Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿El crecimiento reduce la pobreza?

Tras revisar lo sucedido en los estados, queda claro que sin crecimiento económico es más difícil lograr reducir la pobreza de forma sistemática, escribe Viridiana Ríos.
mié 04 septiembre 2019 06:00 AM
Viri Ríos
Viri Ríos es doctora en Gobierno y profesora asistente visitante de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

La respuesta es no siempre. Consideremos la última década para la que tenemos datos de pobreza y crecimiento. De 2008 a 2018 la pobreza se redujo en 2.5 puntos porcentuales mientras que la economía creció en promedio 2.2%. Esto parecería suponer que la cuando la economía crece, la pobreza se reduce como en un espejo, pero no es así.

Existen estados que crecieron por arriba del promedio nacional y aún así no lograron reducir su pobreza, de hecho la aumentaron. Colima creció al 3.2% al mismo tiempo que su pobreza aumentó en 3.46 puntos porcentuales. Otro ejemplo es la Ciudad de México que creció al 2.5% y su pobreza aumentó en 2.9 puntos porcentuales. Hay casos en los que el crecimiento económico no reduce la pobreza.

Publicidad

Asimismo, existen estados con muy poco crecimiento económico que lograron reducir su pobreza. Durango y Tlaxcala crecieron muy poco en la última década, el primero en 2% y el segundo en 1.3%. Sin embargo, los dos tuvieron grandes avances en la reducción de la pobreza. Ambos estados redujeron su pobreza en más de 11 puntos porcentuales lo que los coloca entre los tres estados que más lograron reducirla.

Lo que sí queda claro es que sin crecimiento económico es más difícil lograr reducir la pobreza de forma sistemática. El promedio de crecimiento entre los estados donde se redujo la pobreza en al menos cinco puntos porcentuales fue de 2.9%. En los estados en los que la pobreza aumentó en al menos 5 puntos porcentuales el crecimiento fue de 1.4%. Es decir, si se crece, la probabilidad de que se logre reducir la pobreza es mayor.

Más de la autora: ¿Cómo sería un México sin AMLO?

De hecho, la gran mayoría de los estados que crecieron por arriba del 4% lograron reducir su pobreza de forma significativa. Entre estos estados se encuentra Aguascalientes, el campeón nacional de reducción de pobreza (-11.45 puntos porcentuales), y Querétaro que logró reducir su pobreza en 7.6 puntos porcentuales. Baja California, sin embargo, es un caso raro donde a pesar de crecer al 4.8% la pobreza solo se redujo en 3.29 puntos porcentuales.

Más que desestimar el crecimiento como irrelevante para reducir la pobreza, lo que debemos comenzar a discutir es qué tipo de crecimiento necesitamos para reducir la pobreza.

Publicidad

Al momento, y de acuerdo a datos de Coneval, el tipo de crecimiento que más podría reducir la pobreza sería aquel que creara empleo formal y que tuviera ingresos por arriba de la línea de pobreza. Estas dos cosas han probado ser muy difíciles en México, no porque no podamos, sino porque se desarrolló al país pensando que proveer empleos de bajo salario era la forma de lograr atraer inversión a México. Esto debe cambiar.

México debe transitar hacia un modelo de trabajo capacitado y de proveeduría local donde las ganancias se distribuyan mejor entre los trabajadores y los dueños, y en donde los trabajadores sean capaces de realizar labores complejas y no solo de ensamble.

Lee también: AMLO lleva 145,000 millones de ahorro en medidas de austeridad, va por 200,000

Asimismo, es imperante cambiar los incentivos fiscales que hacen demasiada cara a la formalidad. Hoy en día sería imposible para muchos empresarios pequeños pagar la nómina con las cuotas del IMSS sobre todo porque, estar afiliado al IMSS no significa necesariamente poder tener acceso al servicio.

Repensar el sistema de pago de impuestos y de seguridad social de forma que no esté ligado al trabajo sería un paso en la dirección correcta".

Finalmente, para lograr un crecimiento, y de acuerdo a los expertos que Banxico encuesta cada mes, parece que uno de las políticas más necesarias es promover la seguridad, implementar el Estado de Derecho y reducir la corrupción. No hay forma de que México crezca si no controlamos las tasas de violencia.

Al momento, las medias que está implementando esta administración todavía no han rendido frutos. Es imperante que proveer seguridad sea una de las principales políticas de Estado. Y ello implica, no solo el uso de la fuerza, sino también la generación de oportunidades para jóvenes que quieran tener un trabajo digno.

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad