Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inseguridad, migración y desempleo, los retos de Marina del Pilar Ávila en BC

Marina del Pilar Ávila tomó protesta como gobernadora de Baja California; expertos y líderes ven urgencia de reconciliación con empresarios y con otros sectores de la sociedad.
lun 01 noviembre 2021 06:00 AM
marina-del-pilar-retos
ENSENADA, BAJA CALIFORNIA,16OCTUBRE2021.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador firmó el Acuerdo para la Regularización de Vehículos Usados de Procedencia Extranjera. FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

Baja California iniciará este 1 de noviembre una nueva administración, encabezada por la morenista Marina del Pilar Ávila, entre cuyos retos están los problemas de inseguridad, migración y creación de empleo.

José María Ramos, investigador del Colegio de la Frontera Norte, y Jaime Martínez Veloz, excandidato a la gubernatura de esa entidad, por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), también han señalado la urgencia de una reconciliación con el sector empresarial y con varios sectores de la sociedad.

Publicidad

Ramos señaló que la reapertura de la frontera será un nuevo motivo de tensión: “Como sabemos Estados Unidos no ha reconocido hasta la fecha la vacuna Cancino y Sputnik que se aplicó, a cuando menos, al 20% y 30% de la población de los estados de la frontera norte”.

Veloz por su parte establece que “la única promesa de campaña, que Bonilla si cumplió, fue la de hacer historia: ha sido hasta ahora el peor Gobernador en la Historia de Baja California”, por lo que la exalcaldesa tiene el gran reto de dejar atrás esa "mala administración".

Empleo, inseguridad… y más

Para el también investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública, José María Ramos, aunque la entidad fronteriza enfrenta problemas de inseguridad en materia de homicidios dolosos, ese tema parece no haber “pesado tanto” en la votación del 6 de junio, pues la ciudadanía refrendó su apoyo a Morena.

Además, el académico señaló que la administración de “Bonilla” generó una serie de puntos de desencuentros con el sector empresarial, que ahora la futura gobernadora deberá recomponer.

“Tengo entendido que invitó a colaborar a una persona que viene del sector empresarial, lo cual abona un poco a tratar de reducir la tensión en ese sentido”, expresó.

Ramos consideró que, a pesar de que los estados fronterizos, entre ellos Baja California, se han reactivado laboralmente tras la vacunación masiva en el país del norte, a los bajacalifornianos les urge la reactivación de empleos.

“Tenemos la industria maquiladora que sin duda alguna es vital para la entidad, pero también hay una masa importante de jóvenes egresados que requieren alternativas laborales, educativas, entre otras”, anotó el académico.

En materia de seguridad, recordó que para nadie es ajeno que en el estado hay grupos delictivos, actividades de trasiego y distribución de drogas a Estados Unidos que, si bien son problemas de carácter federal, se requiere una estrecha colaboración entre los tres niveles de gobierno", agregó.

Publicidad

Cifras de inseguridad en Baja California

Según las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta septiembre de este año el estado se ubica en el tercer lugar nacional en incidencia delictiva, con 224.1 carpetas de investigación (delitos) por cada 100 mil habitantes, mientras que la media nacional es de 132.3.

En 2020, al inicio de la administración de Bonilla, el estado ocupó el primer lugar en homicidios dolosos, robo de vehículos y trata de personas.

En homicidios dolosos se registró una tasa de 70.82 delitos por cada 100 mil habitantes, 302% mayor que la tasa nacional. Tijuana fue entonces el segundo municipio a nivel nacional con más feminicidios.

Durante su administración, Jaime Bonilla desapareció la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y concentró a la Policía Estatal Preventiva (PEP) en la Fiscalía General de Baja California, sin embargo, los delitos no bajaron.

El investigador apuntó que en materia de seguridad hubo varios “desencuentros” entre la administración de Bonilla y las dirigencias del Ejército y la Guardia Nacional.

De acuerdo con el académico, urge que la nueva administración de la exalcaldesa de Tijuana, Ávila Olmedo, “abone un poco a tratar de fortalecer la coordinación entre los diversos grupos", porque "ha tenido una serie de limitaciones”.

García Ramos explicó que el estado contó con un modelo de seguridad “muy eficaz, en el sentido de generar toda una estrategia de comunicación con los ciudadanos": "Comunicaba, había una estrategia militar muy fuerte que redujo los niveles de seguridad y extorsión”.

“Es claro que la futura gobernadora apuesta nuevamente por la Secretaría de Seguridad Pública y creo que es importante porque se da un reconocimiento en el sentido de que hubo problemas (en la pasada administración) y que ahora la idea es tratar de fortalecer la coordinación (con otros entes de seguridad)”, mencionó.

El investigador abundó que se debe fortalecer la política de prevención con programas destinados a los jóvenes, a los adultos mayores y a una mejor coordinación entre los cuerpos de seguridad y la ciudadanía para fortalecer el tejido social, reducir la inseguridad y otorgar alternativas de empleo a los jóvenes.

Publicidad

Relación con Estados Unidos

El académico José María Ramos señaló que un punto central para el estado es la relación comercial, de amistad, migratoria, de turismo y de seguridad que mantiene con los Estados Unidos y la Conferencia de gobernadores fronterizos México-EU, próxima a cumplir 40 años.

“Está próxima a cumplir la Conferencia de gobernadores fronterizos 40 años y ha sido un espacio muy importante para tratar de comunicar, informar, planear y compartir alternativas”, comentó.

Sin embargo, refirió que, en los últimos casi tres años, dada la situación de la pandemia, “no ha habido una convocatoria precisamente por las diferencias que se han tenido, sobre todo con el estado de Texas (EU)”.

“La gobernadora Marina del Pilar hace un recorrido a la capital de California para fortalecer una serie de temas. Conseguir es un avance importante, pero creo que se debe fortalecer más el papel con este estado (Texas), con San Diego, con los Ángeles”, acotó.

Ramos puntualizó que hay una actividad turística muy importante, porque “cuando menos el 60% de las personas que visitan (Baja California) son de origen mexicano”.

Por ello, insistió en que la reapertura de la frontera será vital: “La cooperación transfronteriza el tema de turismo y las relaciones sociales es muy importante, porque nuestros paisanos y los estadounidenses pudieron cruzar a México, en cambio nosotros no”.

“Digamos que no la tiene nada fácil la gobernadora”, anotó el también Doctor en Ciencias Políticas y Sociología del Instituto Universitario Ortega y Gasset.

También te puede interesar:

¿Quién es Jaime Bonilla?

Jaime Bonilla fue postulado candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California” y obtuvo la victoria con el 50.3% de los votos. El 1 de noviembre de 2019 rindió protesta, en un estado donde por más tres décadas fue un bastión panista.

Bonilla asumió la gubernatura de Baja California por dos años, sin embargo, intentó prolongar su mandato de dos a cinco años, luego de que el congreso local aprobó una reforma a la constitución del estado.

Sin embargo, el 11 de mayo de 2020 la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional la llamada "Ley Bonilla", por lo que su período concluye el 31 de octubre de 2021.

En enero del 2020, dos meses después de asumir su cargo, dijo que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no representaba nada más que a un grupo de empresarios inconformes y confundidos.

Incluso, en relación a las quejas de ese sector por nuevos impuestos, indicó que "lloran peor que un puerco atorado en un cerco".

Publicidad

Jaime Martínez Veloz, excandidato a la gubernatura de Baja California, considera que lo mejor que le pasará al estado el 1 de noviembre es la conclusión del mandato de Jaime Bonilla,

“Aquí lo importante es que Bonilla se va. Bonilla duró dos años y la lucha que dio por ampliar su mandato y todo el dinero que dio para corromper a los diputados y a muchas personas, no le funcionó”, indicó.

Martínez Veloz recordó que el fallo de la Corte no miente: el empresario y político México-estaduonidense incurrió en “un gran fraude postelectoral y a la Constitución”, al pretender alargar su mandato de dos a cinco años.

“Un ilícito atípico maquinado desde el Congreso de Baja California mediante un efecto corruptor que manipuló la Carta Magna y los principios de la democracia”, estimó el también exintegrante de la Comisión de Concordia y Pacificación de Chiapas (Cocopa).

“Bonilla hereda a Marina del Pilar Ávila Olmeda, y a la sociedad bajacaliforniana, un estado sumido en la violencia, enfrentamientos sociales, conflictos políticos, extorsiones, fraudes y otras distorsiones perpetradas en el ejercicio del cargo”, resume Martínez.

“Ni siquiera debió haber sido registrado como candidato, y sería otro grave error y una gran ilegalidad que dicho individuo ocupara cualquier otro puesto público en nuestro país, dadas las violaciones a la ley en las que ha incurrido durante toda su vida, tanteo en Estados Unidos como en México”, abundó.

En BC no ganó Morena, perdió la oposición

Martínez Veloz consideró que en Baja California no ganó Morena, sino que perdió la oposición.

“Más que ganar Morena, la oposición perdimos. No tuvimos la capacidad de constituir una alternativa o un mecanismo que lograra el respaldo de la población en las urnas”, resaltó.

Más allá de las razones que tengan los distintos partidos –agregó–, “la oposición no tuvo la capacidad de construir una opción de poder frente a Morena”.

El excandidato señaló que también hubo distintos factores que influyeron en el resultado de la elección.

Sobre la seguridad explicó: “En la zona este de Tijuana hubo una gran actividad del crimen organizado desalentando el voto. En lugares clave parecieron cabezas de personas, encendieron casillas. Se trató de toda una estrategia para desalentar el voto”.

“No hay estrategia en materia de salud, en materia de educación, de empleo, de seguridad. Ojalá se construya, pero yo no la veo”, puntualizó.

Publicidad
Publicidad