Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | Jorge Alcocer contra la ciencia

La declaración del secretario de Salud se enmarca en uno de los más incomprensibles defectos del gobierno actual en su respuesta contra la pandemia: la difamación del conocimiento científico.
jue 28 octubre 2021 11:55 PM
Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, compareció ante el pleno de la Cámara de Diputados
Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, ante diputados expuso sus razones para no vacunar a menores de edad.

El martes pasado, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, se refirió al tema de la vacunación contra el Covid-19 entre la población infantil. Además de sugerir que la eficacia de la vacunación para niños no está comprobada todavía (sí lo está), Alcocer declaró que, al menos en su caso, no estaría dispuesto a vacunar a sus propios nietos contra la enfermedad.

Si Alcocer realmente quiso decir lo que parece que quiso decir, su declaración se enmarca en uno de los más incomprensibles defectos del gobierno actual, sobre todo en su respuesta contra la pandemia: la difamación del conocimiento científico y el sentido común en la prevención de una enfermedad mortal.

Publicidad

Por coincidencia, algunas horas antes de lo de Alcocer, el New York Times publicó un lúcido análisis firmado por Lee Savio Beers, la respetada presidenta de la Asociación Americana de Pediatría. En el texto, la doctora Beers respalda sin cortapisas la vacunación para los niños.

“Simplemente, no hay un número aceptable de muertes infantiles cuando se dispone de tratamientos preventivos tan eficaces y seguros”, escribe Beers. “Entonces, por la misma razón por la que los pediatras recomiendan los cinturones de seguridad y los asientos para el automóvil, estamos recomendando vacunas para Covid-19”.

Beers explica que la vacunación protege a los niños, pero también permite controlar aún más la pandemia y protege a la población no vacunada y vulnerable.

“Los niños son resistentes, pero necesitan estabilidad, esperanza y confianza en los adultos que los cuidan. Si bien el brutal número de víctimas de la pandemia repercutirá en los próximos años, tomemos la decisión de poner finalmente a los niños en primer lugar”, concluye.

Publicidad

Esa, y no la de Alcocer, es la posición responsable. Que un secretario de Salud federal incluso insinúe una posición anti-vacunas es, por decir lo menos, lamentable.

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad