Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | ¿Qué sigue para Hacienda después de la renuncia de Urzúa?

Arturo Herrera es un economista técnicamente sólido, pero está por verse si podrá generar la confianza y la certidumbre que el país necesita, escribe Valeria Moy.
mié 10 julio 2019 05:50 AM
Arturo Herrera
La noche de este martes, Arturo Herrera dio su primera rueda de prensa tras ser propuesto por el presidente como secretario de Hacienda. Herrera aún necesita la ratificación de la Cámara de Diputados.

Pocos puestos son tan importantes en cualquier gabinete como el titular de la Secretaría de Hacienda. Quien maneja las finanzas públicas del país asume el compromiso de actuar con responsabilidad macroeconómica. Ese deber implica confrontaciones con otros miembros del gabinete, con legisladores y con el presidente.

Ayer, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, presentó su renuncia alegando discrepancias en materia económica y la imposición de funcionarios sin conocimiento de finanzas públicas impuestos por personajes importantes con conflictos de interés.

Publicidad

Urzúa fue uno de los principales promotores de López Obrador. Se reunió con inversionistas para inyectar confianza en el rumbo económico que tendría el país con el proyecto de su candidato. Muchos lo escucharon. Urzúa representaba una figura moderada y templada, con conocimiento del tema, que tranquilizaba a quien dudaba del manejo que haría López Obrador de las finanzas públicas. Urzúa conoce bien al presidente, trabajó con él en su gobierno en el Distrito Federal. En este sentido, el exsecretario no puede argumentar sorpresa. Sabía el estilo de gobernar de López Obrador y conocía su obstinación en proyectos específicos.

Su renuncia se ha considerado un acto de congruencia con su visión de la hacienda pública. Puede ser. Considero, sin embargo, que habría que reconocer que el proyecto de nación que él mismo defendió simplemente no se está llevando a cabo. La realidad chocó con las expectativas del exsecretario. Urzúa optó por no quedarse a luchar por cumplir lo prometido, tal vez su jefe se lo hizo imposible.

Lee: AMLO reconoce “inconformidad” de Urzúa con las decisiones de su gobierno

Publicidad

El momento es delicado. La desaceleración económica es evidente y la imposición de proyectos sin ningún análisis no llevará más que al desperdicio de tiempo y recursos. No hay otros datos y eso precipita la renuncia del secretario. Además, el presupuesto está siendo discutido para presentarse a principios de septiembre. Ayer, Arturo Herrera refrendó su compromiso con mantener un superávit primario de 1% para este año y con respetar la autonomía de Banco de México. ¿Cuál será su rol en el plan de negocios y el rescate financiero de Pemex? Poco explicó ayer sobre la refinería de Dos Bocas, pero manifestó que la inversión estaría centrada en la producción. ¿Podrá Herrera incidir en la forma en la que se toman las decisiones de política económica?

Arturo Herrera sabe a lo que va. Conoce a López Obrador desde sus tiempos en el Distrito Federal y sabe su forma de operar. No podrá llamarse a sorpresa. No podrá quejarse de las discrepancias en política económica, porque ya las conoce, ni por la imposición de funcionarios que ya están ahí. Esta administración ha demostrado ser profundamente vertical. Se hace lo que el presidente dice, independientemente del sentido económico y social que tengan los proyectos; quiere tener control sobre el uso de los recursos públicos.

Lee: Arturo Herrera se compromete con la disciplina en las finanzas públicas

Publicidad

Herrera, como Urzúa, es un economista técnicamente sólido y comprometido con la disciplina fiscal. Está por verse si será capaz de manifestarle al presidente su opinión respecto de las finanzas públicas, arriesgándose al reclamo desde el púlpito presidencial. Con una restricción presupuestal más apretada, el uso de los recursos tendrá que ser más eficiente para impulsar el crecimiento del país y lograr disminuir la pobreza y la desigualdad.

¿Podrá Herrera trabajar bajo estas condiciones o se verá obligado a renunciar argumentando congruencia con sus principios? ¿Podrá generar la confianza y la certidumbre que el país necesita? El tiempo dirá.

_________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Tags

Andrés Manuel López Obrador Presidencia Gobierno federal Secretaría de Hacienda y Crédito Público
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad