Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada: las masacres continúan; la estrategia de seguridad sin existir

Los niveles de violencia e inseguridad en México siguen en aumento, y en las últimas mañaneras, el presidente solo ocupa pocos segundos de su “valioso” tiempo para apenas mencionar sobre el tema.
mar 29 junio 2021 11:59 AM
Incluso con los problemas de violencia, México espera un crecimiento del 5% en su economía. (Foto: CNNMoney.com)
Las masacres y ataques no han cesado en este gobierno.

Es preocupante la indolencia del que se autonombró “presidente del pueblo”, estamos viviendo días con demasiada violencia y el mandatario solo ríe y ocupa su atril mañanero para denostar a la clase media y promocionar una consulta popular que carece de efectos jurídicos y costará más de 500 millones de pesos a los mexicanos.

Los niveles de violencia e inseguridad en México siguen en aumento, y en las últimas mañaneras, el presidente solo ocupa pocos segundos de su “valioso” tiempo para apenas mencionar sobre el tema, las muertes ocurridas en lo que va de su sexenio a él, no le parecen graves.

Publicidad

Cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública datan que, en los primeros 30 meses del gobierno de Morena, van 89,041 homicidios dolosos, en este gobierno “transformador”, superando a los dos últimos sexenios anteriores.

En este gobierno, van más de 25 asesinatos de periodistas, 87,000 muertos por violencia, entre ellos los más de 90 precandidatos y candidatos de los comicios del pasado 6 de junio; 232,000 a causa del mal manejo de la pandemia por el Covid-19.

Y por qué no incluir aquí a los más de mil 600 niñas y niños que han fallecido por falta de medicamentos para su tratamiento contra el cáncer, además de las 26 personas que perdieron la vida, consecuencia de la negligencia y corrupción que ocasionó el siniestro en la Línea 12 del Metro.

Quizá la risa y despreocupación del presidente se deba a que, para él y su gabinete, los mexicanos solo somos una estadística esperando suceder, y aunque todos palpamos la imparable violencia, Andrés Manuel solo se limita a decir que “en sus reportes” va disminuyendo la delincuencia y ya no hay masacres.

Atrás quedó ese AMLO que, en febrero de 2017, en su gira por el Estado de México, dijo que de ganar su partido la presidencia en 2018, se acabaría totalmente con la corrupción para dar espacios de desarrollo a los jóvenes y erradicar así la inseguridad y violencia.

 

Hoy a casi tres años, y posterior a que su movimiento triunfó en ese 2018, las masacres siguen, y en pleno 2021, las recientes matanzas en Reynosa, Guanajuato y Zacatecas, dejan expuesto el fracaso de la política de seguridad en México, si es que existió tal política o estrategia.

Desde que López Obrador, tomó protesta como presidente de la República, a la fecha, suman más de 23 masacres, donde la entidad veracruzana es la que más acumula decesos, 44 en total por lo ocurrido en Minatitlán y Coatzacoalcos. Sin olvidar las ocurridas en Guerrero, Michoacán, Tabasco, Guadalajara, Oaxaca, Morelos, Sonora, Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato, y Zacatecas.

Si la estrategia de seguridad de este gobierno es con base en ocurrencias, hoy están costando muchas vidas, cada día pagamos las facturas de las ligerezas de sus dichos, como el dar amnistía a la delincuencia organizada, o que ellos también son pueblo, tanto que los felicitó por no irrumpir (al menos mediáticamente) en las pasadas elecciones intermedias.

México está lleno de más balazos, no abrazos; el acusar a los delincuentes con sus mamás y abuelitas, o los jalones de orejas y zapes, no está funcionando, el paso de la “cuarta transformación” sólo está haciendo de este país un cementerio y a Andrés Manuel le da risa, las cifras de papel del presidente le están quemando las manos, y él no lo siente o hace que no se da cuenta.

______________________________
Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autor.

 
Publicidad
Publicidad