Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

CDMX mantiene en semáforo naranja y contempla reabrir servicios religiosos

Se anunció que la tendencia de nuevos casos va a la baja y si se continúa en el mismo sentido se contempla reanudar los servicios religiosos el 26 de julio con reglas de sana distancia.
vie 17 julio 2020 11:51 AM
covid cdmx
xx

El gobierno capitalino confirmó que la próxima semana, del 20 al 26 de julio, la Ciudad de México se mantendrá en semáforo naranja.

En el semáforo naranja se contempla la reapertura de centros y plazas comerciales, restaurantes, peluquerías, estéticas y el regreso de los tianguis y mercados sobre ruedas; sin embargo algunas actividades han estado limitadas, como los servicios religiosos, mismos que ya se espera puedan volver a operar.

Publicidad

En el reporte de este viernes, se anunció que si el semáforo se mantiene en naranja y, si los casos siguen a la baja, para el 26 de julio se reanudarán servicios religiosos siguiendo una serie de reglas.

  • Con 30% de su capacidad de aforo.
  • Riguroso uso de cubrebocas durante toda la celebración.
  • Sana distancia entre los asistentes.
  • Control de entrada con filtros sanitarios para detección de síntomas y toma de temperatura.
  • La celebración religiosa debe tener una duración máxima de 30 minutos.

Hasta la noche del jueves, en la Ciudad de México se tienen contabilizados 60,474 casos confirmados acumulados de COVID-19, de los cuales 5,907 están activos. Hay además 12,982 casos sospechosos y 8,008 defunciones.

Actualmente, hay 2,572 pacientes hospitalizados no intubados y 813 intubados en los hospitales de la capital.

Publicidad

La jefa de Gobierno detalló las reglas para asistir al Centro Histórico:

"Seguimos en semáforo naranja, se modifican los horarios en el Centro Histórico. Esencialmente, el mayoreo va de las seis de la mañana a las 12 del día y los demás negocios de 11 de la mañana a seis de la tarde. Sigue manteniéndose que abren unos días los pares y unos días los nones", especificó.

La jefa de gobierno reconoció que hay una reducción en el número de pacientes en hospitalización, pero es muy baja por lo que aún no hay condiciones para pasar a semáforo en amarillo.

Publicidad

Al respecto, Eduardo Clark García Dobarganes, director de Gobierno Digital de la Ciudad de México, detalló que las tasas de crecimiento de personas hospitalizadas siguen mejorando y se comporta conforme al modelo epidemiológico establecido por el gobierno de la capital.

“Continuamos en semáforo naranja porque la ocupación hospitalaria, a pesar de haber tenido un descenso las semanas previas, estos últimos días se ha estabilizado con ligaremos incrementos en hospitalizaciones generales”, mencionó.

García Dobarganes también dio a conocer que las bibliotecas también podrán reabrir pero únicamente para préstamos de libros a domicilio.

En la videoconferencia de prensa, en la que también estuvo presente Luz Elena González Escobar, titular Secretaría de Finanzas de la CDMX se informó que los ingresos del gobierno de la ciudad han caído 11,181 millones de pesos al 30 de junio, por lo que la administración capitalina está operando bajo una “máxima austeridad republicana”.

Además de que para el segundo semestre de 2020, el gobierno capitalino estará llevando a cabo una estrategia presupuestal que contempla una serie de ajustes para ir compensando esta caída de los ingresos y absorber los gastos extraordinarios pero "en común acuerdo tanto con las alcaldías como con los demás organismos autónomos de la ciudad", apuntó la funcionaria.

El Edomex en semáforo naranja también

Por su parte, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, informó que a partir del próximo 20 de julio la entidad pasará a semáforo naranja con lo cual podrán abrir todos los pequeños negocios siempre y cuando no haya aglomeraciones.

El mandatario estatal indicó que en esta etapa se continuará con la apertura de hoteles, restaurantes y centros comerciales, con un aforo máximo del 30%, así como el regreso de los servicios religiosos y la realización de actividades físicas y deportivas al aire libre, mientras se mantengan las medidas preventivas.

Del Mazo insistió en el uso de cubrebocas y aclaró que aunque la entidad pasó al semáforo naranja, el riesgo ante el COVID-19 aún es alto. Hasta la noche del jueves, en el Estado de México se tenían 44,783 casos acumulados de coronavirus y 5,524 defunciones por esta enfermedad.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad