Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | ¿Se hará la Reforma Electoral?

Existen razones de sobra para pensar que los actores políticos podrían aprobar una Reforma Electoral pensando en sus propios intereses, por encima del equilibrio y la salud de nuestra democracia.
jue 20 octubre 2022 06:00 AM
reforma-electoral-AMLO
Se espera que en fecha próxima, la Comisión de Reforma Electoral someta a consideración de otras tres comisiones un anteproyecto de dictamen, apunta Armando Ríos Piter.

El coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier, detalló que su partido político buscará una reforma electoral "híbrida" -en parte constitucional y en parte de legislación reglamentaria- enfocada principalmente a reducir el presupuesto del Instituto Nacional Electoral (INE) y a eliminar diputados y senadores que accedan a los congresos por la vía plurinominal.

El líder morenista ha subrayado que será durante el mes de octubre cuando buscarán, junto con el resto de las fuerzas políticas, realizar estas modificaciones al marco legal electoral. Derivado de estos planteamientos, se espera que en fecha próxima, la Comisión de Reforma Electoral someta a consideración de otras tres comisiones, un anteproyecto de dictamen.

Publicidad

Los posicionamientos realizados desde el Poder Legislativo han causado gran revuelo, especialmente porque en paralelo, las declaraciones del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, ha ido en el sentido de que existe un “acuerdo de gobernabilidad entre Morena y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de aquí hasta 2024, que incluye revivir la reforma eléctrica y amarrar la reforma electoral”.

Aunque AMLO descartó resucitar la Reforma Eléctrica, todo esto ocurre, después de que al PRI le “torcieron la mano” para apoyar la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional y que prolonga el uso de militares en tareas de seguridad pública.

Se ha filtrado que temas como la elección de consejeros y magistrados por voto popular, así como la reducción en la integración de ambos órganos, parecen propuestas descartadas, no obstante, lo cierto es que la incertidumbre prevalece: la coalición opositora quedó rota, el PRI pactó impunidad para su dirigente y el presidente tiene nuevamente la sartén por el mango en las Cámaras. Vale la pena poner atención en algunos temas que podrían tener igual o incluso una mayor repercusión política.

Preocupa la propuesta de López Obrador, enfocada a reducir, del 40% actual, al 33% de participación ciudadana, para que la Revocación de Mandato sea vinculante. Disminuir este umbral podría generar incentivos perversos para que la oposición busque desestabilizar al próximo gobierno, con la intención de posteriormente “tirarlo” gracias a este procedimiento.

De aprobarse la citada propuesta, es probable que en el próximo sexenio -especialmente si quien resulta electo gana por una ligera minoría- tenga que enfocarse en la supervivencia de corto plazo, por encima de visiones de mediano y largo plazo. Aunque en el discurso suena interesante la idea de que el pueblo pueda quitar a un mal gobernante, al mismo tiempo, el mecanismo podría promover que la clase política se enfoque más en impedir que alguien pueda gobernar correctamente.

Una situación similar podría presentarse con la figura de “vicepresidente de la República” que anunció hace algunos meses el PRI, como parte de su iniciativa de Reforma Electoral. Hace muchos años esta institución fue suprimida del texto constitucional, pues quien ocupaba dicho cargo, al ser el segundo competidor más votado, se convertía inmediatamente desde dentro del propio gobierno, en el principal opositor del presidente.

 

Adicionalmente, si se considera que un presidente no estaría impedido de postularse para ser vicepresidente, pues ello no implicaría una reelección, vale la pena recordar que muchos episodios de violencia en nuestro país han tenido su origen en mecanismos y procesos distorsionados el antes citado.

La #SociedadHorizontal deberá involucrarse de lleno en esta discusión. Existen razones de sobra para pensar que los actores políticos podrían aprobar una Reforma Electoral pensando en sus propios intereses, por encima del equilibrio y la salud de nuestra democracia.

Tanto la revocación de mandato reducida en el porcentaje de participación ciudadana requerida, como una vicepresidencia, podrían llevarnos a un peor modelo de convivencia política, del que hoy tenemos. Habrá que estar muy atentos y evitar madruguetes.

___________________

Nota del editor:

El autor es abogado y economista, fue diputado federal, senador de la República y aspirante a una candidatura independiente a la Presidencia.

 
Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad