Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Escuelas trabajan en estrategias para el regreso a clases ante COVID-19

Con capacitaciones, estrategias para cada plantel y mecanismos para atender las necesidades de los estudiantes es como está avanzando el personal educativo.
lun 27 julio 2020 05:45 AM
Escuelas COVID
El regreso a las escuelas, presencial o híbrido, dependerá de las necesidades de cada uno de los planteles. El personal trabaja para diseñar las estrategias para el aprendizaje en tiempos de COVID-19.

Ante la cercanía del inicio del ciclo escolar, los centros educativos ya preparan el regreso a las aulas en el contexto de la epidemia de COVID-19, bajo las medidas que prevé la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Si bien la única condición para el regreso es que el semáforo esté en verde, desde las autoridades federales hasta las escolares están diseñando estrategias y buscando soluciones para cuando arranque el ciclo escolar 2020-2021.

Publicidad

Las medidas mínimas que las escuelas deben garantizar son conocidas: garantizar agua y jabón en las escuelas, el cuidado de docentes en grupos de riesgo, el uso obligatorio del cubrebocas, implementar sana distancia en entradas y salidas, así como la implementación de recreos escalonados y la asistencia alterna.

“Las necesidades de las escuelas son muy diferentes, hay escuelas que están sumamente saturadas y no van a poder partir el grupo en dos, sino en cuatro o en cinco. Hay escuelas que tienen poquita matrícula y salones enormes, por lo que podrán trabajar con toda la comunidad”, dice Guadalupe Escamilla, quien es supervisora escolar de la Secretaría de Educación del Estado de México.

Hasta ahora la SEP no ha tomado la decisión sobre si el 10 de agosto iniciará el ciclo escolar de manera presencial y en qué estados, pues ha señalado que dependerá del que los semáforos epidemilógicos estén en verde, por ello el plan que se prevé es que se arranque el ciclo pero de manera virtual.

De acuerdo con la dependencia educativa, el enfoque pedagógico que se llevará a cabo hacia el futuro será un modelo híbrido, en donde esté presente tanto la educación a distancia como la educación presencial.

OPINIÓN: La nueva educación híbrida

Publicidad

Las cualidades de las escuelas y el personal

Es decir que a partir de ciertos lineamientos que se dicten desde la Federación se aterrizarán en los centros escolares dependiendo sus necesidades.

En el caso, de la población de riesgo, cuenta Escamilla, una de las propuestas que le plantearon en una escuela es que los docentes en ese grupo se encarguen de las clases virtuales y los que no pertenecen a esta población se distribuyan entre los estudiantes que asistan.

“Tengo escuelas que no tienen a ninguna persona vulnerable, que su personal es joven y que no están comprometidos con temas de salud, pero tengo escuelas que la mitad del personal está expuesto”, detalla.

México Evalúa estima que serían alrededor de 240,000 maestros y maestras de los 1.2 millones totales, están en riesgo, es decir entre el 20 y 30% son mayores de 60 años o padecen comorbilidades como diabetes, hipertensión, obesidad e incluso cáncer.

Publicidad

¿Qué pasa con los estudiantes?

Pese a los esfuerzos de los docentes para mantener el ritmo a distancia durante la pandemia, esto no fue suficiente: hubo estudiantes con quienes ni siquiera se pudieron contactar, otros que no tenían los recursos para seguir clases en línea, por lo que se tuvieron que optar otras vías de trabajo y comunicación.

Jennifer O’Donoghue, director de Xaber, considera que debe haber mucha más claridad en el diagnóstico de la situación tanto de cada nivel educativo, como de los planteles y de las necesidades de cada estudiantes para tener muy identificado a quienes más apoyo necesitan.

Para eso sugiere desarrollar estrategias focalizadas. “Cada escuela tiene que ver cómo están llegando los estudiantes y a partir de ahí diseñar estrategias”, comenta al insistir que lo más importante es asegurarse que las brechas no sigan creciendo, y sin perder la parte socioemocional.

card_nota_regresoaclases.jpg
.

Los expertos sugieren también que, ante la incertidumbre de cuándo se puede regresar a las aulas, cuándo se tiene que trabajar desde casa, y cuándo será mixto, se deben hacer modificaciones a los planes de estudio para que se concentren en las áreas esenciales y no haya tantas materias.

Además, en los casos en los que la comunicación a distancia no ha sido efectiva con los menores, se deben crear mecanismos de “rastreo” para que los estudiantes no dejen de “ir a la escuela”. David Calderón señala una especie de “alerta amber” –para niños desaparecidos– para identificar las ausencias y no dejar que se cristalice el abandono escolar.

A unas semanas de que inicie el próximo ciclo, el personal educativo trabaja a marchas forzadas y con capacitaciones para resolver las eventualidades de las escuelas ante un regreso escolar, ya sea virtual, presencial o híbrido, y atender las necesidades de los niños, niñas y jóvenes.

“Ahorita, ahorita, cuesta mucho trabajo encontrar el camino”, afirma la supervisora escolar en el Estado de México, quien asegura que hasta este momento no hay una definición clara de cómo empezará el ciclo escolar 2020-2021 para los cerca de 30 millones de estudiantes mexicanos.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad