Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Cumbre de las Américas y los denunciantes de corrupción

El problema de la corrupción en el continente ha sido una constante a lo largo de los años y sus efectos son aún más visibles y adversos durante y después de la pandemia por COVID-19.
mar 07 junio 2022 05:00 AM
(Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores)
Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, acudirá a la IX Cumbre de las Américas, en lugar del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Si algo comparten los países de Centro y Sudamérica, México incluido, son los problemas sociales y políticos consecuencia de la degradación de las democracias y la incipiente gobernabilidad que cada vez más afectan a la región.

Los efectos, sin embargo, se perciben en todo el continente: aumento de la desigualdad, sistemas económicos cada vez más contraídos, violencia e inseguridad casi generalizada, populismos perniciosos, gobiernos autoritarios, afectación a los derechos humanos, una creciente desigualdad y falta de inclusión de las minorías, migración forzada, destrucción del medio ambiente, la creciente pobreza y la disminución de los niveles educativos son solo algunos de esos efectos.

Publicidad

La Cumbre de las Américas es el encuentro político más importante del hemisferio Occidental, en el que convergen jefes de Estado, representantes de los gobiernos, sociedad civil, organismos internacionales y multilaterales, sector privado, académicos, activistas y otros actores sociales importantes en el que se analizan los problemas de la región, se discuten y se presentar recomendaciones para abordar y, a la postre, solucionar las problemáticas.

En esta IX Cumbre de las Américas, quienes tuvimos el honor de formar parte de los grupos de trabajo, reflexionamos profusamente sobre una de las problemáticas más recurrente, transversal y encarnada en el hemisferio, la corrupción.

El problema de la corrupción en el continente ha sido una constante a lo largo de los años y sus efectos son aún más visibles y adversos durante y después de la pandemia por COVID-19. La corrupción ha sido abordada en otras cumbres, sin embargo, en esta edición pusimos hincapié en la figura de los denunciantes como un elemento de trascendencia hemisférica para prevenir y combatir la corrupción.

Un denunciante es alguien que reporta la malversación, el fraude, el abuso, la corrupción o la afectación a la salud y a la seguridad pública, frente a una autoridad con la capacidad de investigar y, en su caso, sancionar la irregularidad.

No obstante la gran cantidad de casos de corrupción en la región y sus incalculables consecuencias especialmente en Centro y Sudamérica, los denunciantes ocupan un lugar poco privilegiado en la legislación y en la sociedad. Por ello, dentro de las recomendaciones que construimos colaborativamente, dirigidas a los jefes de estado de las Américas, incluimos varias relacionadas con el fortalecimiento y reconocimiento de los denunciantes.

En el Plan de Acción Interamericano sobre Gobernabilidad Democrática de Sudamérica, en la sección referente a los compromisos con los Derechos Humanos, propusimos elaborar un programa interhemisférico para evaluar las medidas de protección para personas defensoras de derechos humanos, así como incentivar la denuncia y establecer medidas de protección a denunciantes de corrupción, así como a sus víctimas.

En la sección sobre los compromisos en materia de Transparencia y Anticorrupción, propusimos establecer medidas y sistemas que incentiven y recompensen la denuncia de corrupción, especialmente en lo que se refiere al lavado de dinero generado por actividades ilícitas.

Asimismo, instamos a los jefes de gobierno a instaurar medidas que brinden protección a la confidencialidad de quienes denuncian, así como medios de defensa contra posibles represalias, intimidaciones, uso de la fuerza o amenazas. Otra recomendación es garantizar el acceso a tribunales imparciales para resolver las denuncias, así como diseñar y desarrollar una guía que contenga buenas prácticas internacionales, desagregadas por diferentes variables, enfatizando las desarrolladas en la región con respecto a la denuncia de hechos de corrupción e indicadores para medir la eficiencia de los procesos de denuncia.

Pero el fortalecimiento de los denunciantes no puede estar completo sin la intervención de la sociedad civil, por ello recomendamos a los jefes de Estado a desarrollar, en colaboración con organizaciones que trabajan el tema de la corrupción, el conocimiento en materia de prevención, detección, investigación, sanciones, resarcimiento a las víctimas y protección de los denunciantes.

 
AMLO no asistirá a la Cumbre de las Américas

Así como crear una red de colaboración intercontinental con la sociedad civil para estudiar, analizar y emitir recomendaciones respecto de buenas prácticas relacionadas con la denuncia de hechos de corrupción, los procesos y la tecnología desarrollada para tales efectos, así como la aplicación de los criterios internacionales respecto a la protección de los denunciantes, para efecto de promover las referidas recomendaciones entre los legisladores de la región y así iniciar procesos de mejora regulatoria a nivel regional en el tema.

La IX Cumbre de las Américas es un foro idóneo para reflexionar respecto de los grandes problemas del hemisferio Occidental, pero lo es también para que actores sociales de toda la región presenten sus propuestas y recomendaciones para abordarlos y resolverlos.

En esta ocasión, la Cumbre de las Américas será una enorme caja de resonancia a través de la cual quienes nos dedicamos a los temas de anticorrupción podremos hablar respecto de los denunciantes, una figura emblemática y de suma trascendencia para prevenir y combatir la corrupción internacional.

Nota del editor: María de los Ángeles Estrada G. es Directora Ejecutiva de la Iniciativa de Transparencia, Anticorrupción y Digitalización (ITACDigital) de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey. Síguela en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna son exclusivas de la autora.

 
Publicidad
Publicidad