Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Paula Soto: Contra la violencia de género, urge pasar del discurso a los hechos

La diputada capitalina destaca que en el 8M y en el 9M participaron mujeres que antes no se manifestaban, y considera que ahora las autoridades deben demostrar que sí escuchan su reclamos.
jue 12 marzo 2020 05:00 AM
Paula Soto
La semana pasada, la legisladora impulsó la idea de que el Congreso capitalino se sumara al paro del 9M.

La marcha de este 8 de marzo fue distinta en la Ciudad de México, ya que mujeres de todas las edades decidieron participar por primera vez, afirma la diputada Paula Soto, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Congreso capitalino.

“Todos los 8 de marzo marchamos, desde hace muchos años salimos a las calles (...) Había la misma intensidad en las consignas, había la misma pasión en los gritos, los mismos mensajes en las pancartas, pero no era la misma vibra”, dice en entrevista.

“Ahora, sabíamos que logramos convocar a mujeres que en otros años no habíamos logrado”, subraya.

Fueron al menos 80,000 mujeres —de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC)— las que se movilizaron con consignas como “Mujer, hermana, si te pega, no te ama” y “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”.

Soto reconoce la respuesta de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, al apoyar la marcha del 8 y el paro del 9, aunque la mandataria decidió no participar.

Sin embargo, la legisladora advierte que el uso de extintores contra manifestantes y el haber tapiado el acceso al Zócalo por la calle Madero, así como otros monumentos e inmuebles, tuvieron el efecto de incrementar el enojo presente en la manifestación.

“Las vallas complicaron el paso de la marcha, sí hubo gases que se lanzaron a algunas manifestantes. Entiendo la postura de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, pero creo que nos falta mucha formación con perspectiva de género”, dice.

“(Las mujeres policías) han contenido mucha de la furia que está allá afuera y que tenemos que encontrar los canales para que se desfogue esa furia, pero sobre todo política pública, modificaciones al marco normativo”.

Lee: Sheinbaum: La CDMX no presentará denuncias tras la marcha del 8M

Publicidad

Tras la marcha, el lunes se convirtió en #UnDíaSinNosotras. El paro dejó calles y vagones del Metro solitarios en contraste con las aglomeraciones cotidianas. Alrededor de 40% de las trabajadoras del gobierno capitalino decidió parar y los usuarios en el Metro disminuyeron un 40% también, según cifras oficiales.

Pese al contraste de opiniones sobre el paro, la diputada afirma que se cumplió con el objetivo de mostrar la importancia de las mujeres en la ciudad y en el país.

“Muchas feministas criticaron el paro porque no estaba destinado a todas las mujeres. Hubo mujeres que no pudieron parar por las distintas responsabilidades o las condiciones bajo las cuales se encuentran viviendo el día de hoy”, reconoce.

“Hay mujeres que lamentablemente viven al día y que si no salen a trabajar hoy no comen hoy. Entiendo los reclamos, pero las que paramos paramos también por ellas. Las que marchamos marchamos también por las que no pudieron o no quisieron marchar”, argumenta.

Lee: Sin taquillas y con vagones vacíos, el Metro vive el 9M

Publicidad

Tras las manifestaciones, la legisladora sostiene que ya no es suficiente escuchar las demandas de las mujeres. Ahora, se debe actuar para responder al reclamo de justicia.

“Quienes están ocupando espacios en la toma de decisiones, quienes son cabeza en empresas, quienes estamos ocupando espacios en la toma de decisiones en alguno de los poderes del Estado, quienes están al frente de alguna institución de gobierno tenemos que demostrar que algo estamos aprendiendo”, dice Soto.

Tenemos que demostrar que escuchamos esas demandas de los cientos de miles de mujeres que salieron a la calle el 8 de marzo y tenemos que dar resultados rápidos”.

Para la legisladora, un paso a favor de ello es el reciente nombramiento de Sayuri Herrera como titular de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio en la CDMX. Se trata de la abogada que llevó el caso de Lesvy Berlín, estudiante asesinada en la UNAM en 2017 y quien entonces fue revictimizada por las autoridades.

“Este debe ser uno de los primeros pasos para garantizar a las mujeres y a las niñas plenitud en el ejercicio de sus derechos, pero, sobre todo, acceso a la justicia con perspectiva de género”, dice Soto.

“(Ahora) se tiene que notar la diferencia en los compromisos institucionales. Urge pasar del discurso a los hechos”, concluye.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad