Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alianza PAN-PRD y PRI en CDMX se ve afectada por disputa con 'Alito' Moreno

"Suspender" la alianza Va por México y la disputa por quién será el candidato debilitan a la oposición que debe ir unida para tener posibilidad en la ciudad frente a Morena, según especialistas.
mié 14 septiembre 2022 06:00 AM
alianza cdmx.jpg
La alianza Va por la CDMX, integrada por el PAN, PRD y PRI, ganó 9 de las 16 alcaldías de la CDMX, pero su permanencia para la elección de 2024 -cuando se votará por la jefatura de Gobierno- es incierta ante el conflicto entre los partidos desde sus dirigencias nacionales.

La alianza formada entre PAN, PRD y PRI que en las elecciones de 2021 logró ganar nueve de las 16 alcaldías en la Ciudad de México, hoy se encuentra incierta ante la “suspensión” del frente Va por México desde las dirigencias nacionales de los partidos de oposición.

Analistas coinciden en la necesidad de que estos partidos vayan unidos para tener posibilidad de competir frente a Morena para gobernar la capital, sin embargo, la propia disputa para definir quién será la persona que ocupe la candidatura por la oposición.

Publicidad

A nivel nacional, el PRI ha sido el punto que ha puesto en duda la alianza a partir de los escándalos alrededor de su presidente Alejandro “Alito” Moreno, revelados en grabaciones obtenidas mediante espionaje y difundidas por la morenista Layda Sansores, gobernadora de Campeche.

Después por la iniciativa presentada por el Revolucionario Institucional para ampliar la participación del Ejército en tareas de seguridad hasta 2028, cuando la alianza se ha posicionado en contra de la militarización del país durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Si bien partidos como el PAN tienen la fuerza suficiente para ganar territorios como Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón por sí mismos, la victoria de la oposición en la ciudad se dio gracias a una coyuntura, apunta Gustavo López Montiel, profesor de Ciencia Política en la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tec de Monterrey.

“En buena parte obedeció a una coyuntura en donde una sección del electorado que no vota salió a botar sobrepasando las estructuras de Morena en la capital y por los problemas que tuvo Morena para movilizar su estructura”, explica en entrevista con Expansión Política.

 

El académico sostiene que los tres partidos de la alianza se encuentran posicionados de forma muy diferenciada en la capital, por lo que competir por separado les restaría posibilidades de obtener votos en las urnas en 2024 en una ciudad gobernada por la izquierda desde hace 25 años.

“El PAN es en la alianza el partido que tiene el porcentaje más alto de votos y que pos sí mismo puede ganar dos o tres alcaldías. Por otro lado está el PRI, particularmente en Cuajimalpa, pero es una presencia un tanto ambigua porque más bien son grupos los que están ahí y que se han movido a lo largo de distintos partidos.

“El PRD tiene una fuerza menor, casi todas sus estructuras políticas se fueron a Morena; quedó con cierta influencia en algunas alcaldías pero no logra por sí mismo ganar en este momento una alcaldía como tal”, sostiene.

Christian Salazar, especialista en política y académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, advierte que la propia competencia en la alianza para definir a su candidato o candidata en la ciudad podrá desgastar la unión entre PAN, PRI y PRD.

“Una alianza de este tipo entre los tres partidos genera complicaciones a la hora de decidir candidatos, porque evidentemente hay siempre un jaloneo por las posiciones, una negociación y cada partido reclama para sí tener la mayor representación posible.

 

“Es temprano para saber quién será el candidato pues habrá que ver qué método elegirá la oposición y acuerdos”, sostiene.

Sin embargo no faltan quienes ya han levantado la mano o de forma más sutil dejado entrever su aspiración de competir por la jefatura: los alcaldes panistas Santiago Taboada y Lía Limón, así como la senadora del blanquiazul Xóchitl Gálvez; también el alcalde Adrián Ruvalcaba, del PRD y el diputado federal Víctor Hugo Lobo, del PRD. Se suma la ex candidata presidencial Margarita Zavala y por Movimiento Ciudadano, Salomón Chertorivski.

Para Salazar, a ninguno de los integrantes de la alianza tiene la fuerza suficiente para ir con una candidatura individual en la ciudad.

“Los partidos PRI, PAN, PRD por sí solos vienen disminuidos, no han tenido una claridad en sus posiciones ni en sus programas de gobierno. Son contestatarios, pero en realidad no han presentado políticas alternativas que den claridad a la gente para voltear hacia ellos”, asegura.

El profesor de la UNAM considera la Unión de Alcaldes de la Ciudad de México (UNACDMX) como otra cara de la alianza opositora en la capital.

“Es un frente que está vigente, que ha hecho alianzas para ser un contrapeso al Gobierno central, a veces con éxito y a veces sin él, pero al menos genera una voz disidente que es incómodo para el Gobierno de la ciudad”, comenta.

 

Por su parte López Montiel señala que pese a la inestabilidad de la alianza Va por México a nivel nacional, las dirigencias en la ciudad podrían decidir mantenerla.

“En algunos de esos espacios pueden intervenir las dirigencias nacionales y pueden suspender una alianza, pero depende de la forma en que se genera la relación de fuerza en cada partido.

“Lo que pasa a nivel nacional no necesariamente se replica a nivel local; sí la dirigencia nacional puede tener cierta incidencia pero estaría hasta cierto punto debilitada, entonces esto permitiría a algunos grupos en la parte local forzar una alianza”, indica el académico del Tec de Monterrey.

Publicidad
Publicidad