Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Gaby Pérez: Oaxaca tiene futuro aprendiendo de su pasado

Con su preparación y su conocimiento del estado, Gaby Pérez tiene una visión de futuro que vas más allá de la política, pues se centra en el porvenir de las mujeres, las infancias y juventudes.
vie 12 agosto 2022 06:10 AM
#ElPersonaje | Gaby Pérez: Oaxaca tiene futuro aprendiendo de su pasado
Gaby Pérez, diputada del Congreso de Oaxaca.

Oaxaca vive hoy un momento muy particular: Oaxaca ciudad fue elegida como la número uno para visitar en el mundo, de acuerdo con los lectores de la revista Travel & Leisure.

La Guelaguetza regresó en todo su esplendor después de dos años de pandemia que mantuvieron en silencio la llamada rotonda de las azucenas (Auditorio Guelaguetza), y en los cajones de todas las regiones los impactantes colores de los trajes que engalanan hoy las calles el homenaje racial más importante de Latinoamérica y que cumple 90 años este 2022.

Publicidad

Las oaxaqueñas y los oaxaqueños portan vestidos, blusas, huipiles, guayaberas y sombreros que hablan del orgullo de su pasado y su presente como referente cultural de México y el mundo, en el cual, parece, quieren permanecer.

En ese contexto tuve el gusto de conocer y entrevistar a Gaby Pérez, una joven diputada local del Congreso de Oaxaca quien sin tapujos, o pelos en la boca dirían las abuelas, me dijo: “voy con todo para convertirme en la próxima presidenta municipal de Oaxaca”. Creo, sin temor a equivocarme que, con sus ideas, su preparación y su conocimiento del estado, tiene una visión de futuro que vas más allá de la política, pues se centra en el porvenir de las mujeres, las infancias y juventudes de su estado.

Así como la moda típica ha evolucionado para tomar los mejores elementos textiles de una historia milenaria y se ha adaptado para ser admirada y portada con orgullo por la población oaxaqueña y las y los visitantes, así describe Gaby su quehacer en la política local. Ella sabe y me lo ha dicho con todas sus letras: “el progreso de Oaxaca tiene que ser una síntesis de su historia y su pasado, pero debe asumir los retos que plantea el presente y caminar con fuerza hacia el futuro”.

A su corta edad, la diputada local conoce a fondo el estado y sus necesidades; se ha puesto como reto en la construcción de su agenda legislativa, representar las causas que la definen como persona: desde la presidencia de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso del Estado ha encabezado importantes iniciativas y reformas para beneficiar a las mujeres y luchar por una vida libre de violencia para ellas; una de las más relevantes ha sido la enfocada en combatir de manera decidida la violencia obstétrica porque como me lo ha comentado: “dar vida debería ser un momento lleno de esperanza y no de miedo”.

Las niñas y su futuro son una de sus preocupaciones principales, por ello, presentó una iniciativa con el objetivo de prohibir el matrimonio infantil en el estado, con lo cual hace patente su compromiso con el interés superior de la niñez, el cual define como una de sus brújulas en la acción legislativa.

Gaby comprende que, si bien hay temas que se deben preservar en la identidad colectiva de las y los oaxaqueños como la cultura, las tradiciones, la autodeterminación de los pueblos y la inclusión de los pueblos indígenas y afromexicano, también hay temas que deben quedar en el pasado con el objetivo de alcanzar un estado en el cual todas y todos los oaxaqueños tengan los mismos derechos.

 

Así pues, en tiempos donde la llamada 4T está a unos pocos meses de llegar al gobierno de Oaxaca, Gaby se vuelve una bocanada de aire fresco y el testimonio claro de que la oposición al próximo gobierno puede ser constructiva, decidida y tener los argumentos para lograr los consensos que permitan a Oaxaca consolidar la transición democrática en un apego total a la pluralidad del estado.

Perfiles como el de Gaby se vuelven dignos de ser observados: joven, preparada, desarrollada en la política partidista desde hace ya varios años, oaxaqueña orgullosa y determinada; priista convencida de que su partido debe seguir aportando a la vida democrática de México y de Oaxaca, con experiencia en la administración pública, ya que fue directora del instituto de la juventud del estado y trabajó en la SHCP durante el sexenio pasado.

Después de estar en Oaxaca en el marco de las fiestas, regresé a la CDMX con innumerables dosis de sabor y folclor, me dio mucho gusto ver la fuerza de un estado a través de sus costumbres, la unidad de la gente en torno a sus tradiciones, el orgullo de un pueblo producto de su pasado, pero también, la ilusión en los ojos de las oaxaqueñas y los oaxaqueños por un mejor futuro. Justo en este último punto, Gaby cobra relevancia y se vuelve testimonio de que la esperanza en el resurgimiento de una nueva clase política que construya un Oaxaca de oportunidades tiene argumento.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

 
Publicidad
Publicidad