Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Avanza desaparición del Seguro Popular, ¿qué cambia para los derechohabientes?

Para los registrados en el Seguro Popular se perfila el no tener cuotas, pero para la oposición se pondrá en jaque al sistema de salud, pues denuncian que no alcanzan los recursos presupuestales.
jue 24 octubre 2019 12:50 PM
imss
imss

Con la aprobación en la Cámara de Diputados de los cambios a la Ley General de Salud avanza en México la desaparición del Seguro Popular y ahora será el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) el encargado de la prestación gratuita de servicios de salud y medicamentos.

El principal cambio con esta reforma es que ya no pagarás una cuota para ser beneficiario de los servicios que antes brindaba el Seguro Popular. A partir de que se publiquen estas reformas, todas aquellas personas que no cuenten con seguridad social serán beneficiarios del Insabi.

Cabe recordar que hasta el momento, para estar en el Seguro Popular se tenían que cubrir una cuota, que podía ser personal o familiar, pero ahora sólo será necesario inscribirse en el padrón de derechohabientes.

Publicidad

¿Qué funciones tendrá el Insabi?

A partir de lo aprobado por los diputados, se prevén las siguientes obligaciones para el Insabi:

  • Prestar de manera gratuita servicios de salud y asegurar el suministro de medicamentos e insumos asociados y demás elementos necesarios para la atención de personas sin seguridad social.
  • Proponer a la Secretaría de Salud adecuaciones a la normatividad para para la prestación de gratuita de servicios de salud.
  • Impulsar estímulos para personal médico.
  • Además de participar en las compras consolidadas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Más del Insabi: "Desaparecer el Seguro Popular es un grave error"

Sin embargo, “el acceso gratuito a los servicios de salud y medicamentos será suspendido cuando la persona registrada se incorpore a alguna institución de seguridad social”. Esto puede suceder cuando un beneficiario consiga trabajo con prestaciones sociales como IMSS o ISSSTE.

Publicidad

Centralización de la salud

Con los cambios aprobados por la Cámara de Diputados, ahora será la federación –a través del nuevo Insabi– la institución que “desarrolle, coordine y supervise conforme a las cuales las entidades federativas y, en su caso, la Federación llevará a cabo la prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social”.

El nuevo Instituto será el responsable de celebrar acuerdos de coordinación con los estados “para la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social”.

Más del tema: El plan de AMLO carece (aún) de 'cura’ integral al sistema de salud

Los estados que acuerden que el Insabi se haga cargo de operar y supervisar los servicios de salud, deberán aportar recursos.

Incluso, durante la discusión en el pleno, se aceptó una modificación para que, en caso de que los gobiernos locales incumplan con sus obligaciones “las participaciones de la entidad federativa se podrán afectar como fuente de pago para cubrir la respectiva aportación”.

Sin embargo, se agrega que “el gobierno federal, conforme a lo que se establezca en el Presupuesto de Egresos de la Federación, destinará recursos anualmente para la prestación gratuita de servicios de salud”.

Pero, en el dictamen final, se quitó de la propuesta que los incrementos tenían que ser conforme a la inflación”.

Publicidad

La crítica

Diputados de oposición criticaron que con estos cambios y al eliminarse las cuotas se pondrá en jaque al sistema de salud, el cual argumentaron, no goza de buenas finanzas por lo que los cambios no se prevé un mejor financiamiento a los servicios de salud públicos.

“Es insostenible como lo están planteando, pero no quieren entender. Quitar los fondos de gastos catastróficos, centralizar el sistema y hacerlo con la opacidad para tener 40,000 millones de pesos sin decir para qué ni para cómo ni para cuándo ni en dónde ni cómo y ahí después nos informan, ¿y en un fideicomiso? Hay que ser consistentes.

"Qué poca vergüenza si aprueban el dictamen”, reclamó en tribuna el panista Éctor Jaime Ramírez, secretario de la Comisión de Salud.

Desaparición del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos

Con los cambios también se aprobó que desaparecerá el Fondo de Gastos Catastróficos que, actualmente, “otorga servicios médicos de alta especialidad a los beneficiarios del Seguro Popular que padecen enfermedades de alto costo (en virtud de su grado de complejidad o especialidad y el nivel o frecuencia con la que ocurren), que pueden poner en riesgo su vida y su patrimonio familiar”.

Recomendamos: "En salud, no caben temas partidistas"

Ahora se creará el Fondo de Salud para el Bienestar, un fideicomiso público y que tiene como fin destinar los recursos a la atención de necesidades de infraestructura, además de complementar los recursos al abasto de medicamentos.

Cuando sea publicada esta ley, de hecho, se tendrá que transferir 40 mil millones de pesos del antiguo fondo al Instituto de Salud para el Bienestar.

Una polémica más:

Con los cambios a la Ley General de Salud, ahora, los licenciados en Enfermería, “podrán prescribir aquellos medicamentos del Compendio Nacional para de Insumos para la Salud”, una crítica que para los defensores de la reforma es infundada, pues es mejor, para ellos, que los enfermeros prescriban a que las personas se automediquen.

Todos estos cambios fueron aprobados por los legisladores y enviados al Senado para que dicha cámara los analice y vote.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad