Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados de la Alianza concentran el 40% del recorte al gasto federalizado

Para 2021, se prevé una reducción de alrededor de 107,900 mdp de gasto federalizado, las entidades que integran la Alianza Federalista perderán 43,000 mdp de aprobarse el proyecto de Hacienda.
mié 30 septiembre 2020 05:45 AM
Alianza federalista
De acuerdo con estimaciones de la Alianza, en el Proyecto de Presupuesto del Egresos para el 2020, se podrían recortar 20,317.6 mdp del Ramo 28; del Ramo 33, 8,089.3 mdp, mientras que para carreteras y obras, los gobernadores señalan un recorte de 5,308 mdp.

La bolsa de recursos que el gobierno federal entrega a estados y municipios tendrá una reducción de 107,900 millones de pesos para el próximo año, de aprobarse el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) propuesto por el gobierno federal a la Cámara de Diputados.

Para el 2021, el gasto federalizado representa un 5.5% menos de lo aprobado en 2020 y, de acuerdo con datos de la Alianza Federalista, los estados que la integran absorberían el 40% del recorte, es decir alrededor de 43,000 mdp.

Publicidad

Los gobernadores de Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, que conforman esta Alianza, aseguran que esto tendría un impacto en servicios de salud y educativos, en mantenimiento de infraestructura carretera, entre otros, además alertan de que el PPEF2021 no se asignan recursos para fondos como el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG).

Los mandatarios sostienen que el dinero es de “la Federación” y no solo del gobierno federal, por lo que argumentan que sus entidades son las más productivas y aportan gran parte de los recursos que la administración usa para sus apoyos sociales y obras prioritarias.

“Estos estados representamos gran parte de los impuestos de este país, estos estados estamos generando la riqueza de este país, los empleos, y los impuestos con los que el gobierno federal está llevando a cabo obras de infraestructura y programas sociales”, enfatizó el gobernador tamaulipeco Francisco Cabeza de Vaca, en una conferencia en la Ciudad de México.

De acuerdo con un análisis de México Evalúa, en el monto de gasto federalizado en el PPEF 2021, se recortarían 62,400 mdp al Ramo 28, que son recursos transferidos de manera proporcional a la participación económica de los estados y su recaudación; 30,200 mdp a los convenios de descentralización; 7,700 en aportaciones federales (Ramo 33); 1,100 al Ramo 25, sobre los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos y 6,600 al Ramo 23, en provisiones salariales y económicas, que ha sido frecuentemente criticado por la discrecionalidad y opacidad que permite en el manejo de los recursos públicos.

“El total de gasto federalizado que son los recursos que se transfieren a través de transferencias etiquetadas y no etiquetadas a estados y municipios, se redujo 5.5% en total, pero los rubros más afectados en términos porcentuales son los convenios de centralización, con 23.1%, y el Ramo 23, 41.8%”, detalló Lía Álvarez, de México Evalúa.

Publicidad

La investigadora comentó que por el lado de las participaciones, se usan generalmente para gasto corriente, pero también para pago de deuda y obra pública, por lo que se van a “mermar” esas actividades en estados y municipios, mientras que por las aportaciones va a pegar en salud, educación básica y normal, infraestructura, seguridad, entre otros, porque son recursos etiquetados.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) señala que el gasto federalizado es el principal componente de los recursos de las entidades, el cual representa en promedio el 87% para 2021, por lo que alerta que el recorte restringirá su presupuesto para proveer bienes y servicios para sus habitantes, lo que cobra relevancia en el contexto de la emergencia sanitaria por COVID-19.

“La dependencia de los estados de las transferencias federales y la inercia que impera en su distribución, comprometen su capacidad para proveer bienes y servicios para sus habitantes”, advierte en un análisis.

Publicidad

El recorte en los aliancistas

Los estados miembros de la Alianza estiman sus perdidas en alrededor de 43,333 millones de pesos (sin contar a Aguascalientes, cuya información no se obtuvo). Del ramo 28, los nueve estados perderían 20,317.6 mdp, del ramo 33, 8,089.3, y de carreteras y obra pública (5,308 mdp).

Michoacán sería la entidad más afectada, con 12,349.1 mdp, ya que considera 5,692.5 mdp por el convenio de nómina educativa, para el pago de los docentes que no está asignado en el FONE, el cual no fue considerado en el presupuesto 2021.

Sobre la conservación de caminos rurales, a cargo de SCT, el gobernador Javier Corral comentó que mientras que solo dos entidades del país, Oaxaca y CDMX se llevan 3,505 mdp, la asignación para su estado que tiene un territorio de 249,000 km es de solo 53.6 mdp.

“Prácticamente solo dos entidades se llevan la asignación para 2021 en este rubro, todos los demás tienen asignaciones menores. Es un ejemplo de la inequidad y discrecionalidad con las que se distribuyen los recursos”, aseguró.

Entre las asignaciones para el Ramo 23 no incluidos en el PPEF 2020, están recursos para el Fondo Metropolitano, el Fondo Regional y el Fondo de Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad y los subsidios en materia de Seguridad Pública (FORTASEG), que se designa a los municipios.

“La Constitución mandata a los municipios hacerse cargo de la seguridad en su territorio y de los pocos programas que tienen los municipios para atender son el Fortaseg, lo desparecen, y el Fortamun, lo disminuyen considerablemente”, comentó el mandatario de Michoacán, Silvano Aureoles.

En los casos de Colima, Durango, Nuevo León y Tamaulipas, se contemplan los subsidios para las acciones de búsqueda de Personas Desaparecidas y No localizadas, que no fueron asignados en el PPEF 2021, pero que consideran se pueden recuperar porque derivan de una “bolsa nacional”.

Pacto fiscal a revisión

El ‘jaloneo’ por el presupuesto para el próximo año, se da un contexto en el que los estados de la Alianza han pedido que se discuta el Pacto fiscal, con el que se reparte el gasto federalizado, el cual contempla fórmulas establecidas, así como los casos donde se pueden hacer convenios.

Recomendamos: Con un nuevo pacto fiscal, ¿quién pierde y quién gana?

Lía Álvarez, de México Evalúa, señaló que estos estados reciben alrededor de 30% de aportaciones y participaciones, y son de los estados que se han preocupado por tener “haciendas públicas sólidas”, por lo que la reducción les “merma” significativamente sus recursos.

Es importante cerrar filas y proponer blindar esa falta de recursos que están dejando de percibir los gobiernos locales.
Lía Álvarez, investigadora de México Evalúa.

El impacto de las reducciones

Los recortes tendrán en mayor o menor medida un impacto en el gasto corriente de los estados, pero también en lo que se destina para educación, salud e infraestructura, en diferentes proporciones.

De acuerdo con el CIEP, Tamaulipas y Zacatecas son los que presentan menores decrementos con 2.8% y 3.4%, respectivamente, mientras que la Ciudad de México y Campeche son los que presentaron mayores reducciones con 17.7% y 10.8%, respectivamente.

En términos per cápita, los principales receptores de gasto federalizado real serán la Ciudad de México, Baja California Sur y Campeche; los que menos recibirán son Guanajuato, Estado de México y Jalisco.

El mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ha enfatizado que no están pidiendo dinero para ellos, sino recursos para sus habitantes.

"Estamos pidiendo que no desaparezcan el fondo con el cual nuestros policías están comprando chalecos porque los están matando, estamos pidiendo dinero para los sistemas de salud porque hemos gastado de más por el COVID, para poder atender a los niños de cáncer que tristemente los han abandonado y se están muriendo, estamos pidiendo dinero para arreglar el camino del campesino que se levanta todos los días a las 5 de la mañana a labrar y sacas su cosecha”, asegura.

No es dinero para los estados, yo no le puedo pedir a un niño o campesino que se ajuste a la austeridad republicana, nosotros lo estamos haciendo, pero este dinero no es para nosotros es para todos los ciudadanos de nuestros estados.
Diego Rodríguez, gobernador de Guanajuato.

El gasto federalizado en 2021

De las reducciones al gasto federalizado, el Ramo 28 es el más afectado. Este rubro es instrumento para ‘incentivar’ a los gobiernos locales, ya que son recursos que se transfieren a las entidades y a los municipios de manera proporcional a su participación en la actividad económica y recaudación. Son de libre de administración, pero su destino usual es la cobertura de servicios personales y recursos materiales de los gobiernos locales y, en menor medida, el pago de deuda y de obra pública.

“Su carácter principal es el resarcimiento o la compensación. Entonces, si los recursos asignados para este Ramo son proporcionales a la participación de las entidades en la actividad económica y la recaudación, la afectación para ellas será directa, dada la crisis actual”, señala México Evalúa.

El segundo rubro más afectado de los Convenios de Descentralización, con el que las dependencias transfieren recursos a través de convenios para descentralizar funciones o reasignar los recursos correspondientes a programas federales y, en su caso, recursos humanos y materiales.

Los recursos para este fin se disminuyeron en 23.1%, debido a que se eliminaron convenios Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, así como los asignados a la Protección Social en Salud (Seguro Popular).

En el caso de las Aportaciones (Ramo 33), es la bolsa etiquetada, hubo una reducción en el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun), Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) equivalente a 10,200 mdp, lo que implica menos recursos para desarrollo regional, esto es: saneamiento, registros públicos y sistemas de recaudación, así como el financiamiento de obras y acciones en materia de infraestructura que ayuden a combatir la pobreza extrema y el rezago social.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad