Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | Ayman al Zawahiri: una cuenta pendiente desde 2001

Osama bin Laden podrá haber sido la cara pública de Al Qaeda, el grupo terrorista que perpetró los atentados hace más de dos décadas en NY, pero la inspiración ideológica vino de Ayman al Zawahiri.
jue 04 agosto 2022 06:02 AM
Al Zawahiri líder de Al Qaeda asesinato
Al Zawahiri ha sido el portavoz e ideólogo más destacado de Al Qaeda. (Photo by IntelCenter / AFP)

Pasaron casi 22 años, pero esta semana Estados Unidos finalmente eliminó al hombre que fue, en muchos sentidos, el autor intelectual de los ataques del 11 de septiembre: Ayman al Zawahiri .

Osama bin Laden podrá haber sido la cara pública de Al Qaeda, la organización terrorista que perpetró los atentados hace más de dos décadas en Nueva York, pero la verdadera inspiración ideológica vino de Ayman al Zawahiri.

Publicidad

Asiduo seguidor del intelectual egipcio Sayyid Qutb, que abogaba por la confrontación del Islam con los valores occidentales, Al Zawahiri fue quien puso en el tablero las piezas para tratar de conseguir los objetivos centrales de la red terrorista: llevar a cabo un atentado que sacudiera hasta lo más profundo a Estados Unidos y lo comprometiera a una larga y onerosa guerra que diera paso, a su vez, al surgimiento de un nuevo califato que arraigara en la interpretación más radical de la ley islámica.

En lo segundo, Ayman al Zawahiri, Bin Laden y el resto de Al Qaeda fracasaron. No hay ni habrá reconstrucción del califato en el siglo XXI. Pero en lo primero, la historia es otra. Los ataques del 11 de septiembre fueron y siguen siendo un trauma que la sociedad estadounidense no ha digerido por completo.

Las guerras en Irak y Afganistán han dejado secuelas inimaginables. En ese sentido, la brutal provocación concebida por Ayman al Zawahiri resultó un éxito.

Pero ni siquiera ese éxito pudo garantizarle a Al Zawahiri una escapatoria definitiva de la justicia militar estadounidense. Su asesinato con un dron se presta para un debate moral, pero hay algo innegable: a pesar del paso del tiempo, el gobierno estadounidense no cejó en su intento por cobrar la cuenta pendiente de la herida del 2001.

 

Y hay otra cosa más allá de cualquier discusión (o al menos debería estarlo): la reducción de Al Qaeda es una buena noticia. Las intenciones brutales de los terroristas que derribaron las torres gemelas no eran otras más que la imposición de un modo de vida que implicaría la desaparición de las libertades que muchas de nuestras sociedades consideran indispensables.

Nadie debe llorar a Ayman al Zawahiri.

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad