Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Rocío Nahle: ingeniera recaudadora con abundancia

Dicen que seguido Rocío Nahle se da sus vueltas por el Palacio de Gobierno de Veracruz y no precisamente como visita de cortesía, sino porque tiene un ojo puesto en las refinerías y otro en el 2024.
mié 15 abril 2020 06:45 PM
rocio-nahle.jpg
Por el papel que tuvo en la reunión de la OPEP, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, se convirtió en #ElPersonaje de la semana.

¡No cabe duda de que El Personaje de esta semana se lo llevó doña Rocío Nahle por el papelón que armó en la reunión de la OPEP!

Y es que cuando por fin se llegó a un acuerdo para estabilizar el precio del petróleo tras la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, Nahle se negó a aceptarlo, retrasó la reunión por horas y, encima de todo, se paró y se salió de la videoconferencia.

Publicidad

Durante la reunión, la zacatecana no tuvo empacho en hacer esperar a todos los demás ministros para ir a consultar en varias ocasiones –ni más ni menos que– al presidente López Obrador. Nahle, no solo hizo gala de su inexperiencia, porque en principio la reunión era para concretar un acuerdo previo de semanas anteriores entre los líderes petroleros para reducir la producción mundial del crudo, sino que la secretaria no supo ver que el primer acuerdo beneficiaría a México, SÍ, leyó bien: el primer acuerdo hubiera permitido a México tener mayores ingresos fiscales por exportación por la subida del precio internacional del petróleo.

¡Hay que cancelar Dos bocas -dicen algunos– pero habrá que repensar cuáles!

Pero esto no para aquí, horas más tarde, el presidente López Obrador recibió una llamada del presidente Trump para obligarlo, perdón… para invitarlo, a que redujera su producción y que Estados Unidos pondría los 250 mil barriles que México no quiso poner. Pero sería bueno que nos dijeran ¿a costa de qué? Sí, ¿a costa de qué decidió tragarse sus palabras?; que decían más-menos, primero muerta antes que pactar con EUA.

Todo sea por la soberanía, ¡Make Pemex great again!

Publicidad

Nahle la ingeniera recaudadora

Ingeniera química de profesión, Nahle construyó su carrera más por su capacidad de operadora, que por técnica. Y es que la ahora secretaria de Energía se inauguró en las artes de la recaudación electoral en 2003 cuando fue coordinadora de campaña de Felipe González Díaz, un ingeniero petrolero que aspiraba a ser diputado federal por el PRD. Si bien González perdió la contienda ahí fue cuando se percató de que, en política, la lealtad es cuestión de fechas.

En 2005, se consolidó como una de las mujeres de mayor importancia para López Obrador y es que no solo operó con éxito el sur de Veracruz, sino que se convirtió en una de las voces más vehementes y polarizadoras en el tema petrolero y energético cuando Felipe Calderón intentó sacar adelante su reforma. Ni se diga de su férrea y opuesta postura en 2013 cuando el gobierno federal aprobó la reforma energética. ¡Ni Bertha Luján ni Sheinbaum gritaron tan fuerte!

Para 2015 empezaría a consolidar un cacicazgo importante en Veracruz tras lograr que los trabajadores petroleros, históricamente vinculados por el PRI, votaran por Morena en las elecciones en el estado donde ni más ni menos gobernaba Javier Duarte. Nahle se convirtió en el vínculo con Duarte para recaudar dinero a las campañas morenistas con el objetivo de que Miguel Ángel Yunes no llegara a la gubernatura en los comicios de 2016. Ahora sí que el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Lee también: Fidel Herrera, exgobernador de Veracruz, es hospitalizado

Una vez instalada la 4T en Veracruz con el gobernador Cuitláhuac García, Nahle impuso a sus hombres de confianza como titulares de las secretarías de Gobierno, Turismo y Salud. De esa manera, Nahle mece la cuna de los gobiernos de Coatzacoalcos, Minatitlán y Poza Rica y dicen por ahí que seguido se da sus vueltas por el Palacio de Gobierno de Veracruz y no precisamente como visita de cortesía, sino porque tiene un ojo puesto en las refinerías y otro en el 2024.

Publicidad

Merezco abundancia

Al parecer Nahle le aprendió algo a la señora Karime Macías, y es que consentir a la familia es una de sus vocaciones y más si se trata de su pareja. Resulta que, a finales del sexenio de Felipe Calderón, José Luis Peña –esposo de Nahle– vivió durante año y medio en el Hotel del Prado con desayunos, comidas y cenas incluidos, gastos que en ese tiempo ascendían a, pesos más-pesos menos, 150 mil pesos mensuales. En este hotel suelen hospedarse los trabajadores de Pemex que, por motivos de trabajo, deben trasladarse algunos días a la Ciudad de México, ¡es decir, de manera temporal!

Por si fuera poco, Nahle negoció con Juan José Suárez Coppel, entonces director de Pemex, y con la entonces senadora Dolores Padierna (con quien fungía como asesora de la Comisión de Energía del Senado) mejorar la jubilación de su esposo.

Recomendamos: El IMSS niega que casos de COVID-19 estén desbordados en Tijuana

José Luis Peña fue jubilado tras más de 30 años de laborar en el Complejo Petroquímico de Pajaritos, en Coatzacoalcos, con un nivel con el cual no tenía bonos ni prestaciones, pero, dicen los que saben que, gracias a la intervención de Nahle, Peña fue reinstalado en Pemex durante 18 meses en las oficinas centrales de la empresa y, posteriormente, fue jubilado por segunda vez, pero esta vez con un nivel más alto y con ingresos que por aquellos años, superaban los 120 mil pesos mensuales más bonos y prestaciones. Pero eso no para ahí, Peña ha metido a toda su parentela política en puestos clave dentro del organigrama del Ayuntamiento de Poza Rica.

Ah, y solo por no dejar, déjenme platicarles que su hermano Arturo Nahle, recientemente fue nombrado como nuevo presidente del Poder Judicial del Estado de Zacatecas por un periodo de cuatro años, de acuerdo con mis fuentes el experredista fue designado por su probada imparcialidad y cabal rectitud.

¡Ahora si que la soberanía y la familia van primero!

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad