Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Política migratoria en evolución

Hoy debe trabajarse en un nuevo proyecto de política migratoria que implique un cambio de paradigma dado que la migración, con destino en México, es una realidad.
dom 03 octubre 2021 11:59 PM
Un grupo de aproximadamente 400 migrantes, provenientes en su mayoría de Honduras, Venezuela, El Salvador y Haití, improvisaron una caravana con rumbo al norte del continente.
El control y la seguridad son indispensables, pero también lo es defender los derechos humanos de todas y todos.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) delineo, en el “Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”, a la migración como “una realidad multidimensional que no puede ser abordada por un solo sector de políticas de gobierno únicamente”(OIM, 2018), la OIM propone un enfoque de gobernanza de la migración que abarque a todo el gobierno y a toda la sociedad, para que las necesidades de los migrantes sean consideradas en todas las áreas de políticas, leyes y regulaciones, desde salud hasta la educación, y desde las políticas comerciales hasta las fiscales.

Por su parte, la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 reconoce que la migración es un poderoso agente impulsor del desarrollo sostenible, tanto para los migrantes como para sus comunidades, aporta beneficios muy significativos en forma de capacidades, fortaleciendo la fuerza de trabajo, la inversión y la diversidad cultural, y contribuye con el mejoramiento de las vidas de las comunidades en sus países de origen por medio de la transferencia de capacidades y de recursos financieros.

Publicidad

México ha sido y continúa siendo principalmente un país de emigración y tránsito (OEA, 2017). El éxodo de personas de origen mexicano y centroamericano que transitaron por el país hacia Estados Unidos, durante el siglo XX y lo que va del XXI, ha dado forma a esta apreciación (NEXOS, 2020).

En 2011, el Estado Mexicano actualizó su marco jurídico-normativo ante las nuevas realidades regionales e internacionales en materia de migración, esta reforma estableció que en México todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales de los que el país sea parte, y a nivel nacional, la Ley de Migración representó un importante avance en la protección a los derechos humanos de los migrantes, ya que despenalizó la migración no documentada o irregular y simplificó los procedimientos migratorios.

Actualmente, la política migratoria del Gobierno se sustenta en dos pilares: desarrollo y derechos humanos (CII,SER. 2019), de acuerdo con esto, se han desarrollado estrategias a corto y largo plazo. En el corto plazo, se busca el registro ordenado de las personas que entran al territorio nacional, ya sea de manera regular o irregular. El objetivo es proteger sus derechos humanos y trabajar en favor de una migración segura, ordenada. A largo plazo se busca crear zonas de desarrollo y bienestar compartido.

Publicidad

Sin embargo, en los últimos meses y días hemos visto una violación constante a los derechos humanos de las y los migrantes que entran por nuestra frontera sur, ya que el intento para contener a miles de migrantes ha sido en vano, las acciones emprendidas no han impedido que muchos vayan hacia la frontera con Estados Unidos. Más de 2,000 migrantes – entre salvadoreños, hondureños, cubanos, y ahora en su mayoría haitianos – continúan varados en Tapachula, Chiapas, en campamentos improvisados, y a diario realizan largas filas y aglomeraciones para solicitar refugio y/o transitar por el país.

Cansados de haber esperado hasta un año en territorio mexicano alguna respuesta del Gobierno mexicano respecto a sus trámites migratorios y solicitudes de refugio, el sábado 21 de agosto, salieron cerca de 400 migrantes desde Tapachula con destino a la frontera norte, sin embargo, efectivos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) irrumpieron la caravana para contenerlos y frenar su avance. Muchos se quejaron de haber sido objeto de un trato denigrante por parte de funcionarios mexicanos, otros han llegado a la frontera norte, en su mayoría haitianos, y están durmiendo, comiendo y bañándose debajo el puente fronterizo que conecta Ciudad Acuña, Coahuila, con Del Río, al oeste de Texas, habiendo pasado por una serie de extorsiones, robos, secuestros, etc., y ahora sufriendo también un trato brutal por parte de las autoridades estadounidenses, que planean continuar con las deportaciones, sin duda una grave crisis para nuestros hermanos centroamericanos.

A 10 años de una de las reformas más avanzadas, referente a Derechos Humanos en el mundo, la mexicana, paralelo a una visión humanista, es que hoy debe trabajarse en un nuevo proyecto de política migratoria que implique un cambio de paradigma dado que la migración, con destino en México, es una realidad y las cifras reflejan una creciente necesidad de actualizar mecanismos para que las personas migrantes, que ya son parte del panorama nacional, puedan vivir y desarrollarse en paz, justicia y libertad. Es cierto que el control y la seguridad son indispensables, pero también lo es defender los derechos humanos de todas y todos.

_______________

Nota del editor: la autora es titular de la Unidad de Enlace Legislativo y Relaciones Instituciones de la ASF.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad
Publicidad