Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | ¿De qué sirve la transparencia? (Parte I)

El valor y usos sociales del derecho a saber son una vía para aumentar la justicia social en nuestro país, lo que lo convierte en una herramienta de equidad para un entorno como el nuestro.
lun 26 septiembre 2022 06:00 AM
transparencia
El derecho a saber tiene un enorme potencial en nuestro país y representa una oportunidad de transformación social e individual, señala Blanca Lilia Ibarra.

A 20 años de distancia de la primera Ley de Acceso a la Información en nuestro país, uno de los mayores retos de la actualidad es posicionar la utilidad del derecho a saber para la vida democrática, así como los mecanismos mediante los cuales se puede aprovechar la información pública para mejorar la vida diaria, en otras palabras: avanzar en la democratización del derecho, para que no sea un derecho de élite, conocido y utilizado por un grupo reducido de especialistas, sino por la sociedad en general.

Recientemente, ante la comunidad universitaria poblana, compartía que el socializar la utilidad democrática, los usos concretos del derecho a saber, así como el impacto que puede tener en nuestra vida cotidiana, es, sin duda alguna, una de las mejores estrategias que podemos emprender para preservar y fortalecer los logros alcanzados durante las últimas dos décadas.

Publicidad

Los logros obtenidos a través de estos años son dignos de orgullo nacional, toda vez que nos han colocado como referentes en el mundo, gracias a nuestro avanzado e innovador modelo jurídico institucional de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales.

En lo que refiere a su diseño institucional, el INAI es reconocido por su nivel de sofisticación y amplias facultades, pues se le considera como un modelo bicéfalo, es decir, que vela por el derecho de acceso a la información y por la protección de datos personales de manera paralela.

Además, México también ha captado la atención del mundo por la innovación que significa el contar con un instituto de institutos, el Sistema Nacional de Transparencia, que es el ejemplo de federalismo institucional más desarrollo que ha creado el Estado mexicano.

Por ello el derecho a saber tiene un enorme potencial en nuestro país y representa una oportunidad de transformación social e individual, pues puede impactar en el desarrollo profesional, actividades empresariales, agendas de activismo social y problemáticas de la vida diaria.

Cabe destacar que el valor y usos sociales del derecho a saber también son una vía para aumentar la justicia social en nuestro país, lo que lo convierte en una herramienta de equidad para un entorno como el nuestro, donde la desigualdad es uno de los mayores retos que enfrentamos.

Esto es así porque el derecho a saber posee la cualidad de ser un derecho llave, es decir, que permite habilitar el goce de otros derechos o facilitar su exigencia, como la educación, la salud, o bien el suministro de servicios básicos.

En resumen, considero que existen cuatro hitos de la transparencia en México, y que han representado avances medulares, innovadores y con capacidad de trastocar, para bien, el sistema político mexicano.

Primer hito: el posicionamiento en la agenda pública. Hoy en día, hablar de transparencia es un hecho común, es lo mínimo esperado que debe ser reconocido en cualquier discurso público, sin importar la ideología política en cuestión, y forma parte indiscutible de la vida institucional de cualquier Estado democrático.

Segundo hito, el reconocimiento jurídico. El segundo gran logro de este trayecto fue en materia jurídica, hecho que se concreta en el año 2002 con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. Es en este momento que el Estado mexicano crea las condiciones mínimas para garantizar el derecho a saber.

Es importante dar relevancia a este hito, pues ha habido una evolución que ha hecho del marco jurídico mexicano un ejemplo en el mundo. Esto se ha logró en gran medida gracias a la presión ciudadana y al tratamiento mediático que se fraguó en la discusión pública.

 

Tercer hito, el diseño institucional. Los dos hitos anteriores ubicaron a México como un referente internacional, pero no fueron los únicos que llamaron la atención del mundo. Otro elemento que impulsó el liderazgo global de nuestro país fue el diseño institucional de sus organismos garantes que, dotados de autonomía, poseen una amplia gama de facultades y cumplen con diversas encomiendas en materia de socialización, resolución de controversias, capacitación y verificación, lo cual tampoco es habitual en el resto del planeta.

Cuarto hito, la coordinación nacional. Hasta el momento, hemos identificado cómo el Estado mexicano se fue diferenciando del resto del mundo gracias a la relevancia social que adquirió la transparencia en la vida pública, su normativa y su diseño institucional. Sin embargo, en un país tan gran como México, federalista y multicultural, todavía prevalecía un gran reto: el homologar criterios para instrumentalizar este derecho, pues este fue aplicado de manera distinta en las diversas regiones del país, un reto que Mauricio Merino resumió muy bien con la icónica frase: muchas políticas y un solo derecho.

En la siguiente entrega abordaré el aprovechamiento de la información pública como un posible quinto hito de la transparencia en México, fundamentado en el aprovechamiento social o ciudadano de este andamiaje institucional.

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

 
Publicidad
Publicidad