Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Migrantes, presos y mujeres también están en riesgo por el COVID-19

El Comité Regional de la Cruz Roja y la ONU señalaron que hay otros grupos que son vulnerables al COVID-19 no por razones sanitarias.
jue 23 abril 2020 12:27 PM
Migrantes COVID
Migrantes esperan en el puente fronterizo Paso del Norte, en Ciudad Juárez, para reprogramar sus audiencias de inmigración en medio de la contingencia sanitaria.

Los adultos mayores, las personas con comorbilidades y las mujeres embarazadas no son los únicos grupos vulnerables al COVID-19, hay otros sectores de la población que están en riesgo al nuevo coronavirus y no precisamente por razones de salud.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Comité Internacional de la Cruz Roja para México y América Central (CICR) también los migrantes, los reos, las mujeres y niñas víctimas de violencia de doméstica y hasta el personal médico están en riesgo y su situación puede agravarse por la pandemia.

Publicidad

Migrantes, doblemente vulnerables

Entre los grupos en riesgo están las personas migrantes y quienes se encuentran en centros penitenciarios, quienes de por sí ya enfrentan situaciones de vulnerabilidad, las cuales se pueden incrementar en medio de la epidemia de COVID-19.

Antonio Molpeceres, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México, señaló en conferencia que la población migrante es una de las más olvidadas, por lo que hizo un llamado al gobierno federal para que atienda a las personas que son retornadas por el gobierno de Estados Unidos.

"Los migrantes son de las poblaciones más vulnerables del país. Observamos con cierta preocupación la frontera norte del país, los mexicanos que están siendo retornados y es muy importante que ese grupo reciba atención médica y las pruebas que son necesarias", afirmó.

Un ejemplo de ello, es el caso de los 14 contagiados en Tamaulipas . La secretaria de salud del estado, Gloria Molina, comentó en entrevista con Expansión Política que hay cerca de 13,000 migrantes solo en la entidad en riesgo de contagiarse .

Martienus De Boer, jefe adjunto de la delegación Regional para México y América Central del CICR, expuso a su vez que muchos países han cerrado sus fronteras y les preocupa que para prevenir contagios deleguen los derechos de los migrantes y su protección, por lo que recomienda que se establezcan medidas de recepción para asegurar que no haya más transmisión de coronavirus.

El virus no para en la frontera, entonces cruza con la gente, si hay migrantes que tienen el virus que están en México, de la misma manera que hay mexicanos contagiados en México, los migrantes no son más o menos en riesgo que en sus propios países”, aseguró.

Publicidad

Sobre las personas en reclusión, Jordi Raich, jefe de la Delegación Regional del CICR, comentó que como organización han manifestado su preocupación sobre si el COVID entrara o llegara a entrar a los centros de reclusión porque estos lugares a menudo carecen de las acciones sanitarias más adecuadas y hay algunos con hacinamientos donde es “prácticamente imposible” mantener la distancia.

“Nuestra recomendación es que las autoridades evalúen la posibilidad hacer liberaciones de carácter humanitario de determinadas personas de riesgo. Son las autoridades quienes deciden qué personas pueden liberarse o no y en función de eso capacitarlos, la situación, no es explosiva, pero es preocupante para nosotros”, señaló.

En México, recientemente se aprobó la Ley de Amnistía en ese sentido. Aunado a eso, el gobierno federal anunció la preliberación de alrededor de 400 presos federales , como una medida para evitar contagios de coronavirus de las personas que están en prisión.

El consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, explicó que la preliberación podría beneficiar a 6,000 presos. Primero verían el caso de personas de más de 65 años que hayan cumplido el 70% de su condena y luego analizarían a otros reos que tengan hasta 60 años y hayan cumplido gran parte de su condena.

Publicidad

Jordi Raich señaló que si bien la pandemia impone un reto para todos, las comunidades afectadas por la violencia y la marginación sufrirán más por los efectos de la situación, por lo que se necesitan acciones coordinadas para protegerlos.

“Todas las medidas que se tomen para enfrentar esta situación deberían tener en cuenta la necesidad y la no discriminación, así como los derechos y necesidades específicas de los más vulnerables”, expuso.

ONU, preocupada por mujeres y personal médico

Molpeceres expresó que también hay mucha preocupación por la violencia doméstica que sufren mujeres y menores en el confinamiento, la cual ha ido en aumento tras las medidas de distanciamiento social, entre ellas el “Quédate en casa”.

De acuerdo con la Red Nacional de Refugios (RNF), en el primer mes de confinamiento en México incrementaron en más del 80% las llamadas y mensajes recibidos de solicitud de apoyo a causa de violencias de género.

El funcionario también señaló que existe consternación por la violencia que está sufriendo el personal médico, e hizo un llamado a hacer algo, pues aseguró que si hay un grupo que hay que proteger en este momento es precisamente éste que está atendiendo a los pacientes con COVID-19.

El pasado 20 de abril, Fabiana Maribel Zepeda Arias, jefa de la División de Programas de Enfermería del IMSS, informó que se han registrado al menos 21 agresiones en contra de personal médico en la Ciudad de México, el Estado de México, Yucatán, San Luis Potosí, Sinaloa, Jalisco, Puebla, Morelos, Coahuila, Guerrero, Quintana Roo y Durango.

“Dos temas que vale la pena recordar, la violencia doméstica que sufren mujeres y niños en confinamiento, nos preocupa muchísimo (…) el otro tema es ‘las 21 agresiones contra médicos, enfermeras’, si hay un grupo que hay que proteger hoy en día es el de protección de salud”, señaló Molpeceres en conferencia de prensa.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad