Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Barcelona acoge de manera temporal a periodistas mexicanos amenazados

Desde fin del sexenio pasado y lo que va de este, el programa del Ayuntamiento de Barcelona ha brindado protección temporal a 16 periodistas de Guerreo, Tamaulipas, Sinaloa y Chihuahua.
mar 21 junio 2022 01:06 PM
(Protesta por el asesinato de periodistas en la Ciudad de México)
De acuerdo con la organización Artículo 19, del año 200 a la fecha se han registrado 153 asesinatos de periodistas en México, en posible relación con su labor.

“Los periodistas pisan Barcelona y siguen atemorizados, mirando siempre para atrás, pensando en que alguien los sigue”, dice David Llistar al recordar a los periodistas mexicanos amenazados que han viajado a España huyendo la violencia en México y llegan “tocados” con daños psicosociales y traumatizados.

Llistar es director de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona, gobierno que tiene un programa de acogida temporal para periodistas de México en colaboración con la Taula per Mèxic y a través del cual han podido "sacar" a 16 periodistas del país.

Publicidad

Desde fin del sexenio pasado y lo que va de este, el programa ha brindado protección temporal en Barcelona a periodistas de Guerreo, Tamaulipas, Sinaloa, Chihuahua, las entidades con mayor número de agresiones a comunicadores en México, detalla Arturo Landeros, de la asociación Taula per Mèxic, que da apoyo técnico al programa.

Todo inició con una visita a México en 2016, en que apreciaron los niveles de agresión a la prensa en el país sin que hubiera actuación para proteger a los periodistas amenazados.

Así como en 1939 el barco "Sinaia" llegó a Veracruz lleno de exiliados de la Guerra Civil española para ser acogidos en México, Llistar señala que ahora buscan ayudar a los mexicanos.

"Nosotros de algún modo queríamos lanzar nuestro pequeño barco, en dirección contraria, en un momento en que los periodistas de México están siendo acosados y asesinados para darles refugio temporal", indica.

En entrevista —que se da en el marco del foro “Periodismo y Construcción de Paz en México: proteger a periodistas, garantizar la libertad de prensa” que se lleva a acabo esta semana en México— Llistar y Landeros hablan de la necesidad de atención a los periodistas , que apuntam, hacen coberturas "como si fueran corresponsales de guerra".

"Hemos notado altos niveles de estrés postraumático, pues el trabajo que realizan 'es como si fueran corresponsales de guerra' ya que viven en un ambiente de violencia constante como la que se vive en Tamaulipas o Guerrero".

Por ello, hablan de que cuando los periodistas llegan a Barcelona entran a los que podría llamarse un proceso de “curación y de recuperación", una suerte de estancia de respiro.

"Los periodistas llegan a recuperarse, "tienen que ir curándose. Hablamos de seis meses de respiro y de un trabajo con psicólogas del programa que les ayudan a ir sanando", señala Landeros.

"Los periodistas estamos en una batalla por defender la verdad": Lydia Cacho

Publicidad

De acuerdo Llistar, a través del trabajo terapéutico y el acompañamiento psicosocial a los periodistas se abre la caja de una serie de situaciones que se normalizan con la violencia y que hay que modificar "porque no se puede vivir en ese cotidiano de ansiedad y angustia”, por lo que el programa brinda herramientas para continuar con la vida y el trabajo de regreso a México, a partir de un programa más académico sobre periodismo de paz.

"(La idea es compartir estrategias) para cuidar sus vidas en una perspectiva más estratégica y de largo plazo, de modo que también creen sus análisis de riesgo y sus redes de apoyo", explica Llistar, quien también señala que la idea es crear redes con periodistas locales.

“En Barcelona los periodistas viven un clima de seguridad alejados de ese tipo de amenazas y se les brinda seguridad”.
David Llistar, director de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona.

Esto abre la posibilidad de tener un espacio de tiempo para concentrarse en sí mismos y poner su vida en el centro, más allá de toda la turbulencia que están pasando; “ayuda a que al retorno puedan estar más fortalecidos para poder encarar su trabajo ya con un nuevo enfoque”, dice.

¿Cómo se hace?

En ese programa, el Ayuntamiento de Barcelona destina un presupuesto cercano a los 100 mil euros anuales a través de la dirección de Justicia Global y Cooperación Internacional y lo gestiona la organización Taula per Mèxic y ambas, coadyuvan con el gobierno mexicano y con el Mecanismo de Protección Federal para periodistas y defensores de derechos humanos.

De acuerdo con Landeros, aunque hay muchos comunicadores víctimas de violencia y acoso, son las organizaciones Artículo 19, la Red de Periodistas de a Pie, Aluna Acompañamiento Psicosocial Asociación Civil, el Centro de Información sobre la Mujer (CIMAC) las que presentan sus casos “y hacemos una evaluación del nivel de riesgo” para decidir la entrada al programa.

“Vienen amenazados con distintos niveles, la mayoría amenazados por alcaldes, funcionarios, medios o el crimen organizado. Sobre todo los gobiernos locales municipales, y se trata de periodistas que no pertenecen a las grandes organizaciones de comunicación, sino que son de medios de algunas regiones son los que hemos identificado en donde se presenta el mayor nivel de riesgo”, detalla Landeros.

Cuestionado sobre la situación de los representantes de la prensa en México, objeto casi diario del discurso de descalificación del presidente Andrés Manuel López Obrador, Llistar reconoce no tener el contexto a detalle.

“Pero me parecería desafortunado que hubiera críticas hacia un sector que es clave para la solución y para resolver casos de impunidad, violencia y corrupción”, sostiene.

Publicidad
Publicidad
Publicidad