Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Integralia: Morena podría perder curules y votos en 2021 por la crisis

De acuerdo con un informe de la consultora, la gestión de la epidemia de COVID-19 podría hacer que Morena pierda votos y curules en las elecciones intermedias del próximo año.
lun 15 junio 2020 06:49 PM

Si bien la COVID-19 tendrá consecuencias sociales y económicas, como desempleo, mayor fragilidad en las finanzas públicas, menor inversión privada, un incremento en el número de pobres y aumento en los enfrentamientos violentos entre cárteles del crimen organizado; la epidemia también tendrá consecuencias políticas, algunas de ellas ya presentes, pero que podrían agudizarse, de acuerdo con Integralia.

El análisis “Implicaciones políticas y sociales de la pandemia de COVID-19 en México” señala que entre los efectos políticos que tendrá la crisis sanitaria está una disminución en la aprobación presidencial, mayor polarización política, distanciamiento entre organismos empresariales y el gobierno federal, asimismo se pone en riesgo la viabilidad del proyecto de la llamada “4T” y la pérdida de votos para Morena en las elecciones de 2021.

Publicidad

En riesgo Morena en 2021

Para Integralia, el mayor efecto político que tendrá el COVID-19 se verá reflejado el 6 de junio del próximo año, cuando se realicen las elecciones intermedias de 2021 y se renueven la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 congresos locales y casi 2,000 ayuntamientos.

En el estudio se recuerda que las experiencias anteriores han demostrado que el partido en el gobierno ha pagado un costo electoral en otras crisis, como la de 1995, que hizo que el PRI perdiera 61 escaños en la Cámara de Diputados en las intermedias de 1997 o la de 2008 que provocó que el PAN perdiera 63 escaños en el 2009.

“Si bien es incierto el impacto que la crisis actual pueda tener en las elecciones del 2021, es muy probable que Morena obtenga menos votos y curules como consecuencia del enojo social ocasionado por la crisis económica”, advierte.

De acuerdo con el análisis, algunos factores que definirán el voto en 2021 son la popularidad del presidente, el desempeño de los gobernadores y alcaldes, los conflictos internos de Morena y la fragmentación de la oposición.

Actualmente, la intención de voto por Morena ha pasado de 36%, en octubre del año pasado, a 19% en mayo de este año; es decir, 17 puntos porcentuales menos en siete meses. No obstante, sus números siguen por encima de los de la oposición, según un ejercicio de El Financiero, citado por la consultora.

Publicidad

La caída en popularidad

La consultora señala que la “falta de resultados positivos” en el combate a la pandemia y las repercusiones económicas que ha tenido el país están afectando la aprobación presidencial, ya que algunos segmentos de la clases media y urbanos “reprueban” al gobierno en el manejo de la economía y la seguridad pública.

De acuerdo con encuestas de El Financiero, citadas por el estudio, un 57% de la población desaprueba el desempeño de López Obrador en materia de seguridad; 37% en materia de salud, y 57% en materia económica, mientras que una encuesta de Reforma, también citada por la consultora, plantea que el 53% de la población está en desacuerdo con la reanudación de la giras del presidente.

Eso se ha reflejado en la popularidad del mandatario. Según un ejercicio de El Financiero, la aprobación bajó de 68% a 60% de abril a mayo, que implica un “riesgo electoral” que “está llevando a que AMLO aumente el discurso de la polarización”.

“El populismo reacciona con más polarización cuando enfrenta adversidad porque es una de las vías para culpar a otros de la mala gestión de gobierno”, dice el análisis de Integralia, que detecta que esta situación se da tanto a nivel de las élites (políticas, económicas, académicas, intelectuales y artísticas) como de los ciudadanos.

El estudio expone que la polarización “distorsiona las líneas ideológicas” que distinguían a los partidos de la transición (PAN, PRI, PRD), lo que será clave en las campañas del 2021, pues mientras el presidente buscará que la elección gire en torno a su figura como representante del cambio a favor del pueblo, la oposición buscará cuestionar la gestión de gobierno en materia económica y su respuesta a la crisis.

Publicidad

En riesgo el proyecto de la 4T

Para la consultora, los fines de la autollamada 4T (bienestar del pueblo, cero corrupción, seguridad pública y rescate de Pemex) lucen inciertos o inviables.

El informe señala que el impacto del desempleo sobre la pobreza será mayor que el del bienestar, por lo que en el sexenio de López Obrador habrá un aumento de la pobreza y la desigualdad; en el caso de la corrupción plantea que aunque hay menor percepción de corrupción, algunos indicadores sugieren que la corrupción “sistémica” sigue vigente.

En el caso de la seguridad pública, se retrasará la implementación de la Guardia Nacional y los recursos para la profesionalización de los elementos policiacos, lo que se reflejará en un alza en la inseguridad y mayor control de los grupos delincuenciales.

El estudio también vislumbra un distanciamiento con el sector empresarial, por la falta de interlocución con el gobierno, que obliga a estos organismos a replantear a fondo sus estrategias de asuntos públicos y comunicación para fortalecer sus vínculos con otros actores y, ganarse la confianza y el apoyo vocal de dos audiencias a las que nunca habían considerado como prioritarias: los trabajadores de sus empresas y el público en general.

Publicidad
Publicidad