Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Octavio Romero Oropeza: el agrónomo en Pemex

El director de Pemex tuvo que reportar una pérdida de 562,250 millones de pesos en la BMV durante el primer trimestre del año; 62% superior al descalabro de 2019 que fue de 346 mil millones de pesos.
vie 15 mayo 2020 06:20 PM
(Obligatorio)
Octavio Romero, director de Pemex, llegó al cargo por su amistad con el presidente López Obrador.

El Personaje de esta semana es Octavio Romero Oropeza, el director de Pemex, quien se merece una ovación de pie, tras reportar en la BMV durante el primer trimestre del año una pérdida de 562,250 millones de pesos; 62% por ciento superior al descalabro de 2019 que fue de 346 mil millones de pesos y con el cual se había convertido en la empresa MAS PERDEDORA DEL MUNDO.

Pemex ya perdió el grado de inversión y sus bonos son bonos basura y NO es que Wall Street nos vea feo o que los fifís no crean en la 4T. El tema es que Pemex empobrecerá a los mexicanos si el agrónomo Octavio Romero continúa con este modelo de administración.

Publicidad

Pero esto No es todo: además, la empresa que dirige, bueno en la que ocupa la silla de director general, salió reprobada. Y es que el Consejo –integrado por los titulares de la Secretaría de Energía, Hacienda, Economía, Medio Ambiente y el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y cinco consejeros independientes– evaluó el desempeño de Pemex durante el año pasado y, pues obvio, la paraestatal NO cumplió las metas de extracción y producción de gasolina y diesel, dos objetivos clave para el gobierno de la 4T en materia energética y tampoco con cumplió con otras métricas operativas en refinación y petroquímica, peeero donde la libró o pasó de panzazo como dicen, fue en las metas financieras pero esto no por capacidad propia, si no por el sobrado empuje gubernamental a sus finanzas.

¡No cabe duda que la esperanza muere al último!

Y si lo antes leído No fuera suficiente, súmele que se dieron el lujo de publicar su reporte anual ante la SEC con dos días de retraso. Obvio, reconoció la pérdida neta de 347,911 millones de pesos del 2019, con lo que en los últimos cinco ejercicios ha acumulado pérdidas por 1.7 billones de pesos.

Por lo que, me dicen mi fuentes, que Romero no sabe si culpar al COVID-19, a los árabes, al neoliberalismo o de plano a Nahle (con quien se odia) por su papelón en la OPEC.

¡A ver a quién le cae la papa caliente!

Vale, la pena resaltar por qué Octavio NO ha corrido al CFO; sí, a Alberto Velázquez, el mismo que el año pasado se aventó el macro-oso en el roadshow en NY, tipo el de la Nahle por no hablar inglés. Y como reza el refrán popular: la culpa no es del indio sino de quien lo hace compadre, pues brincó de ser subgerente a la academia y a ser director corporativo de la empresa más grande latinoamérica.

Publicidad

A la sombra de AMLO

Octavio Romero, ingeniero agrónomo de profesión, se ha mantenido siempre muy cerca del presidente López Obrador. Y es que el agrónomo comparte la nostalgia petrolera con el presidente y dicen que por eso lo eligieron para apuntalar el proyecto estrella del gobierno: Dos Bocas.

Se conocen desde 1988 y me dicen que el presidente no solo le tiene mucha estima sino que es uno de los que tienen trato preferencial en Palacio Nacional ya que cuenta con derecho de antigüedad.

Romero ha hecho su carrera política al amparo del ahora presidente. Ha sido candidato perdedor en dos ocasiones –igual que el presidente–, una en 1997 por el PRD a la alcaldía de Centro en Tabasco por el PRD y la segunda en 2016, por Morena.

¡Por algo se dice que en la derrota se conoce a los amigos!

Fue Oficial Mayor del entonces Distrito Federal cuando López Obrador fue jefe de Gobierno, y desde luego no ha estado exento de escándalos y en medio de acusaciones de supuestos actos de nepotismo y corrupción. En 2002, legisladores panistas lo acusaron de haber metido a la nómina de la Oficialía Mayor a 37 familiares, pero la Contraloría Capitalina le dió carpetazo y determinó “que hubo un error en el llenado de documentos de contratación”.

Otra raya al tigre fue cuando el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Asamblea Legislativa, Iván Texta Solís, señaló que existen documentos que muestran el presunto enriquecimiento ilícito de Octavio Romero Oropeza y su esposa, la diputada local María Eugenia Lozano.

Publicidad

AMLODIPINO para todos

¡Menos mal que su actual chamba es complacer al presidente y no manejar la pandemia del COVID-19!

Porque a inicios de marzo de este año fallecieron seis personas y 22 fueron hospitalizadas en el Hospital de Pemex de Villahermosa por un fármaco contaminado que les fue suministrado: heparina sódica.

Tras el este escandalazo que incluso confrontó las versiones de la farmacéutica PiSA y el Hospital, la Fiscalía General del Estado de Tabasco informó que remitió a la Fiscalía General de la República las carpetas de investigación relacionadas con los pacientes fallecidos por ser de competencia federal.

Seguro Don Octavio necesitó las conocidas dosis de AMLODIPINO que el presidente recomienda. ¡La salud es primero!

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad