Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En el inicio de la fase más crítica del COVID-19, AMLO se lanza contra la prensa

El mandatario federal dedicó al menos 20 minutos de su conferencia para dividir a la prensa en dos bandos: los muchos que lo critican y los pocos que lo defienden.
mié 22 abril 2020 12:35 PM
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante la conferencia matutina, donde anunció el Plan de Emergencia de cara a la pandemia por Covid-19.
Para el presidente López Obrador el buen periodismo es el que defiende al pueblo y que está distante al poder.

A unas horas de que el gobierno federal declarara la fase 3 de la epidemia del COVID-19 –la etapa más crítica de esta pandemia en el país–, el presidente Andrés Manuel López Obrador centró parte de su conferencia de prensa matutina para atacar a los medios de comunicación “tradicionales” y para asegurar que hoy más que nunca se cuestiona al gobierno federal.

Al inicio de su mensaje, el mandatario federal presentó el decreto que enviará este miércoles a la Secretaría de Gobernación y a la Consejería Jurídica a través del cual plantea 11 medidas para enfrentar la crisis económica generada por el COVID-19. Sin embargo, lo que vino después fue una diatriba de al menos 20 minutos contra la prensa que ha sido crítica a su gobierno.

La contingencia sanitaria ocasionada por el coronavirus no solo ha impactado a la economía mexicana –cuyo estimado de Hacienda para este año oscila entre un estancamiento de 0.1% o una contracción de 3.9% –, sino que también ha golpeado la popularidad de López Obrador, una situación que él mismo ha reconocido, aunque desestimado al mismo tiempo al señalar que si llegó al poder con 30 millones de votos con una aprobación del 50% “sale ganando”.

El martes pasado el mandatario federal se pronunció a favor de la libertad de expresión y dijo que pese a que se cometan “excesos” es importante que quede “a salvo” el derecho a expresarse. Sin embargo, esta mañana volvieron sus ataques contra medios de comunicación como Reforma, El Universal, Excélsior, Televisa y Tv Azteca.

En opinión del mandatario, en México no hay un periodismo profesional, independiente ni ético, si acaso –dijo– “uno cercano al poder económico”.

Sus señalamientos se desencadenaron con una “petición” de hacer un “¿quién es quién?”, sobre noticias falsas. En respuesta, el presidente cuestionó la manera en la que se ejerce el periodismo tanto por parte de los articulistas como en las noticias diarias que –según dijo– no consigan “nada bueno” del gobierno. Para esas críticas ocupó más de 20 minutos.

Aunque se esperaba que el presidente ahondará sobre cómo enfrentará su gobierno la fase tres del coronavirus, sobre lo cual se han basado las críticas a su administración, sobre todo ante la falta de medidas más rigurosas como las ejercidas en otros países, él prefirió recordar los supuestos ataques a su administración y partió a los medios en dos bandos: los que lo critican y quienes lo defienden.

Publicidad

Entre los primeros mencionó a El Universal, Reforma, Excélsior, Tv Azteca, Televisa. Y en los segundos nombró a Federico Arreola, Enrique Galván Ochoa y a Jorge Zepeda Patterson, pero recalcó que son pocos los que lo defienden. Posteriormente, dijo no necesitar que lo defiendan periodistas, pues reiteró que tiene a su favor al pueblo así como a las redes sociales.

Aunque el presidente ha reconocido que no lee Reforma ni El Universal, criticó que esos medios no hayan publicado información sobre el caso Genaro García Luna, acusado de proteger a un grupo del crimen organizado, así como de recibir sobornos, un tema consignado prácticamente por toda la prensa mexicana. “No me estoy quejando, nada más tratando de analizar”, planteó.

Al tomar la palabra, una periodista lo cuestionó sobre si el buen periodismo es el que defiende a su gobierno, a lo que aclaró que para él, el buen periodismo es el que defiende al pueblo y que está distante al poder.

“El buen periodismo es el que defiende al pueblo. Lo que tenemos ahora es un periodismo muy cercano al poder económico y muy distante del pueblo. Es un periodismo de la élite que no defiende al pueblo raso, cuando mucho a la clase media”, lanzó.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad