Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La hija del periodista Antonio de la Cruz fallece tras ataque

La joven Cinthya de la Cruz de 23 años de edad, se encontraba delicada de salud y siendo atendida en un hospital de la entidad debido a heridas recibidas tras el ataque contra su padre.
vie 01 julio 2022 09:53 PM
periodista asesinado tamaulipas
El reportero Antonio de la Cruz fue asesinado cerca de su domicilio en Ciudad Victoria, Tamaulipas.
Publicidad

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, informó sobre el deceso de la joven.

"El equipo médico hizo todo lo humanamente posible para evitar este desenlace. Expreso mis condolencias a su mamá y familiares y reitero el compromiso de que este hecho no quedará impune", señaló en su cuenta de Twitter.

 

Cinthya murió el día que su padre fue sepultado en Ciudad Victoria tras el ataque directo en su domicilio con impactos de bala con un arma de fuego calibre 40 milímetros, de uso exclusivo del Ejército.

La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas informó que en esta ciudad ya hay elementos de la FGR para investigar el homicidio.

"Se encontraron municiones de una sola arma de fuego, lo que nos hace presumir que solo una intervino hasta el momento", detalló el titular de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica.

De la Cruz fue reportero en varios medios de la capital y laboró por más de 15 años en el periódico Expreso. Con este presunto homicidio, suman 12 los periodistas asesinados en lo que va del año en México; aunque la organización Artículo 19 confirma 8 asesinados con relación a su labor periodística.

Antes que De la Cruz, fueron asesinados este año en México Yessenia Mollinedo Falconi, Sheila Johana García Olivera, Luis Enrique Ramírez, Lourdes Maldonado, Margarito Martínez, Heber López Cruz, Juan Carlos Muñiz, Jorge Camero Zazueta, Roberto Toledo, José Luis Gamboa y Armando Linares.

La asociación Reporteros Sin Fronteras ha denunciado una violencia "inédita" contra la prensa en México, que se mantiene como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en el mundo.

 
Publicidad
Publicidad