Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pegasus, el quinto autobús y el actuar del Ejército, claves del informe del GIEI

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó un nuevo reporte sobre la investigación a ocho años de la desaparición de los 43 jóvenes desaparecidos.
vie 30 septiembre 2022 03:04 PM
Carlos Marín Beristaín, Claudia Paz y Paz, Ángela María Buitrago y Francisco Cox Vial, arriban.a la presentación del tercer informe del GIEI sobre el caso Ayotzinapa.
El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó un nuevo informe titulado la “Situación actual del caso a los 8 años de los hechos”.

La investigación en torno a la desaparición de 43 jóvenes de Ayotzinapa tiene nuevos hallazgos. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó su cuarto informe en el que revela que algunos estudiantes permanecieron vivos hasta el 4 de octubre, que la Secretaría de la Defensa Nacional recurrió al malware Pegasus para espiar a personas clave, que hubo intercambio de mensajes entre militares e integrantes de Guerreros Unidos, presuntos “jales” entre el Ejército y miembros del crimen organizado, entre otros.

En el documento que se titula “Situación actual del caso a los 8 años de los hechos” también se revelan injerencias de la Fiscalía General de la República y resistencias de la Secretaría de la Defensa Nacional a entregar información.

Aquí te compartimos algunas claves del caso:

Publicidad

Vivos hasta el 4 de octubre

Aunque la desaparición se dio entre el 26 y 27 de septiembre, algunos de los normalistas pudieron estar con vida hasta el 4 de octubre.

“El Ejército contó con informaciones en tiempo real sobre los posibles destinos de los estudiantes desaparecidos, así como de las personas implicadas, su relación con autoridades ministeriales y sus posibles escondites. Según esta conversación algunos de ellos podrían haber estado vivos el 4 de octubre de 2014, ocho días después de los hechos”, se lee en el informe.

Capturas de pantalla

Los expertos del GIEI pusieron en duda las capturas de pantalla que se incluyeron en el informe que presentó la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa (COVAJ) el 18 de agosto pasado, que supuestamente contienen información que daría sustento a su nueva versión sobre lo que ocurrió con los jóvenes la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre: que fueron separados en tres grupos y asesinados de formas brutales.

De acuerdo con los expertos, aún no está comprobada la veracidad de esos mensajes y alertaron que no han tenido acceso al informe técnico con el que se analizaron los mensajes, solo a las conclusiones.

“La COVAJ incluyó en su informe otras informaciones sobre capturas de pantalla de WhatsApp e interceptaciones telefónicas que, por razones desconocidas hasta ahora, nunca fueron compartidos, conocidos, ni evaluados por el GIEI”, refiere el reporte.

Uno de los mensajes que contenían alguna de las capturas de pantalla dice: “Diles a todos que se encarguen de desaparecer a esa bola de cabrones qe aber como le hacen son ordenes de arriba porque no sabemos quién es quién y el patrón dice que se está calentando la plaza demasiado (sic)”.

 

Pegasus

El Ejército recurrió a Pegasus para intervenir la comunicación a miembros de Guerreros Unidos, familiares, elementos de seguridad pública y también del Ejército.

De acuerdo con el GIEI, había un Centro de Inteligencia desde que se identificó que se realizaban actividades de seguimiento e interceptación telefónica, aunque la Sedena rechazó que existía ese centro.

“El Comando Regional de Inteligencia Zona Norte Iguala, existía para septiembre de 2014 (alojado dentro del 27BI), y hacía labores de monitoreo, interceptación y registro de llamadas, pues existe registro de todo esto. El GIEI verificó directamente varios mensajes de este centro en la información que se posee donde había varias transcripciones, mensajes que contenían información de esta naturaleza, pero además ha realizado investigaciones que le permiten concluir que sí se hacían interceptaciones a través de medios como el programa Pegasus”, plantea el informe.

Quinto autobús

El GIEI insistió en la existencia de un quinto autobús, el cual fue tomado por 14 estudiantes y salió por la parte de atrás de la “Comercial Camionera del Sur”, por la carretera hacia Chilpancingo. En una breve parada, una mujer le entregó un paquete al chofer y después la unidad siguió su ruta hasta poco antes de llegar al Puente del Chipote.

“Desde el primer informe el GIEI señaló que debía indagarse si en ese autobús se trasladaban drogas, lo que podría haber actuado como desencadenante de las agresiones, explicar la intensidad del ataque en contra de los estudiantes, la potencia de fuego y el bloqueo de la salida de buses, incluyendo el del equipo de fútbol de los Avispones que salió poco más de una hora después por la misma carretera siendo atacado en Santa Teresa”, plantea el reporte.

 

Autobuses ocupados para trasciego

Al menos desde abril de 2014, la FGR y la SEIDO tenían conocimiento del trasiego de heroína a través de autobuses, ello debido a que Mario Casarrubias Salgado, el “sapo guapo”, fue detenido por el tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

“A pesar de contar con esta evidencia, la PGR señaló que desconocía ese trasiego y desdeñó el señalamiento del GIEI como posible hipótesis del caso”.

“Jales” con el Ejército

Los miembros del GIEI revelaron que hay pruebas de una relación entre Guerreros Unidos e integrantes del Ejército. “En al menos doce mensajes en las comunicaciones interceptadas se hace una mención específica a los militares”, refiere el informe.

Algunos de los mensajes detectados son:

· “Ya está primo me estoy cuadrando para aser un jale con los militares y boy para aya porq qiero q me luz berde el m ok primo”.
· “Si no le contesto es porq boy aestar con los militares comiendo ya casi me boy adejarle la comida ok el cel lo dejo aqi en micasa porq aqi nomas agarra por el model ok primo”.
· “Órale luego les voy a yevar caldo de cangurejos al teniente”.

La Marina también es mencionada

El informe del GIEI revela que también se encontraron referencias a la Marina, por lo que los expertos advierten que es necesario investigarse si integrantes del cártel de Guerreros Unidos infiltraron esta fuerza de seguridad.

Algunos de los mensajes donde se les menciona son: “Ya no conteste, Aguante estoy con los de la marina y voy al batallon (…)/ ay metiras cuando termine”, “A kira sise el primo ke tevas de guia con a marinela”.

 

Injerencias

Los miembros del GIEI alertaron que ha habido una indebida injerencia de la FGR en la investigación sobre la desaparición. Particularmente se refirieron a:

Designación de nuevos fiscales sin conocimiento del caso solo bajo el argumento “atendiendo las necesidades del servicio”.

· Privación a la UEILCA de policías de investigación por lo que no se ha podido avanzar en la investigación y verificar distintos datos de prueba que han surgido en el último tiempo.
· Auditorías a la UEILCA. En tres años nunca se les había realizado una, se les anunció que entre el 5 y 8 de septiembre se implementaría una evaluación.
· Desistimiento de las órdenes de aprehensión.

Una de las consecuencias que los expertos prevén es que se generen “menores posibilidades de llevar a juicio a los realmente responsables de forma efectiva. Riesgo que de nuevo por motivos procesales y de falta de conocimiento del caso se dejen por fuera pruebas ya existentes y otras por recabar. Como posible consecuencia futura, falta de justicia y liberación de detenidos, en este caso ya no por torturas, sino por problemas en las acusaciones y manejo de evidencias y pruebas que sin embargo existen”.

Publicidad
Publicidad