Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué podemos estar a favor de la ley de amnistía?

Descongestionar las cárceles y los juzgados es un primer paso para poder implementar la justicia en casos que sí necesitarían prisión, explica Viridiana Ríos.
mié 18 septiembre 2019 06:00 AM
Viridiana Ríos
Viridiana Ríos es profesora asistente visitante de la Universidad de Harvard.

La Ley de Amnistía propuesta por AMLO no busca impedir la justicia, sino evitar que el sistema de justicia siga siendo injusto. Es decir, se busca evitar que sigamos haciendo lo que en México desafortunadamente hacemos muy bien: mandar a mucha gente a prisión por delitos que no son realmente graves y sobre todo, a gente que no tiene dinero.

Celebro la Ley de Amnistía porque reconoce que en México existe un horrendo problema en la implementación de la justicia: hay demasiada gente en la cárcel. Gente que no merece estar privada de su libertad porque no son criminales peligrosos. Mucha gente está en prisión, por ejemplo, solo esperando sentencia o por delitos que no supusieron un peligro social.

Publicidad

Hay quien argumenta que antes de pensar en amnistía se debe pensar en dar justicia a las víctimas, como si una excluyera la otra. Este argumento es falaz. Supone que la amnistía es contraria a la justicia. Por el contrario, la amnistía puede incluso facilitar la procuración de justicia. Esto es así porque el sistema de procuración de justicia está desbordado y las cárceles hacinadas, en parte porque hay mucha gente que está ahí sin realmente merecerlo.

Con un sistema desbordado no se puede dar justicia a quien más lo necesita. Descongestionar las cárceles y los juzgados es un primer paso para poder implementar la justicia en casos que sí necesitarían prisión".

Recomendamos: AMLO envía Ley de Amnistía para mujeres que abortaron, consumidores de drogas...

De hecho, el único problema que yo le veo a la Ley de Amnistía es que es un parche demasiado pequeño para resolver el problema tan grave de encarcelamiento que tenemos.

El problema de fondo y grave es que en México hay demasiados delitos que ameritan cárcel. Esto debe cambiarse si se quiere ir a la raíz del asunto. Debe reformarse la definición de qué delitos merecen prisión preventiva. Hoy en día la prisión se usa para cada vez más delitos. Ello crea muchas injusticias.

La Ley de Amnistía tal cual AMLO la propuso tendrá efectos muy modestos. La ley solo busca perdonar a grupos particularmente vulnerables como integrantes de grupos indígenas que no tuvieron acceso a la debida defensa en su idioma. Mujeres que están en la cárcel por haber abortado. Narcomenudeo cometido por indicación de la pareja o por temor infundido por grupos criminales. Consumidores de drogas y solo personas que no hayan reincidido, y que no hayan cometido delitos graves.

Publicidad

La más importante limitante de la Ley de Amnistía es que solo aplica a nivel federal. Del total de casos de narcomenudeo que se tienen registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, solo el 1% son delitos a nivel federal. Esto se debe a que la gran mayoría de los casos dependen de las autoridades estatales.

Con respecto al aborto, se estima que solo 136 mujeres están condenadas por este delito. Ninguna de ellas a nivel federal. Los casos de encarcelamiento de mujeres por aborto suceden a nivel estado y son de extrema injusticia pues, a veces, el principal problema es que las mujeres no pudieron pagar abortos en clínicas de más alto nivel de discreción o viajar a la Ciudad de México a realizarse sus procedimientos.

Conoce más: La Ley de Amnistía es para beneficiar a la gente humilde: AMLO

Quizá la parte más controversial de la propuesta, hasta ahora, es que se considerará al robo simple sin violencia como un delito no meritorio de prisión. Esto siempre y cuando los criminales no sean reincidentes, no hayan matado, secuestrado, provocado lesiones graves, y que no hayan empleado armas de fuego.

En ciertas áreas urbanas, este tipo de delitos sí suponen un temor importante para la sociedad, pues se utilizan para asaltar constantemente en el transporte público. Es importante que, a fin de que no se preste a aumentar el tamaño de los delitos, se busque que los mecanismos para aprender a las personas mejoren. La clave yace en poder identificar bien quién es un reincidente, y en saber si esta ley de amnistía se replicará o no a nivel estado.

En todo caso, lo que resalta de la nueva Ley de Amnistía de AMLO es que tiene mal nombre. Lo que se propone no parece ser técnicamente una amnistía pues, de acuerdo a la legislación internacional, la amnistía suele limitarse a conductas cometidas durante un periodo determinado de tiempo o que implican un hecho o circunstancia específica, como un conflicto armado determinado. En este caso, la amnistía no supone una temporalidad, sino más bien es un cambio en los ideales de nivel punitivo del estado. Un parchecito que aspira a que menos gente vaya a la cárcel.

Ojalá pronto Morena también legisle en contra de la mala costumbre que se tiene de mandar a prisión a todos, incluso sin sentencia".

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autora.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad