Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Primero los pobres, ok… pero hay que saber cómo ayudarlos

Para ayudar a los pobres se necesita que las empresas de todos los tamaños puedan volver a operar y eso es lo que necesita tomar en cuenta el gobierno, asegura Jorge Sánchez Tello.
jue 14 mayo 2020 11:00 PM
méxico desempleo crisis coronavirus
El mercado laboral mexicano resentirá la crisis provocada por el coronavirus.

Una de las principales frases y compromisos que tiene el presidente López Obrador es su preocupación por los pobres, afirma repetidas veces “primero los pobres” y tiene toda la razón; sin embargo, hay que saber cómo ayudarlos.

No es sencillo responder con eficacia a la gravedad de la pandemia del COVID-19, desde la política hay una tendencia en México y en el mundo por someter a la ciencia a sus intereses, Una de las lecciones que debemos aprender, en particular desde la política y desde las ciencias de la salud, es que es imprescindible una colaboración independiente entre políticos y científicos.

Publicidad

Las crisis económicas profundizan la pobreza, en la del 94-95 la pobreza pasó del 52 al 69% y fue hasta el 2002 que se pudo bajar. Para esta crisis la CONEVAL ha calculado que los pobres pueden aumentar hasta en 10 millones

La actual crisis económica va a impactar más a quienes pierden ingresos por su actividad, trabajadores formales e informales, pequeños negocios. La desigualdad va a aumentar y el nivel de bienestar de los más pobres se va a ver profundamente afectado.

El programa presidencial atiende a las necesidades de sectores vulnerables no productivos a costa de abandonar a las empresas y trabajadores. Sin embargo, el Estado necesita de la inversión ya que representa el 85% del total.

Es decir, para que primero se pueda ayudar a los pobres se necesita que las empresas de todos los tamaños puedan volver a operar. Ya no es solo tema económico sino es, justamente, para evitar un problema político y social si aumenta más el desempleo y la pobreza.

El Gobierno de México presenta plan para el regreso a las actividades

Publicidad

La mejor forma de “ayudar” a las empresas es dejarlas hacer lo que mejor saben hacer que es generar con sus productos y servicios empleos y valor agregado a la economía. Es importante darles certeza jurídica de que se van a respetar sus inversiones porque al cambiarles las reglas del juego de un día para otro lo único que se va a generar son menore inversiones.

Hasta el Partido Comunista Chino aprendió desde hace varios años el valor fundamental de la inversión privada y en China si algo ha crecido en los últimos 30 años es la cantidad de empresas que incluso cuentan con apoyo del gobierno sobre todo en temas de innovación, tecnología y educación.

Sin duda alguna hay muchas cosas del pasado en México que deben de cambiar, sobre todo porque tenemos un país muy desigual. Pero pienso que la mejor forma de ayudar a los pobres es creando más y más empresas así como mejorar la educación y servicios de salud. ¿Por qué no cambiar la historia de nuestro país y por el bien de todos el gobierno encabeza un acuerdo con la iniciativa privada y dará certidumbre a la inversión?

La crisis puede generar un conflicto político si no se ven acciones contundentes que permitan a las empresas retomar el camino después de varias semanas que han estado en su mayoría paralizadas. El costo social será enorme sobre todo para los que menos tienen.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad