Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La fiscalía de la CDMX tendrá que recobrar la confianza social: Victoria Pacheco

Exfuncionaria local y federal, Pacheco aspira a ser fiscal de la capital y reconoce que las víctimas de delitos con frecuencia no acuden a denunciar por su desconfianza en las instituciones.
vie 29 noviembre 2019 06:10 AM
Victoria Pacheco Jiménez
En la capital, Victoria Pacheco Jiménez ha sido agente del MP y fiscal desconcentrada. A nivel federal, ha sido subprocuradora de la PGR y directora de Asuntos Jurídicos de Gobernación.

Victoria Pacheco Jiménez se precia de tener experiencia en instituciones de justicia, tanto locales como federales, y de saber de qué pie cojean algunas de ellas. En el caso de la actual Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), no duda en advertir de que el principal desafío que heredará, cuando se convierta en Fiscalía General, será el de recuperar la confianza de los capitalinos.

“No debemos pasar por alto que hay un alto índice delictivo que no se denuncia, no porque la víctima no lo quiera hacer, sino porque ha perdido su confianza en las instituciones y en particular en la procuraduría”, dice Pacheco, quien forma parte de la lista de nueve aspirantes a convertirse en el primer fiscal de la capital, en entrevista con Expansión Política.

Publicidad

Abogada por la UNAM, en el ámbito local Pacheco ha sido agente del Ministerio Público y fiscal desconcentrada en Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, mientras que en el plano federal fue subprocuradora de Control Regional de la extinta Procuraduría General de la República (PGR, ahora Fiscalía General), así como subdirectora de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Con esa experiencia en su currículum, Pacheco busca avanzar en el proceso de selección y eventualmente ser nombrada fiscal de la CDMX, con las promesas de hacer un cambio “radical” en la institución y de resolver los casos que lleguen a su escritorio con autonomía y apego a derecho, sin hacer caso a “recomendaciones” de otros actores públicos.

¿Cuál ve como el principal reto de la futura fiscalía?
Dentro de la transición que está viviendo nuestra ciudad, para el cambio de procuraduría a fiscalía, son muchos los retos. No solamente implican un cambio de denominación, sino que este cambio atiende a otras circunstancias. No debemos olvidar que la fiscalía nace con autonomía presupuestal, técnica y de gestión. Ese cambio debe ser radical, no solamente de nombre. Esto lleva consigo un cambio desde su estructura hasta la forma de operación, que ha de realizarse para dar los resultados que la ciudadanía espera. Entonces, dentro de los principales retos que tendrá el fiscal se encuentra recobrar la confianza de la ciudadanía.

Lee además: ¿Qué sigue para que la procuraduría de la CDMX sea fiscalía?

Publicidad

¿Cómo podría la fiscalía ser realmente una herramienta contra el delito y lograr recuperar la confianza ciudadana?
Se necesita trabajo arduo, que quien encabece la institución sea un servidor público comprometido, honesto, dispuesto a trabajar en beneficio de la sociedad, para recobrar esa confianza ciudadana, porque a lo largo de nuestra historia hemos encontrado a muchos servidores públicos que no están comprometidos con su trabajo. Esto es un esfuerzo que se tiene que hacer desde la cabeza.

¿Cómo se puede lograr esto?
A través de la capacitación del personal sustantivo, de los agentes del Ministerio Público, de los policías de Investigación, de los peritos, una capacitación en materia de juicios orales, derechos humanos, género, para dar los resultados que la ciudadanía espera: carpetas de investigación debidamente integradas en las que no haya violación a los derechos fundamentales o al debido proceso, para obtener una respuesta favorable de los tribunales y así impulsar el combate a la impunidad. Requerimos de servidores públicos capacitados, honestos, y hacer un esfuerzo en equipo para lograr que la ciudadanía recobre esa confianza. Y otro reto que hace que la ciudadanía no tenga confianza en la institución es la corrupción al interior de la propia procuraduría, es un tema que debe erradicarse.

¿Qué se puede hacer contra la corrupción en la futura fiscalía?
El Congreso creó un comité para la transición de la procuraduría. Este equipo hace algunas recomendaciones. Evidentemente, se tendrán que analizar y ver que no se contrapongan con las disposiciones aplicables, ni con la Constitución ni con la Ley Orgánica de la propia fiscalía. En ese sentido, lo que se propone y me parece adecuado es la creación de un Órgano Interno de Control que no tolere la impunidad, la extorsión a las víctimas, las investigaciones violatorias a derechos humanos o al debido proceso, y que tenga facultades para detectar irregularidades, integrar las investigaciones correspondientes y sancionar los casos de corrupción. Se necesita una unidad con esas características para una supervisión. Desafortunadamente, lo que he visto es que la Visitaduría y la Fiscalía de Servidores Públicos tienen esta labor pero no hay un control. Entonces, podría implementarse una unidad de esta naturaleza.

Publicidad

¿Cuáles serían sus primeras tres acciones si fuera electa fiscal?
El primer punto es que tendríamos que analizar las recomendaciones que hace el comité técnico, ver cuál es el cumplimiento. Segundo, dentro de esta estructura, la ley contempla que se cree una unidad para el seguimiento a las recomendaciones de este comité, tendríamos que ver eso. La otra es elaborar la estructura orgánica de la Fiscalía General, tomando en consideración lo que prevé la propia Constitución, para crear las fiscalías que se contemplan: especiales y de Delitos Electorales, cuando menos, y también una unidad interna de estadísticas y transparencia y una unidad interna de combate a la corrupción.

¿Cree que su experiencia en cargos federales y locales le da ventaja sobre otros aspirantes?
Aspiro a ser fiscal por una razón: tengo los conocimientos y la experiencia y también aspiro a tener un México libre de violencia… Para lograr esto se necesita una institución donde se imparta justicia de manera inmediata, sin distinción de género, discapacidad, situación económica, etcétera. México necesita que sus instituciones estén encabezadas por servidores públicos honestos, comprometidos con la ciudadanía, no con el sistema. La experiencia que tengo data de más de 29 años como servidora pública, principalmente en temas de procuración de justicia. El desempeño que he tenido me ha llevado a ocupar diversos cargos. Yo soy de los servidores públicos que han ocupado cargos de cierto nivel pero vienen desde abajo. He picado piedra, sé cuál es la problemática que viven en las agencias del Ministerio Público.

En este proceso ha habido señalamientos de que hay dados cargados a favor de la actual procuradura, Ernestina Godoy. ¿Usted ve esos dados cargados?
Creo que lo importante es que quien llegue a esta institución sea un servidor público que tenga la experiencia necesaria, eso es lo importante. Ojalá que quien tenga que resolver sea justo en la elección del servidor público que tenga que encabezar esta fiscalía de la Ciudad de México.

Conoce más: ¿Por qué se habla de una “fiscal carnal” en la CDMX?

Desde el principio de la conversación usted hablaba de la autonomía de la fiscalía. ¿Qué se podría hacer para blindar esa autonomía?
Trabajar mucho y siempre resolver todos aquellos casos que se presenten con estricto apego a derecho, sin recomendaciones, sin preferencia a ninguna persona, sin violaciones de ninguna naturaleza. Creo que eso es lo más importante en una institución autónoma, que resuelva las cosas conforme lo marca la ley, como debe ser. Creo que no tienes que rendirle (cuentas a nadie) o hacer caso de alguna situación. Si tu convicción es actuar conforme a derecho, siempre lo va a ser.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad