Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"El Rey del Cash": titular de Bienestar apoyó campaña de AMLO con dinero de RTP

De acuerdo con el libro de Elena Chávez, Ariadna Montiel organizó con su empresa de banquetes varios eventos de Beatriz Gutiérrez “con la crema y nata de los intelectuales”.
mar 11 octubre 2022 01:51 PM
AMLO y Ariadna Montiel
Elena Chávez asegura en su libro que Ariadna Montiel llevó una cuota mensual a la casa de campaña de López Obrador proveniente de recursos de RTP.

Ariadna Montiel, actual titular de la Secretaría de Bienestar, habría utilizado dinero de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) de la Ciudad de México para dotar de recursos la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en 2012, revela el libro "El Rey del Cash", de la autora Elena Chávez.

Además, la funcionaria supuestamente compró una residencia, camionetas y fundó una empresa de banquetes, con la que agasajaba las reuniones personales de Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

Publicidad

El libro detalla que supuestamente Ariadna Montiel dirigió RTP de 2006 a 2012 por acuerdo del entonces jefe de gobierno Marcelo Ebrard y René Bejarano.

A través del organismo de transporte público, acusa la escritora, la funcionaria repartía “dinero a manos llenas y tenía en la nómina a varios tabasqueños enviados ahí por instrucciones de López Obrador”.

Según el libro, Ariadna Montiel operó una estrategia desde RTP para obtener recursos para Andrés Manuel López Obrador, entonces candidato presidencial de la alianza electoral PRD-PT-Movimiento Ciudadano.

La estrategia –según el libro– consistía supuestamente en “hacer creer que las autopartes de la flota de camiones estaban descompuestas o inservibles”, pero las cambiaban a otros camiones y las cobraban como nuevas.

Esos recursos, señala Elena Chávez, permitieron que Ariadna Montiel llevara una cuota mensual a la casa de campaña de López Obrador y que tejiera “su estrategia para seguir creciendo políticamente”.

En esa época, la actual secretaria de Estado se mudó de Iztapalapa a la Colonia Del Valle, donde rentaba una casa en 60,000 pesos mensuales, expone la autora.

 

Después, como integrante de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Ariadna Montiel supuestamente adquirió una residencia de 18 millones de pesos en la colonia Insurgentes Cuicuilco, creó una empresa de eventos para fiestas y compró camionetas Mercedes Benz para transportar muebles y equipos de sonido.

“¿Con su salario de diputada, y quizá con alguna compensación por ser integrante de la Comisión de Gobierno, pudo hacer tanto?”, cuestiona la autora en el libro.

Con esa empresa de banquetes, Ariadna Montiel organizó varios eventos de Beatriz Gutiérrez, que se realizaban en su casa de Tlalpan “con la crema y nata de los intelectuales”, sostiene la autora. También le organizaba fiestas al hijo mayor de López Obrador, José Ramón López Beltrán, agrega.

La autora dice que a Montiel jamás le pagaron esos servicios. Sin embargo, supuestamente lo hacía para agradar a Andrés Manuel López Obrador, quien “con su personalidad voluble, algunas veces la tomaba en cuenta y otras como si no la conociera”, afirma en el libro.

Con ese trabajo, Ariadna Montiel pasó de cuidar los plantones de López Obrador a ser diputada local; hizo trabajo político-electoral en Veracruz, fue coordinadora de los diputados del PRD y secretaria de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, expone el libro.

Más tarde, en 2015, le encargaron gestionar con sus propios recursos el triunfo electoral de Morena en Valladolid, Yucatán, y con ese logro, asegura la autora, se ganó “el derecho a competir” por la alcaldía de Coyoacán.

 

Sin embargo, sostiene Elena Chávez, Ariadna Montiel cometió un error que le costó que López Obrador se enojara con ella y que la sacaran de la contienda. Ariadna Montiel debía renunciar a su cargo en la asamblea local, pero no lo hizo hasta responder el informe anual de Miguel Ángel Mancera, que en 2015 era jefe de gobierno de la Ciudad de México.

“Ariadna olvidó que los tiempos del señor son sagrados y nadie, absolutamente nadie, puede alterarlos”, ironiza la autora en el libro.

Al final, sostiene Elena Chávez, Ariadna Montiel tuvo que ser diputada federal independiente y el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados la rechazó durante varios meses.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad