Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Se va Trump, pero la polarización en EU seguirá

La llegada de Biden puede significar un alivio temporal si los demócratas entienden las contradicciones sociales en EU, pero si no se dan cuenta de los excesos cometidos, el trumpismo regresará.
mié 20 enero 2021 06:20 AM

Trump se va pero el trumpismo se queda. Lo ocurrido hace unos días en Washington, D.C. es solo una señal de lo que puede venir en un futuro porque no fue algo sorpresivo sino es parte de la reorganización que grupos que apoyaron a Trump y que se sienten herederos del puritanismo del siglo XVII.

Se queda la fractura social en los Estados Unidos y la base social del sector conservador radical trumpista va a seguir teniendo bastante peso e importancia en las futuras elecciones. A pesar de que los medios del establishment criticaron duramente a Trump, tuvo porcentaje de votación del 47% lo que nos refleja que algo sigue roto en los Estados Unidos.

Publicidad

La crisis social en los Estados Unidos y polarización se ve en las protestas en el Capitolio, pero también en el movimiento Black Live Matter, los asesinatos por parte de policías, el aumento de la pobreza y zonas marginadas son solo algunos de los aspectos que reflejan el profundo malestar y enojo social que viven los estadounidenses.

Los grupos de choque del trumpismo representan a los racistas-fascistoides y que pueden representar un dolor de cabeza para el gobierno de Biden. Las contradicciones sociales y políticas en los Estados Unidos se deben a las promesas que no cumplió Obama y los demócratas hacia las comunidades hispanas y afroamericanos, por esa razón tiene un gran reto para evitar el colapso social.

La llegada de Biden puede significar un alivio temporal si los demócratas entienden las contradicciones sociales en Estados Unidos y si no se dan cuenta de los excesos que cometieron en el pasado, el trumpismo puede regresar con fuerza buscando la presidencia en el 2024 y no necesariamente con Trump.

Publicidad

El establishment también es responsable de que Trump se haya convertido en lo que es. Se aprobaron leyes que permitieron el espionaje masivo, los excesos del espionaje por el terrorismo y el desconocimiento al tribunal de La Haya. Además, la economía de Estados Unidos ha ido perdiendo frente a China son factores que van a perseguir la presidencia de Biden.

Los demócratas deben de asumir su responsabilidad porque no han creado equilibrios sociales y porque no han terminado de entender por qué una figura como Trump sigue representando al 47% del electorado.

Al final, la democracia estadounidense no es necesariamente la utopía que han vendido durante muchos años. Trump puso al sistema bipartidista en serios problemas porque supo aprovechar el resentimiento social de obreros que han perdido sus empleos por la robotización de la economía y el avance de China, de los millones de pobres y marginados.

Publicidad

¿Por qué, a pesar de que Obama gobernó durante ocho años, aumentó el racismo y nació el “fenómeno” del trumpismo?

Son incógnitas que le tocará resolver a Biden y, sin duda para México, no hay que esperar se tenga una relación tersa porque Estados Unidos no tiene amigos, sino intereses.

__________

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF).

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad