Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | COVID: ¿Los universitarios están aislados o conectados?

¿Qué está sucediendo con los estudiantes en las universidades? ¿Cuál es su sentir? Más allá de su capacidad de adaptación, ¿qué pasa con la incertidumbre que están sintiendo por el coronavirus?
jue 16 abril 2020 01:45 PM
Jóvenes en línea.jpeg
Las clases en línea se han vuelto parte de la vida cotidiana de los jóvenes.

El momento que vivimos está marcado por una situación sin precedente, nos encontramos ante dos crisis; una que se presenta en el ámbito de salud por la pandemia generada por el Covid-19 y otra a nivel internacional por la crisis macroeconómica cada vez más compleja.

Para México se torna un tanto más difícil por variables que la afectan de manera contundente como la caída del precio del petróleo, la depreciación del peso frente al dólar, las compras de pánico que provocan escasez y aumento de precios de algunos bienes y servicios, el freno general de la actividad económica, la angustia, la desinformación generada por un exceso de información, que ha llevado a un replanteamiento del curso de la vida con una variable muy poderosa ya que desconocemos el tiempo que pueda durar esta pandemia, que es la incertidumbre.

México enfrenta este doble reto: por un lado, en la parte sanitaria con desabasto de medicamentos y falta de atención a enfermos con otro tipo de enfermedades anterior a la pandemia y, ahora, gastos importantes en insumos y cuidados de la vida para las personas infectadas por COVID-19 ya que no poseemos la infraestructura en seguridad social necesaria para la actividad cotidiana menos ahora con la pandemia; y uno segundo –igualmente trascendente– es la baja en la producción industrial, comercio y, turismo, que en este periodo en especial de Semana Santa golpea negativamente de manera directa e indirecta al empleo, teniendo además otro riesgo en cuanto a la inversión que es lo único que ayuda a tener un crecimiento económico que se presenta hoy en día con pronóstico de una caída importante, generando aumento de la pobreza en el país.

Sin embargo, en el ámbito estudiantil, ¿qué papel juega la incertidumbre? ¿Qué está sucediendo con los estudiantes en las universidades? ¿Cuál es su sentir? Más allá de la rápida capacidad de adaptación que tienen tratándose de medios virtuales en las diversas plataformas que están utilizando para obtener información o llevar a cabo sus clases, los jóvenes del país han externado que se sienten estresados, angustiados y algunos deprimidos por las medidas de distanciamiento social. Comentan que esos sentimientos surgen por el incierto escenario económico que se está presentando, sin duda, y que les afectará a ellos y a sus familias, pero la razón de peso en su sentir es más por la falta de relación social cara a cara en las universidades con sus compañeros, maestros y directivos, aún con el manejo intensivo de los dispositivos digitales.

Científicos de Berkeley Institute for the Future of young Americans, tras realizar estudios en jóvenes universitarios concluyeron que desde 2008 la ansiedad en los estudiantes se ha duplicado y las razones pueden ser el uso excesivo de dispositivos digitales; las redes sociales y el estrés por la crisis actual hace en estos momentos que resalte en los estudiantes aún con la angustia su conciencia social que les permite ante la situación pensar que los cuidados necesarios ante el obligado aislamiento no solo son en beneficio de su salud sino de la salud de los demás, lo que permite sentir que su solidaridad va más allá de la comprensión hacia el esfuerzo de sus profesores que se adaptaron con rapidez a las clases virtuales, o hacia los directivos y profesores que tratamos de estar en mayor contacto con ellos, o hacia los administrativos que desarrollan igualmente sus labores por estos medios.

Publicidad

Esta intensidad que se menciona en el uso de los medios se vuelve ahora la condición para cubrir los estudios del semestre o cuatrimestre, según el caso; además de informarse y de ser su posibilidad de socializar, lo que posiblemente les acrecienta la angustia; sin embargo, permite hacer una reflexión sobre los medios y encontrar las posibilidades que ofrecen sin olvidar la importancia de la convivencia entre los seres humanos, aún con toda la tecnología al alcance de los estudiantes.

Es importante considerar que, ante la crisis que estamos viviendo, debemos actuar con responsabilidad social atendiendo a la ética para ser mejores personas sumando la acción del gobierno que debe dar seguridad y gobernabilidad a través de la confianza. Es solo con la acción de todos en lo que nos corresponde a cada uno hacer que podremos salir de esta situación y seguir trabajando por un México mejor.

__________________

Nota del editor: la autora es

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autora.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad