Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | Educación televisiva: una oportunidad histórica

Si las clases de Aprende en Casa resultan exitosas, marcarán un cambio beneficioso para la sociedad mexicana en su conjunto.
mié 26 agosto 2020 11:59 PM
Escuelas COVID
El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, aseguró que la pandemia obligó al sistema educativo a avanzar en el uso de herramientas digitales de internet y de educación a distancia.

Una vez más, millones de niños se levantaron muy temprano, volvieron a utilizar el uniforme de la escuela, tomaron sus útiles, volvieron a oler ese inconfundible aroma de la goma, del borrador, del lápiz. Para animarlos, padres de familia acondicionaron un lugar especial para que sus hijos volvieran a lo más cercano a la tan famosa “nueva normalidad” y cuidarlos del temido COVID-19, que sigue incontenible.

Para algunos, es una escena apocalíptica. Pero también, es una oportunidad histórica para re-educar a todo un inmenso país.

Publicidad

Quizá los adversarios más acérrimos de los contenidos de Televisa o TV Azteca nunca imaginaron lo que sucede hoy en día, en las señales de las televisoras, que por años fueron oligárquicas y dueñas del entretenimiento de millones de mexicanos.

Más de 30 millones de estudiantes comenzaron clases vía televisiva el pasado 24 de agosto. La necesidad por regresar a clases virtuales era apremiante. La pandemia del coronavirus, que ha encerrado a decenas de millones de personas, ha dañado la salud mental y la calidad educativa.

Durante una gran cantidad de horas al día, estos millones de estudiantes desde kínder hasta secundaria, reciben clases a distancia, a través del programa “Aprende en casa II”, porque el 94% de los estudiantes inscritos en escuelas públicas cuentan con una televisión, mientras que tan solo, menos del 70% tienen conectividad al internet.

El programa es ambicioso, pues la intención es entregar a cada alumno libros gratuitos. Las clases se dan en 22 lenguas indígenas y además de la transmisión abierta, las clases se transmitirán en televisión de cable y radio. Se han habilitado 160 líneas telefónicas gratuitas para que los alumnos tengan apoyo pedagógico.

Publicidad

Una de las nuevas materias que se incorporaron fue la de “salud”, que buscan golpear ese primer lugar mundial de obesidad infantil que impera en México.

Este gran experimento es un sueño hecho realidad para cientos de organizaciones civiles que han luchado por décadas para que la educación llegue a todos los rincones del país y que sea la tecnología el vínculo directo para que los contenidos de las señales públicas.

De la distracción a la pedagogía

Durante décadas, las familias nos hemos reunido ante una televisión a consumir productos de entretenimiento. Los contenidos han sido diversos; sin embargo, las televisoras dominantes pocas veces han apostado por la pedagogía para levantar sus ratings.

Hoy, el reto que tienen Televisa, TV Azteca, Imagen TV y Grupo Multimedios es que los 4,550 programas de televisión que se proyectarán hasta el final del curso, sean verdaderamente consumidos en sus señales. Para eso, la prueba de fuego estará en los maestros contratados, que realmente puedan atrapar la atención de millones de niños que tienen cientos de opciones hoy en día. Además de que los padres deberán participar activamente para que sus hijos aprovechen de los conocimientos.

De ser este esfuerzo exitoso, no estaríamos hablando de una simple solución a una necesidad a causa de la crisis sanitaria. Sino en un cambio sumamente beneficioso para la sociedad mexicana en su conjunto.

Muy atrás quedaron las denuncias púbicas de aquel AMLO opositor, que llamaba a los magnates de las televisoras “la mafia del poder”, son ellos, sus anteriores adversarios, los aliados más importantes que tiene la Secretaría de Educación.

Publicidad

Si los programas educativos resultan verdaderamente atractivos, no serán solamente los alumnos los beneficiados con el programa gubernamental.

Los números de educación en México son aterradores. Un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM arrojó que de cada 100 niños que ingresan a la primaria, solo 21 la culmina.

Además de que casi 17 millones de mexicanos abandonaron la secundaria.

Esto explica porque solo 3 de cada 10 mexicanos tienen acceso a la educación superior. Es preocupante también, que de esos tres que se convierten en un 100%, solo el 32% terminará una carrera profesional.

Somos un país con el flagelo de una educación deficiente, que ha heredado a millones de personas viviendo al día, que nunca obtuvieron una preparación para enfrentar retos tan complicados y complejos como los que vivimos actualmente.

Esta crisis esta regresando a los padres que quizá tuvieron que abandonar sus estudios a las aulas virtuales.

Con la necesidad de ayudar y alentar a sus hijos, miles o quizá millones de mayores, podrían recuperar esa oportunidad de seguir siendo instruidos. ¡Es una noticia magnífica en un tiempo tan negativo!

Publicidad

Un primer paso contundente

La educación virtual también ha desnudado la carencia que se vive en la gran mayoría del país en cuanto a conectividad; eso significa que los gobiernos han tenido que abrir los ojos para comprender que las telecomunicaciones han sido una especie de antídoto social. Que es urgente la inversión en tecnología y acceso a internet de calidad para los ciudadanos.

En México, apenas siete de cada 10 personas mayores de seis años tiene acceso a internet; sin embargo, la gran mayoría es a través de dispositivos móviles, con paquetes de internet que apenas alcanzan para tener redes sociales, pero de ninguna manera mantener una clase de 60 minutos a través de “zoom” u otra herramienta para videollamadas.

Situándonos a la realidad actual, la televisión es un primer (y gran) paso hacia la transformación de la educación en México, el gran reto es que todos los estudiantes mexicanos puedan seguir contando con estos contenidos, para también dar el gran salto hacia la hiperconectividad de educación online en todo el territorio nacional. Para de esta manera, tener una mejor interacción y una participación activa, de la que gozan las escuelas privadas.

Durante más de seis meses nos hemos alimentado de noticias negativas, de peleas y polarizaciones políticas infinitas. Pero que la educación irrumpa en los canales televisivos del país de una forma tan extraordinaria como sucede diariamente, es digno de celebrarse.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad