Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | COVID19: oportunidad para actuar con enfoque de género

La pandemia del machismo no es temporal, ni está relacionada con una fecha (8 de marzo) es un problema que aqueja todos los días del año.
mar 07 abril 2020 06:40 AM
(Obligatorio)
La violencia al interior de los hogares crece con las medidas de aislamiento social.

México es acechado por una pandemia, miles han muerto por su causa. Se propaga con una facilidad impresionante. Está presente en las escuelas, gobiernos y hasta en nuestros hogares, no hay un lugar que esté libre de ella. A la pandemia que me refiero no es el COVID19, son las violencias machistas, aquellas que asesinan a 10 mujeres todos los días, que violan, torturan y desaparecen, esas de las que no se habla, que a muchos sectores les conviene invisibilizar.

Nos encontramos en fase 2 por el Coronavirus, contingencia que ha llevado al gobierno ha implementar el aislamiento social como medida preventiva, algo sin duda necesario; sin embargo, eso ha aumentado los casos de violencias dentro de los hogares, tal es la información de la FGJCDMX que declaró se registraron 7.2% más detenidos por violencia familiar durante la contingencia. Asimismo, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX registró un aumento del 24.5% en reportes de violencia familiar en las dos primeras semanas de aislamiento social.

Publicidad

Dubravka Simonovic, relatora de la ONU, mencionó que "para muchas mujeres y muchos niños, la casa puede ser un lugar de miedo y violencia, la situación se agudiza en el caso del confinamiento ante la pandemia de COVID19”.

Las mujeres no estamos seguras en nuestras casas, en los primeros meses del año se contabilizaron 105 mil 356 actos de violencia familiar, comparado con el año anterior se refleja un incremento del 46% (SESNSP); además el 40% de los feminicidios ocurren en los hogares de las víctimas (INEGI).

El Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (Mesecvi), habló sobre la importancia de mantener una perspectiva de género en la contingencia de salud y aseguró que el COVID-19 es un problema mundial, pero también lo es la violencia contra las mujeres.

Recomendamos: Otra contingencia: la violencia contra las mujeres va en aumento

La situación es clara, con esta pandemia las mujeres son múltiplemente afectadas: en salud; en actividades de cuidados y labores dentro del hogar; violencia laboral, muchas de ellas no pueden parar por estar en empleos informales; más las violencias machistas dentro de casa al convivir con el agresor, mientras todo lo anterior se incrementa, el Estado se niega a observar que las mujeres son uno de los sectores más vulnerados y afectados, esto incluso antes del COVID19.

Organismos Internacionales como la ONU, organizaciones civiles, feministas y activistas hemos exhortado al Estado a crear medidas nacionales, estatales y municipales para proteger a quienes tienen condiciones inseguras y vulnerables, las cuales se acentúan con el COVID-19.

 

Ante todas las estadísticas, recomendaciones y solicitudes, el gobierno sigue sin abordar el problema de salud pública, seguridad integral y violencias machistas desde una perspectiva de género, DDHH e interculturalidad. No se ha reconocido ni en el discurso, ni en los hechos que el coronavirus afecta diferencialmente a diversos sectores de la sociedad, entre los cuales están miles de mujeres, infantes, personas indígenas, con discapacidades, etc.

Los feminicidios no han disminuido, en los últimos meses se han incrementado 24% según datos del SESNSP. El gobierno ha invisibilizado los 632 feminicidios perpetrados en dos meses.

Lee más: En febrero 2020, los feminicidios aumentaron en 24%

Las acciones implementadas por el Estado y sus organismos han sido históricamente ineficientes, las consecuencias de ello son el incremento de los delitos como el feminicidio y las violencias contra las mujeres.

El COVID-19 ha ocupado la agenda mexicana, sin duda entendible, no obstante en un país que busca la igualdad no debieran ser invisibles los feminicidios y las violencias machistas. El coronavirus ha venido a reflejar una vez más que las mujeres en todas las etapas de su vida no somos una prioridad en la agenda política del país, recordemos el día 30 de marzo cuando el presidente de México habló en su conferencia matutina después de muchos días al abordar la pandemia de salud, mencionó la palabra “mujer” sólo una vez y para fomentar los estereotipos de género al decir: “contamos con millones de enfermeras en los hogares de México… son las mujeres quienes atienden a los padres, los hombres somos más desprendidos”.

 

Justificar los constructos sociales es justificar y naturalizar las desigualdades que son parte de las violencias de género. Los feminicidios y violencias machistas no deben ser coyunturales, deben ser una ocupación constante y parte de la agenda del país. La pandemia del machismo no es temporal, ni está relacionada con una fecha (8 de marzo) es un problema que aqueja todos los días del año y nos arrebata hermanas, madres, hijas, amigas, ciudadanas, seres humanas a quienes el Estado mexicano les ha fallado históricamente.

Ante el COVID19 la 4T tiene nuevamente la oportunidad de realizar cambios estructurales e intersectoriales a favor de todas las personas mexicanas. ¡Urgen políticas feministas que promuevan la igualdad sustantiva y una vida digna libre de violencias para todas las mujeres!

_________________

Nota del editor: la autora es directora general de la Red Nacional de Refugios A.C. Un espacio compuesto por más de 60 organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad