Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con AMLO, el presupuesto para seguridad se militariza

Para 2022, se proyectan 141,858 millones de pesos para las Fuerzas Armadas, mientras que para policías locales 7,988 mdp, a pesar de que estas últimas realizan el 80% de detenciones en el país.
jue 09 septiembre 2021 11:59 PM
AMLO-Fuerzas-Armadas
Bajo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, las Fuerzas Armadas han incrementado su presupuesto público en más de 30%.

Para atender la crisis de inseguridad en el país, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador proyecta que las Fuerzas Armadas cuenten con 141,858 millones de pesos para 2022 y para la Secretaría de Seguridad Pública 93,379 mdp, mientras que para las policías estatales a penas se prevén 7,988 mdp, situación que para especialistas, se trata de una decisión equivocada porque la pacificación de México pasa por las corporaciones municipales y estatales.

Este miércoles, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados el Paquete Económico para 2022 que prevé ingresos totales por 7.088 billones de pesos. Éste es el tercer proyecto que envía el presidente y en el que hay un incremento para instituciones como la Secretaría de Marina, la Secretaría de Seguridad Pública y la Guardia Nacional, pero recortes a la Defensa Nacional.

Publicidad

Expertos consultados por Expansión Política advierten que bajo el gobierno del presidente López Obrador no solo la seguridad pública se ha militarizado, también el presupuesto y afirman que es un error no destinar recursos a las policías estatales y locales, que siguen siendo las que más detenciones siguen realizando de presuntos criminales.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), señala que en lo que va de este sexenio, el presupuesto para las instituciones civiles que se encargan de la seguridad ha disminuido porque se han priorizado fortalecer económicamente a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la de Marina.

“Hay un gobierno que impulsa las Fuerzas Armadas y olvida la parte sustantiva de seguridad en las policías civiles. En 2021, tuvimos cero pesos de aumento para las policías municipales y el Ejército es el que se está llevando la gran tajada”, advierte.

Desde que inició el gobierno del presidente López Obrador, las Fuerzas Armadas han incrementado su presupuesto. En el último año del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, la Sedena y Marina tuvieron un presupuesto juntas de 112,327 millones de pesos. Con López Obrador esas instituciones han incrementado año con año sus recursos.

Si se compara el presupuesto del último año de esas instituciones con el que se les aprobó para este 2021, tuvieron en conjunto un incremento de 31%.

Sin embargo, hay que decir que el incremento fue en los dos presupuestos anteriores pues para el próximo año se estima un recorte de 8,000 millones de pesos, de acuerdo con el Proyecto de Egresos de la Federación.

Publicidad

A nivel federal, se prevé un paquete de 235,237 millones 580,778 entre la Sedena, Marina y la Secretaría de Seguridad Pública, mientras que a nivel local, la bolsa alcanza 7,988 millones de pesos, recursos que serán dispersados entre las 32 entidades federativas.

Angélica Canjura, investigadora de la organización Causa en Común, explica que el gobierno actual tiene “un prejuicio” contra las policías municipales y estatales porque las ve como “incapaces” para contener la violencia y el fenómeno delictivo en el país, por lo que opta por enviar más recursos a las Fuerzas Armadas y a las instituciones locales les recorta.

“El presidente considera que las fuerzas armadas están mejor preparadas y con mejores valores, respecto de las policías estatales y municipales, sin embargo recurrir al Ejército no ha dado resultados, no se ha logrado la pacificación”, critica.

Para combatir la inseguridad, se cuentan con recursos de dos fondos específicos: el de Aportaciones para la Seguridad Pública en los Estados (FASP) y el Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública a Municipios (Fortaseg), este último surgió en 2016 con la restructuración del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun).

Para 2021, se eliminó el Subsidio para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública (Fortaseg), lo que tuvo un impactó a 286 municipios en los que habita el 70% de la población y donde se concentra el 90% de la incidencia delictiva.

Publicidad

Miguel Garza, director de Investigación Aplicada en Policía del Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) A.C., asegura que es necesario que todos los recursos para seguridad no se concentren en la federación, sino que lleguen a los municipios y estados.

“Tiene que haber un fondo que apoye el esfuerzo local, que salga del gobierno federal y que tenga reglas claras de operación, porque si no se destinan recursos a policías locales, difícilmente se pueden investigar delitos, bajar el nivel de impunidad, tener mejores policías”, advierte.

Otra de las instituciones que tendrá un incremento en su presupuesto para los próximos dos años será la Guardia Nacional, así lo anunció el presidente López Obrador en julio pasado durante una gira de trabajo en Veracruz.

El presupuesto para ese cuerpo de seguridad creado en esta administración pasaría de 7,710 millones 057,128 pesos a 10,409 millones 806,744 pesos, eso en caso de aprobarse la cantidad establecida en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

“La Guardia Nacional va a contar con más presupuesto, va a disponer de 50,000 millones de pesos adicionales para terminar de consolidar esta institución a finales de 2023, con todo el profesionalismo de los que la integren, con salarios dignos”, dijo.

El plan de presidente es que esa institución se incorpore formalmente a la Sedena en los próximos años para lo que enviará una iniciativa de reforma a la Constitución política.

Garza asegura que a pesar de que a la Guardia Nacional cuente con más recursos, son las policías locales quienes realizan el mayor número de detenciones.

"Sigue siendo muy diferente el nivel de la Guardia Nacional que el de las policías. Casi el 80% de las detenciones del país las siguen haciendo entre la policía estatal y la municipal, solo el 20% la Marina, la Defensa Nacional y la Guardia Nacional", explica.

Publicidad

Más tareas, más recursos, más discrecionalidad

Si bien las Fuerzas Armadas han incrementado en más de 35,000 millones de pesos su presupuesto en tres años, no todos los recursos se ocupan para tareas de seguridad pública. Y es que al ser las instituciones en las que más confianza tiene el presidente, también son a las que más tareas se les ha encargado, por lo que su presupuesto se va a tareas de control de migración, combate de sargazo, apoyo a la pandemia de coronavirus y hasta en la construcción de obras prioritarias.

“Dentro del Ejército hay una parte importante de recursos que se va a obras como Santa Lucía, entonces tampoco es que se vaya a las funciones sustantivas del Ejército, se va a otro tipo de funciones porque como ahora el Ejército hace de todo, evidentemente tenemos una problemática importante en la parte de operación concreta y eso nos debería preocupar”, advierte Rivas.

Miguel Garza, de Insyde, señala que además de que la Sedena no ocupa todo el recurso para atender el problema de seguridad, lo hace con discrecionalidad.

“Es preocupante porque no hay rendición de cuentas, lo hacen de forma discrecional, ellos deciden cuánto dinero para operativos, cuánto para cuárteles, cuánto para vehículos, cuánto para los planes de rescate DNIII y otras funciones, pero no hay rendición de cuentas porque el Ejército argumentan que sus actividades son de seguridad nacional”, destaca.

Publicidad
Publicidad