Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La disputa por la elección de Morena escala ante la indiferencia de AMLO

Los aspirantes a dirigir Morena, Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, libran un batalla por el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador, quien ha decidido aparentemente mantenerse al margen.
mar 13 octubre 2020 06:25 AM
El diputado Porfirio Muñoz Ledo y el diputado Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, durante la Sesión de la Comisión Permanente.
Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, en medio de una "guerra" por el control de Morena.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador evita hablar sobre el proceso interno del partido que fundó, los aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo, arrecian sus acusaciones, por lo que compañeros de partido han hecho llamados a la unidad.

Tras darse a conocer que habría una tercera encuesta de desempate , los también diputados federales ofrecieron mensajes, en los que hubo protestas y descalificaciones. Atrás quedó el mote del 'Batman de la democracia' que en algún momento acuñó el coordinador de los morenistas a su veterano contrincante, quien en ese entonces le regresó el halago al bautizarlo como su 'Robin'.

Publicidad

AMLO, al margen

El presidente López Obrador reiteró este lunes que no se involucrará en el conflicto interno de Morena aunque desestimó las acusaciones entre los aspirantes a la presidencia nacional de Morena al considerarlos como algo "común" en los partidos.

–Su opinión sobre lo acontecido en las últimas horas, presidente, en el proceso de renovación de la dirigencia nacional de Morena, fue interrogado López Obrador en su conferencia matutina.

No, eso no.

–¿Ninguna opinión al respecto?

No, no, no opino de eso para no meternos en la cosa partidista, solamente cuando hay alguna cosa grave; pero no, esto no, esto es, vamos a decir, algo muy común en los partidos y ya que se pongan de acuerdo,

El mandatario federal señaló que sus adversarios quisieran que verlo involucrado en este tema, pero que no lo hará, porque, dijo, no le corresponde y tiene otras ocupaciones como presidente del país.

"Nada más, para que no nos confundamos, una cosa es Morena y otra cosa es el gobierno. Partido, como su nombre lo indica, es una parte, partido; gobierno es todo, tenemos que representar a todo el pueblo", enfatizó.

Publicidad

Y defendió que Morena es es un movimiento "amplio, plural e incluyente" que arrasó en las elecciones de 2018 gracias a los millones de mexicanos que decidieron "desterrar la corrupción".

“Hay procesos de transformación que se llevan a cabo a partir de que un partido se constituye en la vanguardia y es el que lleva a cabo los cambios, hay muchos ejemplos sobre eso, y hay otros movimientos que los hacen los ciudadanos, son los partidos, sin que el partido sea la vanguardia", agregó.

El aparente distanciamiento del presidente a su partido se da de cara a las elecciones del próximo año, las más grandes de la historia del país y en las que se renovará la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas, entre otros cargos. Y es el mismo en que podría jugarse gran parte de su proyecto del gobierno, pues se pone en riesgo la mayoría que actualmente tiene en San Lázaro que le ha permitido sacar la mayoría de las reformas que ha solicitado.

Muñoz Ledo defiende su ventaja

En los resultados presentados el pasado viernes por el INE, se muestra una ligera ventaja por parte de Muñoz Ledo (25.34%) con respecto a Mario Delgado (25.29%). Al tratarse de un empate técnico es que se decidió una tercera encuesta.

Pero Muñoz Ledo consideró que es ridículo que se considere que hay un empate entre él y Delgado, pues en las competencias deportivas, ejemplificó, la medalla de oro se entrega a quien, por unas décimas, llega en primer lugar.

"Yo ya soy el presidente legítimo de Morena y no veo lugar a una tercera encuesta", expresó el diputado federal este lunes en una conferencia de prensa virtual, en la que también acusó a Mario Delgado por supuestamente gastar millones de pesos en la búsqueda de la dirigencia.

En conferencia de prensa y acompañado de Ifigenia Martínez, el político que ha sido dirigente del PRI y del PRD rechazó que busque apoderarse de Morena, como acusó Delgado la víspera. "Es una estupidez", calificó.

Agregó que su contrincante tiene siete denuncias en su contra por irregularidades en este proceso y que las autoridades electorales tendrán que sancionarlo. Incluso, bromeó con que el único espacio en que lo buscaría sería en la cárcel, cuando sea sancionado por los actos cometidos.

Muñoz Ledo aprovechó para enviar un mensaje a López Obrador: "Si el presidente quiere partido, que me deje actuar, que me apoye (...) Hay poco partido porque hay mucho movimiento".

... pero evade la protesta en su contra

Muñoz Ledo anunció desde el domingo que acudiría este lunes a la sede del partido en la colonia Roma de la Ciudad de México, a rendir protesta, pero un grupo de manifestantes se lo impidió.

Alrededor de 10 mujeres simpatizantes de Morena clausuraron de forma simbólica el inmueble para evitar que Muñoz Ledo, a quien señalaron de acosador, asumiera como presidente del partido.

Las manifestantes portaron pancartas en las que se leía "La 4T será feminista o no será" y "Fuera machos de Morena" para expresar su rechazo a las aspiraciones de Muñoz Ledo. Al lugar también llegaron otros simpatizantes y militantes para expresar su apoyo al diputado federal mientras coreaban "Porfirio, Porfirio, Porfirio" y recriminaban al grupo de mujeres.

Al respecto, Muñoz Ledo dijo que no conocía al grupo de mujeres que protestaron ni las acusaciones en su contra, como la de una mujer que lo señaló de haberla acosado hace 17 años. Por el contrario, señaló a Mario Delgado de estar detrás de esta movilización.

Publicidad

Delgado urge definir la encuesta

Horas más tarde, Mario Delgado hizo un llamado frente a la sede del INE para que se defina lo antes posible la metodología y las fechas en que se realizará la tercera encuesta, mediante la cual se definirá la dirigencia del parido.

"Es fundamental agilizar el proceso de desempate y salvaguardar la integridad del mismo, evitando más controversias y garantizando que se respeten los lineamientos que desde el principio aceptamos y firmamos los participantes", dijo Delgado al dar lectura a la carta que entregó este lunes al INE.

"Morena no es de nadie, es del pueblo de México. Por eso, ahora más que nunca, resulta indispensable respetar la decisión de nuestras y nuestros militantes y simpatizantes, por el bien de nuestro movimiento y en congruencia con la lucha democrática que hemos construido", agregó.

Previamente, el legislador apuntó que "promover las descalificaciones, las infamias y la división dentro de nuestro movimiento, sólo beneficia a la derecha".

"Entre tantas cosas que dice (Porfirio Muñoz Ledo) no tarda en desconocer al propio presidente López Obrador", señaló en entrevista con El Heraldo.

Los llamados a la unidad

Citlalli Hernández, senadora con licencia y virtual secretaria general de Morena, hizo un llamado a la "reconciliación" dentro del partido y dijo que buscará un "acuerdo de unidad" con Mario Delgado, Muñoz Ledo y hasta Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente interino.

En un mensaje difundido este lunes en sus redes sociales, Hernández indicó que ha buscado entablar una mesa de diálogo con los tres perfiles de cara a la tercera encuesta que coordinará el INE para definir al próximo líder del partido.

El acuerdo de unidad que propone Citlalli Hernández establece, entre otros aspectos, que los aspirantes se comprometan a evitar expresiones, ataques y adjetivos en público; que al conocer los resultados de la encuesta ninguno impugne; y que el ganador se comprometa a respetar los estatutos, sin negociar o repartir candidaturas para cargos públicos.

"Morena vive un momento complicado. Inició un ciclo de confrontación que debe concretarse ya para iniciar una nueva etapa. No queremos que Morena sea un partido político similar a los tradicionales", enfatizó.

El presidente interino de Morena también ofreció una conferencia de prensa este lunes para, igual que Citlalli Hernández, hacer un llamado a la unidad en medio del proceso interno y de cara a las elecciones en Coahuila e Hidalgo, que se celebrarán el próximo 18 de octubre.

"Queremos refrendar el llamado a la unificación e institucionalidad, pero sobre todo, que garanticemos que en el corto plazo pudiéramos salir con una situación de fortaleza y de unidad que nos permita alcanzar las metas con las transformaciones nacionales, y al mismo tiempo preparar con urgencia todo el cierre de las campañas de Hidalgo y Coahuila", dijo Ramírez Cuellar.

Enfatizó que también es urgente avanzar de manera respetuosa en este proceso, pues deben alistarse para los comicios federales de 2021.

En este sentido, indicó que han buscado a Mario Delgado y a Muñoz Ledo para que esta semana, una vez que concluyan los cierres de campaña en Coahuila e Hidalgo, se abra un espacio de diálogo para dar paso a la unidad.

Asimismo, dio a conocer que se están buscando mecanismos para realizar auditorías a las encuestas organizadas por el INE con la única finalidad, explicó, de dar certeza, seguridad y transparencia a los resultados.

-Con información de Lidia Arista.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad