Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | México en su limbo

Estamos a poco más de dos años de las próximas elecciones presidenciales y la cúpula política pareciera no encontrar cómo hacer “clic” con la población.
mié 18 mayo 2022 11:59 PM
Campaña de Salomón Jara
Los políticos en 2022 no han levantado el entusiasmo por la participación.

Es el silencio incómodo. Quizá un lugar de desesperación que causa la inoperancia; la frustración y desesperación de no encontrar una salida. El limbo, si existiera, sería el lugar más caótico. Para quienes creen en su existencia, dicen que las almas viven en un estado de adormecimiento, donde se ignora todo lo que pasa alrededor.

México transita en una etapa política que podría describirse fácilmente con dichas características. Quizá el 5 o 7 por ciento de la población esté verdaderamente atenta a los temas sociales torales, a los flagelos y sus soluciones. Quizá ese pequeño número de ciudadanos esté interesado en el debate público. Seguramente tú eres uno de ellos, por eso llegaste hasta aquí en tu lectura. Pero, ¿Qué sucede con el 93% restante? ¿Qué es lo les preocupa más? ¿Cómo es su día a día?

Publicidad

Estamos a poco más de dos años de las próximas elecciones donde se definirá a la próxima persona que gobernará el país y aunque los problemas siguen infestando al país, la cúpula política pareciera no encontrar cómo hacer “clic” con los habitantes.

Persiste el COVID y la guardia se bajó por completo, la extracción de menores, feminicidios, masacres, robos con violencia, secuestros, asesinatos de periodistas, la marginación que aumenta, entre decenas de etcéteras. Todo se repite, solo se acumula, va reciclándose la crisis; dando vueltas, como en un limbo.

Y mientras tanto, la polarización política mantiene a la alta esfera peleando entre ellos, por una silla, un puesto o un reconocimiento. Sin soluciones claras, liderazgos firmes o defensa de causas justas. ¿Quiénes son los “buenos” y quiénes los “malos”? ¡Qué importa, todos están distantes!

El llamado a las urnas en el 2022

A unas semanas de las elecciones por gubernaturas, en los estados de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Oaxaca y Tamaulipas, se demuestra que el país está politizado solo entre los grupos de poder, mientras la población se encuentra desanimada, desesperanzada y apática en participar en las justas, que podrían convertirse en las más desangeladas de la historia, en cada una de las entidades.

Quizá para los grandes partidos políticos, esta situación es favorable. Finalmente, entre menos votos, más sencilla será la movilización de sus votantes enlistados. Pero el escenario afecta demasiado en cuanto a inversión extranjera, en participación civil y la triste situación que hemos tenidos durante décadas de votar “por el menos peor”. Sin comprender porque tenemos tantos políticos sin visión a futuro.

Los agoreros del desastre dicen que viviremos un nuevo problema de salud mayúsculo: la hepatitis aguda infantil, que ya empieza a cobrar vidas. Una enfermedad que se está ocasionando alrededor del mundo de causa desconocida. ¿Qué tan preparados podrían estar los gobiernos si esta situación se intensifica? ¿Qué tanto han aprendido de la epidemia que nos sigue atacando?

Publicidad

Salir del limbo es despertar en conjunto. Se trata de una reconciliación social, de los que estamos abajo, los de a pie. Las cúpulas por siempre buscarán solo el poder.

Pero la sociedad civil debe dejar de estar sedada, levantando la bandera de uno u otro partido como si fueran equipos de fútbol. Para reaccionar sobre los temas que nos afectan directamente, en comunidad, entre vecinos. Aunque no nos caigamos bien, aunque tengamos diferencias o nos hayamos equivocado entre nosotros. El llamado es a volver a vernos las caras, buscando el bien de unos y de otros; luchando por el prójimo y sus causas. Solo así, nuestro país dejará de estar a la merced de un puñado de políticos que lo quieren adormecido y aletargado.

¿Quién dará el primer paso?

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad