Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Violencia y desigualdad, el impacto del COVID-19 en la vida de las mujeres

Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, advirtió sobre el aumento la violencia doméstica y sobre la desigualdad que enfrentan las mujeres en esta contingencia.
lun 13 abril 2020 10:54 AM
onu mujeres
ONU Mujeres alertó que las enfermeras del país y trabajadoras de salud deben tener las capacidades y sobre todo los apoyos para poder responder de la mejor manera ante la atención de los miles de casos que se presentan.

Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en México, advirtió sobre el impacto negativo que la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID- 19 ha causado a las mexicanas, el cual va desde la discriminación hacia el personal femenino de salud, el impacto económico en los hogares sostenidos por una mujer, la desigualdad en el rol de cuidados, así como el incremento de la violencia doméstica.

En una entrevista realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas en México, Sanz Luque señaló que es preocupante la violencia y discriminación que enfrentan las trabajadoras de la salud, por lo que lejos de ver actitudes de agradecimiento y solidaridad hacia la difícil tarea que ellas están teniendo, lo que se está viendo "es el nivel de discriminación a la que están expuestas por parte de la sociedad".

"Las enfermeras tienen una gran responsabilidad en la tarea de cuidados y si no hay una corresponsabilidad del interior de sus hogares para que ellas puedan ejercer su labor sanitaria, pues esta situación va a agravarse en un mayor peso de responsabilidad sobre ellas y por tanto es importante poner en marcha medidas que reconozcan sus necesidades desde el inicio de los planes de mitigación", resaltó.

Un segundo ámbito que hay contemplar, de acuerdo con Sanz Luque, es el impacto económico que tendrá la pandemia en las mujeres mexicanas, pues una gran mayoría de ellas laboran predominantemente en el sector informal, es decir, trabajos que si bien puede ser remunerados no cuentan con seguridad social.

"Esto las pone en una especial vulnerabilidad, sin dejar de hablar de que las mujeres todavía ganan un salario inferior al de los hombres por trabajos similares", comentó.

La representante de ONU-Mujeres en México destacó además que el rol de cuidados se distribuye inequitativamente, pues las mujeres ocupan aproximadamente 2.6 veces más tiempo que los hombres a las tareas de cuidar a niños y niñas, enfermos, adultos mayores y cuidado del hogar en general.

Publicidad

"Esto hace que cuando estamos en una situación como las medidas de confinamiento que han decretado los distintos países para evitar el contagio, precisamente recaiga una mayor tarea de cuidado sobre las mujeres y que esto afecte no solo su capacidad de seguir desempeñando sus tareas económicas remuneradas sino un gran peso de trabajo sobre sus hombros", aseguró la representante de este organismo internacional.

Sanz Luque expresó también que hay colectivos que son especialmente vulnerables ante esta situación, como el de las trabajadoras domésticas, quienes en estas situaciones de confinamiento se ven ante el riesgo de perder sus empleos cuando suelen ser las principales proveedoras de los ingresos económicos en sus hogares.

Resaltó que otro de los ámbitos en los que hay un enorme impacto es en el incremento de la violencia doméstica hacia las mujeres, sobre lo cual pide poner una especial atención a que la respuesta que se dé a esta crisis incorpore una perspectiva de género.

"Que incorpore un análisis cuidadoso de los datos con los que contamos para analizar la situación de las mujeres y de las niñas, y desde luego que esto nos lleve a dar una respuesta que atienda a esas necesidades para que este impacto se minimice en definitiva para que la recuperación a la que llegaremos, en la que todos y todas trabajaremos, tenga una posibilidad que las mujeres sean lo menos afectadas posible", expresó.

Publicidad

La representante de ONU-Mujeres en el país indicó que de acuerdo a los datos que la propia Secretaría de Gobernación ha emitido, existe un 25% aproximado de incremento de llamadas a la línea 911 que atienden a víctimas de violencia de género, mientras que la Red Nacional de Refugios (RNR) ha recibido al menos un 60% más de solicitudes de apoyo.

Sanz Luque reconoció que en medio de esta situación de salud, el gobierno de México ha mantenido la atención, prevención y protección de las víctimas de violencia de género.

Recomendamos: Nuestra salud emocional: otra víctima de la emergencia por el COVID-19

"Estamos viendo que tanto el gobierno federal como gobiernos estatales con distintos ejemplos que podemos citar, han puesto atención a esta problemática, han comunicado que van a poner un esfuerzo redoblado en la capacidad de la línea 911 para atender a las víctimas que puedan requerir y que van a estar requiriendo apoyo", dijo.

La representante de ONU-México reconoció también que se está fortaleciendo la capacidad de que los centros de atención tengan el personal necesario para atender a las víctimas.

"Tanto para el caso de México como para otros países, las medidas de prevención son muy importantes, y estas medidas tienen que ver con que toda mujer que se vea en una situación de violencia sepa a dónde acudir, sepa cómo llamar y tengan los medios para hacerlo", resaltó Sanz Luque.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad