Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mañaneras y mensajes trimestrales de AMLO han diluido el "Día del Informe"

Este miércoles, el presidente López Obrador rendirá su Tercer Informe, pero en realidad es el décimo en su sexenio. Expertos afirman que más que lo dichos, deben importar los números de su gestión.
mar 31 agosto 2021 11:59 PM
Andrés Manuel López Obrador durante el 3er Informe del Triunfo Histórico Democrático del Pueblo de México.
El presidente Andrés Manuel López Obrador rinde cuatro informes anuales de gobierno. El de este miércoles será el décimo de su administración.

El presidente López Obrador llegará a su Tercer Informe con 673 mañaneras a cuestas y nueve informes trimestrales que se traducen en al menos 1,220 horas de mensajes en lo que va de su gobierno. El Tercer Informe se tratará en realidad del "décimo informe", según la Presidencia, y a pesar de las horas acumuladas, expertos consideran que no destaca por rendir cuentas en sus mensajes.

Politólogos consultados, coinciden en que los cuatro informes que cada año realiza el presidente López Obrador le sirven más para mantenerse en la agenda pública, que para abordar o gestionar los avances del país en temas como economía, seguridad, corrupción o educación.

Publicidad

“Son irrelevantes porque el presidente diario habla, diario presenta informes, cifras o expone al gabinete a la opinión pública por lo que realizar informes trimestrales no sirven, solo para mantenerse vigente, en la agenda pública, pero para los ciudadanos no sirven, porque lo que se requiere es una verdadera rendición de cuentas”, explica el consultor político Édgar Ortiz Arellano, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El artículo 69 de la Constitución Política establece que una de las obligaciones del presidente en turno es informar sobre el estado que guarda el país al inicio de cada año legislativo, el cual comienza cada 1 de septiembre.

“En la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año del ejercicio de Congreso, el presidente de la República presentará un informe por escrito en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública de país”, refiere el texto constitucional.

Sin embargo, el presidente López Obrador determinó que él no esperaría a cada 1 de septiembre para presentar los avances de su administración. En marzo de 2019 el mandatario ofreció un primer informe con motivo de los primeros 100 días de su gobierno. Un mes después adelantó que cada año tendría cuatro informes.

Publicidad

“Yo voy a informar, y aprovecho para decirlo, cada tres meses aquí sobre el estado que guarda la administración pública, cada tres meses voy a estar informando”, dijo en su conferencia del 24 de abril de 2019 .

De esta manera los cuatro informes trimestrales se realizan:

1. En marzo. Este se realiza en el primer trimestre de cada año.
2. El 1 de julio para conmemorar el triunfo de su movimiento en las urnas.
3. 1 de septiembre. Informe oficial, de conformidad a lo que establece el artículo 65 constitucional.
4. 1 de diciembre. Para conmemorar el inicio de su administración.

Para Roberto de la Rosa, académico de Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM), lo que realmente importa para saber cómo va el gobierno son los datos que dan instituciones como la Secretaría de la Función Pública, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social y otras.

“Lo que importa es el informe de gobierno, los resultados que den el ejercicio del presupuesto, la revisión que haga la Secretaría de la Función Pública a través de sus auditorias, la Auditoría Superior de la Federación a través de la cuenta pública, es la rendición de cuentas lo que importa, no el discurso de un evento que dure una hora en Palacio Nacional”, dijo el experto.

Publicidad

Un presidente muy mediático

Los expertos recuerdan que hasta hace algunos años, los presidentes mexicanos solían hablar poco en público, por lo que cualquier declaración que realizaran o entrevista que concedieran tenía vigencia por días.

Sin embargo, el actual presidente es muy mediático. Da mensajes de dos horas de lunes a viernes, tiene eventos todos los fines de semana o realiza publicaciones en redes sociales; es decir, siempre se mantiene presente con un mensaje, salvo cuando se mantuvo confinado a causa del contagio por COVID-19.

Ortiz Arellano considera que esa sobreexposición ha propiciado que el próximo Tercer Informe y los siguientes hayan dejado de despertar interés.

El informe presidencia ya no tiene el mismo peso que tenía antes. Antes el informe presidencial era un evento muy esperado por la clase política y la opinión pública, pero ahora con el excesivo uso de medios que hace el presidente, el informe ha perdido relevancia porque todo lo que podría decir ya lo dijo en las mañaneras o en otros informes”.
Édgar Ortiz Arellano, profesor de la UNAM.

Hasta este 30 de agosto, el presidente López Obrador había ofrecido 673 conferencias matutinas en 1004 días de gobierno, de acuerdo con cifras de SPIN, Taller de Comunicación.

La duración promedio de cada conferencia matutina ha sido de 108 minutos, por lo que el presidente ha estado ante medios de comunicación exponiendo o respondiendo preguntas 72,684 minutos o lo equivalente a 1,211 horas en lo que va de su gobierno.

Expertos como Luis Estrada, director de SPIN Taller de Comunicación Política, han advertido que el presidente López Obrador ha realizado 56,181 “afirmaciones falsas o engañosas” en sus conferencias, un promedio de 88 cada mañana.

Rumbo a este tercer informe de Gobierno, el mandatario federal eligió difundir spots bajo el slogan “Con hechos, no palabras”.

Su décimo informe de Gobierno se realizará a las 17:00 horas en Palacio Nacional y tendrá solo como invitados a miembros de su gabinete legal y ampliado, ese equipo de trabajo que ya tuvo 30 movimientos.

Publicidad
Publicidad