Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Yeidckol y Gibrán: dos generaciones que pelean por la dirigencia de Morena

Dos de los aspirantes a la presidencia de Morena, Yeidckol Polevnsky y Gibrán Ramírez, aseguran que Ramírez Cuéllar se alejó del presidente, pero que ellos le regresarán el respaldo del partido.
jue 24 septiembre 2020 05:50 AM
gibran-yeidckol.jpg
Yeidckol Polevnsky y Gibrán Ramírez, dos de los aspirantes a dirigir Morena más conocidos.

A una semana de que el Instituto Nacional Electoral (INE) entregue los resultados de la encuesta de reconocimiento de aspirantes a la dirigencia de Morena y que se inicie la encuesta final que definirá al presidente nacional de ese partido, Yeidckol Polevnsky y Gibrán Ramírez comparten su diagnóstico del impasse y conflictos internos que afectan al partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador: se perredizó, se llenó de oportunistas, ganó la ambición al poder, predominó la indisciplina, importaron más los cargos, dinero y el proceso 2021.

Aunque pertenecen a generaciones diferentes, la secretaria general de Morena y el exsecretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) coinciden en que el presidente Andrés Manuel López Obrador requiere de una fuerza política que apoye su proyecto de transformación, aunque para Gibrán, el partido debe discrepar en lo que no sea en beneficio para México.

Publicidad

Los dimes y diretes tienen molesto a AMLO: Polevnsky

Hasta hace unos días, Yeidckol Polevnsky respondía a las acusaciones por las presuntas irregularidades en la adquisición de inmuebles para Morena cuando ella era presidenta; hoy se muestra segura de que le favorecerán los resultados de la encuesta con la que el partido definirá a su próxima presidencia y de ser así, afirma que encabezará una dirigencia fuerte, ganadora y que respalde el proyecto de transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista asegura que las acusaciones por la presunta compra irregular de inmuebles no le afectan porque hasta ahora no hay ninguna prueba en su contra.

Han estado haciendo lo imposible porque yo no participe, lo imposible, pero aun así me verán en la encuesta y me verán ganarla”.
Yeidckol Polevnsky, aspirante a la presidencia de Morena.

Con la llegada de Alfonso Ramírez Cuéllar a la presidencia de Morena se destaparon presuntas irregularidades en la compra de inmuebles por 810.5 millones de pesos y pagos por 433 millones. El todavía presidente anunció que daría vista a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) para que iniciara un proceso de sanción contra Polevnsky y advirtió que habría sanciones administrativas como legales.

Publicidad

“Ramírez Cuéllar es de lengua larga, muy fácil de lanzar acusaciones sin tener elementos”, acusa.

Para Polevnsky, el impasse en el que cayó el partido se debe a la indisciplina, a las facciones, a que el dinero “corrompió” a varios morenistas y los alejó de los principios de esa fuerza política, y a ello se le sumó, dice, que Alfonso Ramírez Cuéllar no quiere dejar de ser el presidente, y así lo demuestra el hecho de que sus convocatorias contenían errores.

“Era con toda la intención de que se las impugnarán para poder ganar más tiempo y era estar pateando el bote para llegar al plazo y que la Sala Superior dijera ya no hay tiempo, así que se queda en la presidencia”, considera.

La candidatura de Polevnsky fue avalada por el Tribunal Electoral apenas este miércoles 23, con la seguridad de que estará en la encuesta hace una autocrítica; asegura que el partido ha llegado a decepcionar al presidente porque no logró ponerse de acuerdo para realizar la renovacion de su dirigencia.

Vislumbra que el presidente "disfrutó" que el TEPJF ordenara la renovación de cargos a través de una encuesta nacional y abierta, como él lo propuso.

La también exsenadora de la República acusa que Mario Delgado, aspirante a la dirigencia de Morena, tiene un acuerdo con Ramírez Cuéllar: a cambio de que Cuéllar lo impuse a llegar a la dirigencia, Delgado impulsará al hoy dirigente para la coordinación de los diputados federales de Morena.

En forma de crítica, Polevnsky ofrece que, en caso de ganar, apoyará en todo la gestión de Andrés Manuel López Obrador porque denuncia que eso no se hizo con Ramírez Cuéllar.

Publicidad

AMLO ve echado a perder a Morena: Gibr´án Ramírez

Uno de los perfiles más jóvenes que busca encabezar el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Gibrán Ramírez, afirma que el partido en el poder se está ahogando porque la perredización lo invadió y porque se permitió la llegada de “mucho oportunista” al partido fundado por López Obrador, tanto que asegura que el propio presidente ya ve al partido como una fuerza echada a perder.

La degradación que se ha dado es muy rápida, es para decepcionar a cualquiera”.
Gibrán Ramírez

En entrevista, considera que, a seis años de haberse fundado, Morena enfrenta una crisis de éxito que, por no resolverla, les ha ido quitando puntos en la preferencia de los mexicanos.

“En el momento de mayor efervescencia cometimos el error de volver al partido en un club privado… Lo más preocupante es que en estos dos años hemos perdido 15 puntos de intención del voto”, comenta.

El diagnostico de Gibrán Ramírez es que quienes están en Morena se olvidaron de servir a los mexicanos y se concentraron en los millones de pesos que recibe el partido de presupuesto y en sus aspiraciones a una candidatura de 2021.

En su opinión, la renovación de la dirigencia representa una oportunidad para que Morena vuelva a su esencia de servir y para garantizar la continuidad del proyecto que representa la cuarta transformación.

El doctor en Derecho por la UNAM considera que Morena debe ser el apoyo de presidente de la República, pero también debe ser un partido capaz de discrepar y criticar lo que desde la cuarta transformación no se haga en beneficio del pueblo de México.

“El partido que se necesita es de apoyo a la cuarta transformación, un partido de apoyo a la agenda histórica, un partido obradorista, pero que no tenga miedo a señalar cuando el gobierno se aleja de esa agenda, es decir, el partido podrá discrepar de presidente”, aclara.

Sobre las acusaciones que ha realizado Hernán Gómez respecto a que utiliza el dinero del CISS para construir su candidatura, Ramírez responde que se trata de señalamientos infundados.

Esas acusaciones, sostiene, son sintomáticas del crecimiento de su candidatura, pues afirma que incluso compañeros de partido que antes lo ponían como ejemplo, ya no lo ven con buenos ojos porque “no me quise formar en la fila en la que ellos mandan a los jóvenes”.

La encuesta nacional abierta y a simpatizantes para elegir a su presidente y secretario general se realizará del 2 al 8 de octubre y será el sábado 10 cuando se conozcan a quienes sustituirán a Alfonso Ramírez Cuellar y Yedickol Polevnsky.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad