Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estas son las razones por las que las palmeras en CDMX están muriendo

En toda la capital se han observado palmas enfermas, pero a qué se debe esto. Una investigadora de la UNAM lo explica.
vie 06 mayo 2022 11:38 AM
Las palmeras en CDMX están muriendo por varias razones. (Palmera en Reforma enferma).
Vista aérea de "La Palma" que fue retirada en la CDMX hace unos días.

El pasado 24 de abril fue retirada la emblemática palma de Paseo de la Reforma d ebido a las malas condiciones de salud que se le detectaron, sin embargo, en toda la Ciudad de México hay palmas enfermas que están siendo taladas por el gobierno capitalino.

Al respecto, Ivonne Guadalupe Olalde Omaña, investigadora del Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asegura que esto se debe principalmente al ambiente hostil para la especie que impera en la capital.

Publicidad

A través de un comunicado, la investigadora detalló que aun cuando las urbes no son su morada original, las palmas o palmeras (ambos términos son adecuados) en la Ciudad de México son adaptables y resistentes, sobreviven, pero no es su ambiente ideal, y esas condiciones las debilita, incluso las vuelve más vulnerables a enfermar, explicó.

De tal forma que las palmas están muriendo debido a que se han visto afectadas tanto por el clima, o porque también son atacadas por hongos y bacterias, que afectan la parte del crecimiento, la más tierna o delicada se halla en la punta y en el centro, que es de donde emergen las hojas y al dañarse esta zona muere toda la palma.

Ante ello, la Técnica Académica del IB puntualizó que la reciente muerte de palmeras en diversos sitios de la capital ha sido resultado de una suma de eventos desafortunados, incluyendo que estos organismos no son mexicanos, sino que fueron retirados del lugar donde naturalmente crecen; es decir, de zonas costeras.

Publicidad

La palma aludida es del género Phoenix canariensis, que viene de las Islas Canarias, España, estaba rodeada de pavimento, en un espacio pequeño, además de que en la capital mexicana tenemos un periodo de lluvias abundante y luego uno de sequía; no es la mejor condición, acotó.

Ivonne Olalde indicó que se tiene registro de la mortandad de las palmeras, como ocurrió en 2013. “Inició en las zonas costeras y después en el estado de Hidalgo, y desde entonces se hablaba del Picudo rojo”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad