Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A partir del lunes, la CDMX asumirá toda la operación de su sistema de aguas

Durante la primera semana de junio las oficinas de cobro de agua cerrarán para que Sacmex tome control de las mismas y abrirán el 7 de junio.
mié 26 mayo 2021 01:33 PM
WhatsApp Image 2021-05-26 at 12.26.51.jpeg
La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que 614 trabajadores que eran subcontratados por las empresas concesionarias ahora podrán trabajar con el gobierno de la ciudad y mantendrán su seguridad social.

A partir del próximo lunes el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) tomará el control del sistema de cobro y medición de agua, por lo que las oficinas para el pago y atención al público estarán cerradas una semana.

Del 31 de mayo al 4 de junio se realizará el proceso de transición para que la dependencia asuma el mando en lugar de las cuatro empresas concesionarias a las que el Gobierno capitalino pagaba para realizar estas tareas.

Publicidad

El servicio se reanudará en 21 oficinas a partir del lunes 7 de junio y permitirá a la ciudad ahorrar 311 millones de pesos respecto a lo que se pagaba a estas empresas, afirmó Rafael Carmona Paredes, director general de Sacmex.

“La diferencia entonces a favor del Gobierno de la Ciudad de México (este año) está estimada en 108 millones de pesos, para el 2022 el presupuesto estimado que tenemos para la operación ya a través del Sacmex y la Tesorería es de 416.4 millones de pesos”, explicó el funcionario en conferencia de prensa.

Pese al cierre temporal de oficinas, se podrá realizar el pago del servicio de agua en las sedes de la Tesorería como centros de servicio, kioscos y Tesomóviles, así como 8,600 puntos de recaudación que incluyen sucursales bancarias, supermercados, tiendas de conveniencia y departamentales y farmacias de cadena.

Publicidad

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que alrededor del 10% de lo recaudado iba a las empresas concesionarias, sin embargo, aún así se acumularon pagos sin cobrar en especial a grandes consumidores.

“Era un contrato de concesión que se hizo en donde al recaudar más ellos se les pagaba más como una especie de incentivo pero en realidad no funcionó, tan no funcionó que este año cuando entre Tesorería a hacer los cobros –o cuando menos la reclamación de cobros a los grandes usuarios– hay una recaudación adicional”, sostuvo la mandataria.

Sheinbaum indicó que está en proceso la contratación de 614 trabajadores que laboraban en estas concesionarias, además de que el cambio permitirá iniciar un proceso de mejora en la medición del consumo y modernización de los medidores.

De inicio hay al menos 330 millones pendientes de pago por parte de grandes consumidores por el servicio de de grandes contribuyentes que es posible recuperar, indicó Luz Elena González, titular de la Secretaría de Administración y Finanzas.

Publicidad

Además se ahorrará un 65% del costo de las impresiones de boleta y se buscará transitar a que estas sean digitales.

“Lo que estamos buscando es avanzando lo más rápido posible hacia la emisión y entrega de boletas de manera electrónica para definitivamente sólo emitir las boletas que sean absolutamente necesarias por determinados perfiles de los usuarios”, comentó González.

Publicidad
Publicidad