar la seguridad pública. Esta es su versión:

En los primeros días de marzo del 2017, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación en la administración de Enrique Peña Nieto, avisó por teléfono a Roberto Sandoval que la DEA estaba tras los pasos de Édgar Veytia y que, en cualquier momento, podría ser detenido. En ningún momento se habló de alguna investigación en México por delitos relacionados con el narcotráfico.

Sandoval mandó llamar a Veytia. El fiscal dijo que la información que tenía Osorio Chong era falsa y que en Estados Unidos no tenía nada en su contra. Envalentonado, le ofreció ir a Estados Unidos y regresar al Palacio de Gobierno en Tepic para demostrar su inocencia.

Así lo hizo. Unos días después, cruzó la frontera sin problema. A su regreso, visitó a Sandoval y se fue a su despacho de la Fiscalía a seguir trabajando. Veytia, confiado en su suerte, atravesó una vez más la línea fronteriza para visitar a su familia en California. Mientras usaba el puente entre Tijuana y San Diego, agentes de la DEA lo aprehendieron.

La noticia fue ampliamente difundida: el fiscal nayarita colaboraba con el narcotráfico. Era el 29 de marzo del 2017. Sandoval ofreció una rueda de prensa para deslindarse, pero en estos años persisten los señalamientos en su contra, sobre todo, de corporaciones o agencias estadounidenses.

Publicidad

El Ejército respaldaba informes de Veytia

Durante parte del sexenio de Sandoval y el encargo de Veytia en la Fiscalía del estado, el cártel 'H2' cobró poder, las acusaciones que Richard P. Donoghue, fiscal del Distrito Este de Nueva York hizo tanto al 'Diablo’ como las que le imputan hoy a Cienfuegos se cruzan: haber ayudado a los narcotraficantes a cambio de sobornos, usar su posición para obstruir las investigaciones, procesos y operativos en contra de narcotraficantes del cártel 'H2', lo que permitió que se enviaran miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos.

¿Cómo es posible que jamás se diera cuenta de los malos pasos de su fiscal? ¿Cómo fue que Nayarit se convirtió en el centro de operaciones de Francisco Patrón Sánchez, el H2?

Sandoval ofreció su versión ante estas preguntas:

Cada mes había reuniones de evaluación sobre el avance del combate a la delincuencia en el Palacio de Gobierno, en Nayarit. A ellas acudían el propio gobernador, el fiscal Édgar Veytia, así como un par de personajes que, en el contexto actual, cobran relevancia: los jefes de la 13ª zona militar.

Sandoval expone que, en todo momento, el Ejército respaldaba los informes de Veytia. Aún más -dijo- había “un espejo” del sistema de inteligencia conocido como C4 dentro de la zona militar, de tal forma que tenían una doble vigilancia; una a cargo del Gobierno local y otra de los soldados.

El centro de operaciones del H2 era Tepic. El primero en llegar a controlar la 13ª zona militar -entre enero del 2015 y abril del 2016- fue el general Miguel Ángel Andrade Cisneros, quien venía de estar al frente de la 42ª zona militar en Chihuahua durante el gobierno de César Duarte, hoy detenido también en Estados Unidos a petición de México y en proceso de ser extraditado. El exgobernador es acusado de delitos relacionados con actos de corrupción.

El 1 de junio de 2016 asumió la jefatura de esa misma 42ª zona militar el general Emilio Zárate Landeros, quien tendría bajo su cargo no únicamente Nayarit, sino también los regimientos castrenses en Jalisco, Colima, Aguascalientes y Zacatecas. Cuando asumió este puesto, el 1 de junio del mismo año 2016, la Sedena organizó una ceremonia en la región militar de La Mojonera, en Veracruz, encabezada por el entonces titular del ramo: Salvador Cienfuegos.

Publicidad

Veytia conseguía casas para el H2

Nayarit, un estado que no aparece frecuentemente en los medios de comunicación, atrajo el foco de la opinión pública luego de que el 9 de febrero de 2017 un comando especial de la Marina abatió desde un helicóptero artillado a Francisco Patrón Sánchez , alias el 'H2', quien heredó las riendas de esa organización tras la muerte o aprehensiones de los hermanos Beltrán Leyva.

Un día antes de ese operativo contra 'el H2', Veytia comentó a Sandoval de la llegada de la Marina. “Lo vi inquieto, pero no le di en ese momento mayor importancia hasta que lo detuvieron en Estados Unidos”, dijo el ex gobernador.

Seis meses después de ese operativo -en agosto del mismo año 2017-, la profesora Laura Zavala denunció ante el Congreso de Nayarit, que ella era la verdadera propietaria de la casa en la colonia Lindavista donde cayó el 'H2' junto con seis cómplices, pero que se habían apoderado de ésta delincuentes con la complicidad de Veytia, mientras se encontraba en Guadalajara atendiendo asuntos personales.

El exfiscal era el encargado de conseguir casas, departamentos, locales y bodegas para que el cártel H2 pudiera esconder sus drogas y también para ocultar a los lugartenientes. Para ello, secuestró y torturó a decenas de personas en Tepic como ahora lo ha documentado la Comisión de la Verdad en Nayarit.

“Yo estuve dos veces frente a la DEA y no me detuvieron”, dijo Roberto Sandoval.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad