Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | AMLO se victimiza

En un videomensaje, el presidente aseguró que hasta antes del coronavirus "íbamos tan bien"; se justifica, al igual que Donald Trump con quien concide cada vez más.
jue 28 mayo 2020 11:50 PM
AMLO tan bien que íbamos.jpeg
El domingo 24, el presidente aseguró que antes del coronavirus, su gobierno iba muy bien.

Una virtud indispensable de quien gobierna en tiempos de crisis es reconocer los tropiezos cometidos y asumir la responsabilidad correspondiente. En este renglón, Donald Trump ha sido un desastre. Para Trump, la pandemia y sus consecuencias funestas han sido responsabilidad de otros. La economía, ha dicho Trump, marchaba por buen rumbo hasta que llegó el virus a arruinarlo todo.

Hasta antes de la pandemia, insiste Trump: “Estados Unidos tenía la mejor economía del planeta”. En esa lectura, que usará en campaña hasta la saciedad, la economía estadounidense ha sido víctima de un factor externo, ajeno al control de las autoridades del país e imposible de prever. Todo iba bien, pues, hasta que llegó el virus.

Publicidad

En México hemos escuchado algo parecido. El presidente López Obrador ha comenzado a usar el mismo argumento de Trump. “Tan bien que íbamos y se nos presenta lo de la pandemia”, dijo López Obrador hace unos días. La coincidencia con Trump no es casualidad. Los presidentes de México y Estados Unidos se parecen cada vez más. A ninguno le gusta la crítica ni la prensa libre. Y a ninguno le gusta reconocer errores. Como Trump, López Obrador insiste en victimizarse frente a la pandemia. Todo iba bien, pues, hasta que nos llegó el virus.

Ambos presidentes se equivocan al resistirse a asumir el compromiso que les corresponde. El virus podrá no haber sido responsabilidad de ninguno de los dos, pero las consecuencias de la respuesta de cada uno a la encrucijada de la pandemia sí lo son.

Ni Estados Unidos ni México son barcos a la deriva y los hombres al timón deben aceptar las consecuencias del cargo.

Publicidad

También harían bien en dejar de mentir. Sobre todo en el caso del presidente de México, sugerir que el virus interrumpió una supuesta bonanza implica un descaro de antología. López Obrador podrá tener su propia opinión, pero no puede tener sus propios hechos. Y, en los hechos, la economía mexicana venía cayendo desde mucho antes de la llegada funesta del virus. No íbamos bien antes de la pandemia. Después de ella, iremos peor.

Y todavía más si el presidente de México insiste en cuidar su prestigio antes que gobernar desde la dolorosa pero necesaria evidencia.

10 frases que nos ha dejado la Jornada Nacional de Sana Distancia

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad