Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mujeres de 37 años, el perfil del personal de salud contagiado por COVID-19

Mujeres acumulan el 59% de los casos positivos a coronavirus en personal de la salud en México.
vie 24 julio 2020 05:31 PM
Personal médico COVID
De acuerdo con la Secretaría de Salud, la mayoría de los casos (59%) de COVID-19 en personal de salud son mujeres y la mediana de edad de los casos es de 37 años.

Seis de cada 10 contagios de COVID-19 en personal de salud son mujeres cuya mediana de edad es de 37 años, de acuerdo con el Informe Epidemiológico de la Situación de COVID-19 en México.

Los datos del reporte de la Secretaría de Salud, con corte al 19 de julio, señalan que 40,186 de los 68,111 casos positivos en este grupo poblacional son del sexo femenino (59%) y las trabajadoras de entre 25 y 44 años concentran la mayoría de los mismos.

Publicidad

De acuerdo a la profesión, los contagios predominaron en el personal de enfermería (41%), lo que significa que cuatro de 10 contagiados se dedica a esta tarea, seguida por médicos (28%) y otros profesionales de la salud (28%), señala el reporte .

Los casos positivos de coronavirus en el personal de la salud representan el 19.5% de los casos acumulados hasta el corte, es decir una quinta parte del total de los 344,224 que se registraban hasta ese día. La dependencia explica que los trabajadores de la salud están en riesgo porque son quienes contribuyen a controlar el brote.

A su vez, el hecho de que las mujeres conformen el mayor porcentaje de los profesionales de la salud contagiados, corresponde al hecho de que en el sector predomina el personal femenino en el país, una situación que no es exclusiva en México. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la presión sobre los sistemas de salud afecta significativamente a las mujeres, ya que representan el 72.8% del total de personas ocupadas en ese sector en la región.

La mayoría de los casos (59%) de COVID-19 en personal de salud son mujeres y la mediana de edad de los casos es de 37 años igual para hombres y mujeres.

Respecto a las comorbilidades presentadas en los casos de COVID-19 en el personal de salud, a diferencia de lo presentado en la población general, la mayor proporción corresponde a la obesidad (17.2%), seguida de hipertensión (11%) y diabetes (6.7%), tabaquismo (6.5%), asma (3.9%), EPOC (1.35), inmunosupresión (0.85), insuficiencia renal crónica (0.6%), enfermedad cardiovascular (0.4%) y VIH o SIDA (0.3%).

Publicidad

En cuanto a la distribución por grupo de edad y sexo de las defunciones, se concentran en ambos sexos principalmente entre los 50 a 69 años y, a diferencia de lo que se presentó en los casos, la profesión con mayores decesos fue la de médicos con 51% de las defunciones, seguida de otros profesionales de la salud (28.4%); enfermería (16.3%), dentistas (2.5%) y laboratoristas (1.9%).

El primer deceso se registró el 29 de marzo de 2020 y el 16 de junio es la fecha cuando más han ocurrido muertes.

Conoce más: Amnistía ubica a México como el quinto país con más muertes en personal de Salud por COVID

Por ubicación, el Estado de México es la entidad que registra más casos acumulados, con más de 30,000, y la Ciudad de México, donde se han registrado más fallecimientos, con más de 250.

La Secretaría de Salud explica que el estudio de caso del Sistema de Vigilancia Epidemiológica en este grupo poblacional no contempla identificar si el personal de salud se encontraba activo y si la exposición para la infección pudiera haber sido en el ejercicio de sus funciones.

Publicidad

El cuidado del personal médico

La Secretaría reconoce que el hecho de que los trabajadores de la salud estén en riesgo de infección en la cadena epidémica es un tema crítico ya que ellos contribuyen a controlar el brote.

“Los trabajadores de la salud se consideran esenciales por los servicios que prestan en entornos de atención médica y quienes tienen el potencial de exposición directa o indirecta a pacientes o a materiales infecciosos”, advierte.

La SSa señala que diversos estudios plantean que la transmisión de la enfermedad entre los trabajadores de la salud está asociada con el hacinamiento, la ausencia de instalaciones de aislamiento y la contaminación en el entorno, lo que expone “se agrava” por el hecho que algunos trabajadores sanitarios tienen un conocimiento inadecuado de las prácticas de prevención de infecciones.

En el reporte plantea un estudio realizado en China reveló que una razón importante para la infección temprana entre el personal médico en atención general, fue que los pacientes ingresaron a la sala sin medidas de protección establecidas. Por el contrario, las tasas de infección en la Unidad de Cuidados Intensivos –donde había mejor protección y en los departamentos de emergencias– fueron más bajas.

De igual manera, la Secretaría urgió a tomar todas las medidas posibles para controlar la propagación de la infección a éstos, primero identificando los factores de riesgo de infección y luego tomando las medidas apropiadas para reducir los mismos.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad