Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La educación contra el discurso del odio y fanatismo

La escuela debe fomentar el desarrollo económico, además, en el caso de las sociedades democráticas, en el político y repercutir contra el discurso de odio, escribe Jorge Sánchez Tello.
jue 08 agosto 2019 10:40 AM
donald trump
Declaraciones. Las palabras del presidente contra los migrantes han impulsado el discurso de odio.
La sociedad puede facilitar, alentar e incluso imponer la necesidad de que se provea lo esencial de una educación.

(Adam Smith).

Es alarmante las consecuencias que está teniendo el discurso de odio de Donald Trump, el fanatismo de sus seguidores está teniendo consecuencias terribles. Lo que hace falta en el mundo es más educación para enfrentar el discurso del odio y del fanatismo para evitar se repitan masacres como las que han ocurrido hace algunos días en Estados Unidos y otras partes del mundo. Ha regresado con fuerza el odio y la intolerancia.

Tal y como la entendía el economista Adam Smith, la escuela debía ser una institución dedicada a la formación cultural de la población. Ello repercutiría no sólo en el desarrollo económico, también, en el caso de las sociedades democráticas, en el político.

Publicidad

Esta escuela encajaba perfectamente con el sueño americano que acababa de nacer: los chicos más aptos, aunque procedieran de familias pobres y barrios marginales, tendrían un instrumento de promoción social que les permitiría prosperar, con el único límite de su esfuerzo y sus capacidades. Se trataba de dar una oportunidad de salir adelante a cada alumno en función de sus méritos, lo que repercutiría sobre toda la sociedad. En palabras de Smith:

Al perseguir su propio interés, frecuentemente fomentará el de la sociedad mucho más eficazmente que si, de hecho, intentase fomentarlo".

Por tanto, el sistema de enseñanza del siglo XXI no sólo ha de responder a las necesidades del mercado laboral, sino ofrecer una instrucción útil, como herramienta de movilidad social, que permita a los agentes económicos contar con los mejores talentos.

Más del tema: La historia de violencia contra latinos en EU

La gran dificultad para mejorar la calidad de la enseñanza radica en la inexistencia de la lógica de los derechos de propiedad en la escuela, en la falta de responsables claros en cuestiones como los resultados de los centros públicos, la elección de los directivos de los mismos, etcétera. Aclarar la cuestión de los derechos de propiedad permite abordar la tarea de determinar quién está legitimado para tomar decisiones y, por tanto, quién debe exigir qué a quién. Esto ha tenido como consecuencia el gran rezago educativo que tiene nuestro país.

Si México aspira a tener un mejor país, deberá mejorar su calidad educativa porque hasta el momento es un fracaso y nos puede condenar a muchos años de bajo crecimiento y al probable crecimiento del discurso del odio.

Publicidad

México ocupa el primer lugar, entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el índice de maestros de quienes su director reportó que la falta de preparación, retardos y ausentismo afectan su enseñanza.

México es el país de la OCDE que cuenta con el mayor porcentaje de estudiantes con el nivel más bajo de lectura con el 40.1% (en comparación con la media de la OCDE, que es de un 18.8%). Sólo el 0.4% de sus alumnos logró en lectura puntuaciones de nivel 5 o superiores (en comparación con el 1.3% de Chile y el 1.8% de Turquía). En matemáticas, sólo el 0.7% de los alumnos mexicanos alcanzó dichos niveles (comparado con el 1.3% en Chile y el 5.6% en Turquía); mientras que sólo el 0.2% los alcanzó en ciencias.

Recomendamos: Ser los siguientes, el temor de los latinos en EU tras el tiroteo en El Paso

Para la OCDE estar en esos niveles significa que al terminar la secundaria o cursar el primer año del bachillerato los estudiantes apenas reconocen en un texto ideas sencillas.
Su conocimiento científico es tan limitado que sus explicaciones son muy obvias y son derivadas de las evidencias que se les muestran en la prueba

A nivel universitario está de sobra comprobado que el desarrollo económico requiere de cantidades específicas de técnicos, profesionistas y científicos en diferentes áreas de la economía y de la sociedad, a fin de lograr un desarrollo equilibrado. Quizá el más importante sea satisfacer la demanda de investigación y de formación de recursos humanos de alto nivel en ciencia y tecnología, en cantidades suficientes para promover el crecimiento económico basado en ventajas comparativas derivadas de actividades intensivas en conocimiento y no en mano de obra no calificada y de baja remuneración. Las universidades deben garantizar la investigación y la enseñanza en disciplinas, que aunque no tengan actualmente una gran demanda en el sector privado, son cruciales para el desarrollo y el crecimiento de largo plazo, como las matemáticas.

Te puede interesar: Un delito: la acusación contra Rosario Robles

Invertir en educación no es ninguna apuesta, es el camino para tener un mejor México y un mejor mundo, los fanatismos están de regreso y solo la educación nos hará libres.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad