Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Un día de apocalipsis en México

Hemos vivido todas las crisis ambientales: calor extremo a 42 grados, alerta de mala calidad del aire, congestión vehicular, escasez de áreas verdes, crisis hídrica y energética. Un día 'Mad Max'.
vie 10 junio 2022 05:45 AM
Agua-Monterrey-Nuevo Leon-3
El Gobierno de Nuevo León ha repartido pipas en las zonas más afectadas por la crisis hídrica.

Se abre la toma y una horda de vehículos motorizados se persiguen en un escenario desértico, árido, inhóspito, a 45 grados y sin agua. Estoy describiendo la primera escena de la película Mad Max, pero pudiera ser un día apocalíptico en algunas zonas del mundo en donde la crisis climática ya nos alcanzó.

En México, la zona norte del país, especialmente Monterrey su zona metropolitana, está en esta situación.

Publicidad

Apenas el día martes vivimos todas las crisis ambientales posibles. Calor extremo a 42 grados, alerta de mala calidad del aire, congestión vehicular, escasez de árboles y áreas verdes, crisis hídrica y energética. Un día Mad Max.

Ante esto, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Ya no es solo la evidencia científica la que nos exige acción, es la realidad. El mundo ha registrado un aumento récord de temperaturas, sequías y crisis hídricas; impactos en producciones agrícolas y, por ende, en la cadena de abasto; olas migratorias de comunidades enteras que buscan oportunidades y una mejor calidad de vida.

En Monterrey, la gente ha tenido que soportar una mala calidad del aire, incontables desastres naturales y un 2021 registrado como el año más caliente según la CONAGUA, con un aumento en la temperatura de 1.4 grados sobre la media mundial.

Un Plan de Acción Climática Metropolitano alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU es lo que necesitamos, porque las cifras son graves, pero lo son más cuando queda al descubierto que en ellas, también, hay desigualdad. La peor parte de las crisis que estamos viviendo se las lleva la población más vulnerable, por su edad, género o condición económica. Quien no tiene agua en Monterrey es la gente más pobre. Y eso es inaceptable.

Pero la gente está cansada de escuchar de programas y planes a futuro, quiere acciones inmediatas, la situación no es para menos. Sin embargo, precisamente es el futuro el que está en juego y de no dar pasos más allá de la inmediatez hará que permanentemente tengamos que vivir en una crisis como esta. Multidimensional y sin vuelta atrás.

Y ese es posiblemente el falso dilema al que se enfrentan los gobiernos locales ante la crisis climática que vivimos, esa comprensión del rol que les toca jugar frente a la emergencia, una que ya llegó. Es decir, ¿su papel es atender la inmediatez para abastecer agua en pipas, cambiar las luminarias fundidas y tapar los baches de las calles?, ¿o es ejercer liderazgo en la acción climática y articular el cambio desde un sistema sofisticado de planeación y gobernanza metropolitana que trace una ruta de 20 años?

Parece que la realidad y el sentido social de la urgencia te obliga a elegir, y solo dos zonas metropolitanas del país, de 74, están haciendo las dos cosas.

Es un falso dilema porque ante la crisis se requiere abordar las necesidades inmediatas y además ejercer liderazgo climático metropolitano, nacional y global, traducido en acción local de corto, mediano y largo plazo. ¿Difícil? Sí. ¿La estructura administrativa, política y de gobierno del municipio está hecha para hacer las dos cosas? No. Pero estamos obligados a intentarlo, porque se requieren ambas para resolver los problemas de fondo y de futuro, para que nadie se quede atrás.

 

Hay buenas noticias. Estamos a tiempo, y por ello en Monterrey estamos trabajando todos los sectores de la ciudad a través de un Acuerdo Verde, comunidad, universidad, empresarios y gobiernos. Parte de este trabajo se verá reflejado en el Plan de Acción Climática Metropolitano liderado por Luis Donaldo Colosio, con él Monterrey y Guadalajara serán punta de lanza en el país y en América Latina.

Para reparar lo que está roto en lo inmediato es fundamental invertir en infraestructura sostenible, estamos apostados por sistemas de captación de agua pluvial para escuelas y barrios, para generar agua de reserva y así enfrentar las crisis actuales y venideras, así como en un Sistema de Parque y Corredores Verdes, con movilidad sostenible y arborización extrema. Entre muchas más acciones climáticas inmediatas.

El mundo puede cambiar, y este es el momento, y no es con miedo, es con esperanza porque lo vamos a lograr, vamos a erradicar los días Mad Max en nuestro país.

“Tendremos que aprender a hacer esto juntos y no podemos dejar que nadie se quede atrás. Es por ello que debemos aprovechar esta oportunidad para cambiar el mundo, y nuestra motivación no puede ser el miedo, sino la esperanza”: David Attenborough.

______________

Nota del editor: La autora es secretaria de Desarrollo Urbano Sostenible de Monterrey. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

 
Publicidad
Publicidad