Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los retos y oportunidades para los próximos mandos de las Fuerzas Armadas

Dos periodistas especializados coinciden que la llegada de mandos jóvenes al Ejército y la Marina mexicanos beneficiará a las Fuerzas Armadas, a la par que destacan sus retos y oportunidades.
Semar-Sedena
Mandos militares. Uno de los retos que enfrentarán los futuros titulares de la Sedena y Semar es precisamente demostrarle al presidente electo que la naturaleza militar no puede cambiar.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El almirante José Rafael Ojeda Durán, próximo secretario de Marina, y el general Luis Cresencio Sandoval González, futuro secretario de la Defensa Nacional, tendrán que demostrar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador la naturaleza militar de las Fuerzas Armadas a la par que podrían llevar a cabo una transformación de los institutos armados, consideraron expertos que plantearon los retos y oportunidades que tendrán estos mandos.

Juan Ibarrola, periodista especializado en el tema, dijo en entrevista con ADNPolítico que las Fuerzas Armadas tienen que guardar sus mismos principios para el combate a la delincuencia organizada, aunque haya un discurso de pacificación de México.

“Podría existir el discurso y la delincuencia y los grupos criminales violentos de este país seguirían haciendo de las suyas y ahí no hay paz. Al no haber esa paz, las Fuerzas Armadas son quienes darían resultados, quienes harían frente a ese problema”, diagnosticó.

Lee además: Expertos piden a AMLO explicar plan de reclutamiento

Ibarrola previó que uno de los retos que enfrentarán los futuros titulares de la Sedena y Semar es precisamente demostrarle al presidente electo que la naturaleza militar no puede cambiar aún cuando exista un proyecto de pacificación.

“La pacificación del país que va a intentar López Obrador primero debería de definir de manera concreta a qué se refiere con pacificar porque también para obtener la paz se necesita combatir”, explicó.

Publicidad

“El otro reto es demostrarle al presidente de México que las fuerzas armadas le van a ser leales. Creo que es un tema que él no conoce, la lealtad, sobre todo la lealtad con honor. No me refiero a que él no lo sea, sino a que su equipo cercano nunca le guardará tanta lealtad como se la van a guardar las fuerzas armadas”, explicó.

Ibarrola aplaudió que en la Defensa Nacional quede un hombre joven y con amplia experiencia como mando.

“El general Sandoval es uno de los hombres más cercanos a Salvador Cienfuegos y es un hombre de gran confianza para el general. Fue su subjefe operativo del Estado Mayor de la Defensa parte de este sexenio, luego lo ascendieron a general de división, se fue a la IV Región Militar. Y aquí la parte importante de esta designación es el hecho de que es una de las partes más complicadas del país, por eso el general secretario mandó para allá al general Sandoval”, apuntó Ibarrola.

“El almirante Ojeda es el tercer hombre de confianza y de importancia del actual secretario de Marina”, añadió.

Ven oportunidad para la transformación de Fuerzas Armadas

Por el contrario, Juan Veledíaz, otro periodista especializado en fuerzas armadas, consideró que la llegada de Ojeda Durán y Sandoval González "es un mensaje de ruptura con los grupos que durante más de 24 años controlaron la plana mayor y lo que es la cúpula del Ejército".

Veledíaz destacó que el próximo titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval, posee fortalezas como los cursos de operaciones de apoyo a la paz que realizó en Canadá y su estancia en la Agregaduría de México en Washington (Pentágono) cuando era teniente coronel.

Recomendamos: AMLO designa a los futuros titulares de la Marina y la Defensa

Consideró que ese nombramiento y el de José Rafael Ojeda como secretario de Marina podrían generar la ansiada transformación de los institutos armados.

Para el autor de 'Jinetes de Tlatelolco' y otros textos especializados en fuerzas armadas, entre los cambios que se podrían ver en el Ejército serían mayor transparencia y apertura. Un ejemplo podría ser que, efectivamente, se hiciera la anunciada investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, que podría derivar en castigos contra altos mandos militares.

“Quizás estemos ante una apertura real en el Ejército y podemos empezar a conocer algunas de las cosas durante muchos años guardadas. Se anuncia una transformación, pero veremos si esto queda palpado en un hecho concreto, como la investigación de mandos militares por el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa”, indicó el periodista.

Apuntó que es posible que una verdadera reforma en las Fuerzas Armadas ayudaría en el mejoramiento de la imagen de las instituciones ante la sociedad.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad