Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Primer Informe / header desktop Home Política
Primer Informe / galería desktop Home Política
Publicidad

AMLO defiende sus propuestas y decisiones polémicas en su Primer Informe

Santa Lucía, la cancelación del NAIM, la Guardia Nacional y el Tren Maya ocuparon un espacio en el mensaje de AMLO por su Primer Informe de Gobierno. Así los defendió.
lun 02 septiembre 2019 05:00 AM
tercer-informe-amlo
Andrés Manuel López Obrador ocupó parte del mensaje de su primer informe para defender proyectos que han sido cuestionados por su costo y la falta de certidumbre de los beneficios que traerán al país.

La cancelación del aeropuerto en Texcoco, la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y la Guardia Nacional son algunos de los temas que antes de asumir y, luego, en sus primeros meses como presidente le han generado críticas a Andrés Manuel López Obrador, quien ocupó los reflectores que le dio el Primer Informe de Gobierno para defender estos proyectos y presumirlos como logros.

“Estoy convencido de que fue la mejor decisión”, fue la frase con la que el mandatario asumió la responsabilidad de cancelar la construcción del fallido Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Edomex, decisión que costó 75,000 millones de pesos en pagos por la suspensión de contratos y obras avanzadas canceladas, según Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes.

Publicidad
Lo más relevante del primer informe de gobierno de AMLO

La cancelación del aeropuerto de Texcoco

El aeropuerto de Texcoco fue anunciado por el expresidente Enrique Peña Nieto en septiembre de 2014 –justo en la presentación de su Segundo informe de Gobierno– y con una consulta a los ciudadanos, en octubre pasado, se decidió darle marcha atrás. Esta decisión le ha costado al gobierno López Obrador críticas y reclamos por parte de partidos de oposición, calificadoras crediticias y empresarios, entre otros.

“Nos llevó algún tiempo cancelar los compromisos contraídos en la pasada administración para la construcción del aeropuerto en el lago de Texcoco, pero afortunadamente ya se liquidaron los bonos y todos los contratos pendientes con las empresas. Ya terminamos de cumplir con el compromiso de que no íbamos a quedar a deber absolutamente nada en cuanto a esta obra iniciara”, afirmó López Obrador luego de que esta misma semana la SCT anunciara que se concluyó ese proceso.

El aeropuerto de Santa Lucía, obra que se tomó como opción al NAIM, ha sido impugnada por el colectivo #NoMásDerroches, integrado por grupos civiles, intelectuales y empresarios. Hasta el momento han ganado nueve de más de cien amparos que solicitaron para frenar su construcción.

Qué sabemos y qué no sabemos (todavía) del Tren Maya | #QueAlguienMeExplique

López Obrador insistió este domingo en que su proyecto va resolver la saturación del aeropuerto “Benito Juárez” en tres años y reiteró que es una solución de largo plazo, de mejor calidad, sin corrupción y que trae consigo un ahorro de más de 100,000 millones de pesos con respecto a la obra cancelada.

Te puede interesar: ¿Por qué este fue el "tercer informe" de AMLO?

Publicidad

La refinería de Dos Bocas

Otra de las obras emblemáticas y que no han sido bien recibidas es la refinería de Dos Bocas, que se construirá en el municipio de Paraíso, Tabasco, para la que, presumió el presidente, ya se asignaron los contratos a las empresas que la levantarán.

Expertos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) han advertido que la construcción de la refinería tendrá un impacto ambiental una vez que inicie operaciones. Mientras que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) considera que el proyecto traerá más costos que beneficios a Petróleos Mexicanos (Pemex), actualmente en la mira de las calificadoras crediticias.

El proyecto es defendido en el documento presidencial entregado a la Cámara de Diputados como una medida para "terminar con la dependencia de la importación de combustibles (...) y detonar el desarrollo económico del Sureste Mexicano".

Olga Sánchez Cordero presenta informe de gobierno ante el congreso

Publicidad

El Tren Maya

Otra de las obras estrella bajo críticas es el Tren Maya, sobre el cual el tabasqueño señaló que “con estricto apego a los criterios de sustentabilidad” han iniciado los estudios de ingeniería básica y que estarán terminados el 13 de diciembre de este año para llevar a cabo la licitación para la construcción de este proyecto.

Antes de que asumiera el poder, López Obrador había anunciado que desde el 1 de diciembre estarían las licitaciones para esta obra con la que busca impulsar el desarrollo en el sureste del país.

Varios grupos defensores de los derechos indígenas y ambientalistas han manifestado su insatisfacción a la que se suma, el anuncio del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) sobre una resistencia a esta y otras obras por considerar que no se tomó en cuenta a los pueblos originarios, además de que amenaza al medio ambiente y sus tradiciones. El pasado 20 de agosto, unos mil indígenas choles, tzeltales y tzotziles, integrados en el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) –ligado al EZLN– marcharon en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en contra del megaproyecto.

El tema financiero también ha sido motivo de estudio: el IMCO alertó que el costo de la obra podría aumentar entre 4 y 10 veces más que los 120 a 150 mil millones de pesos estimados por el gobierno federal, según un estudio publicado en marzo pasado.

En el Informe, el mandatario resaltó que se celebró un Acuerdo de Contribución con la Agencia de las Naciones Unidas ONU-Hábitat para establecer las bases para el desarrollo del proyecto en materia de planeación urbana, así como un convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), a fin de proporcionar asistencia técnica en la revisión, validación y certificación del mismo.

Estas dos últimas obras (Dos Bocas y el Tren Maya) no fueron sometidas a un proceso de consulta popular bajo los criterios que señala la legislación actual, como hacerse al tiempo de otra elección federal, pues se hicieron apenas en noviembre pasado. Al respecto, el presidente hizo un exhorto a los legisladores para “quitar las trabas” de los procesos ciudadanos.

Pero el tema de las consultas también ha sido criticado por el Comité contra de la Discriminación de la ONU, que alertó la semana pasada sobre violaciones a convenios que protegen a las comunidades originarias.

La Guardia Nacional

La Guardia Nacional es otro de los proyectos que no fueron bien recibidos desde su inicio. En este caso, pese a que López Obrador responsabilizó a los gobiernos anteriores del deterioro en materia de seguridad, reconoció que es el principal desafío de su gobierno y dijo que con el apoyo del nuevo cuerpo federal se llevará la paz a todo el país.

“(La Guardia) es un ejército que surge del pueblo, el marino y el soldado es pueblo uniformado. ¿Qué son los soldados? ¿Qué son los marinos? Es el pueblo cuidando al pueblo, eso es, el pueblo cuidando al cuidando al pueblo. Eso es la Guardia Nacional”, sostuvo en su discurso en Palacio Nacional ante empresarios y políticos del país.

Detalló que se han desplegado 58,600 elementos de esta nueva institución, que actúa en 150 coordinaciones territoriales del país, aunque explicó que la meta es llegar a 140,000 elementos en 266 coordinaciones en todas las regiones de México.

La Guardia Nacional también tiene funciones de control migratorio, lo que le ha generado observaciones de comités de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de organizaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, que también criticaron su papel en las tareas de seguridad pública.

Marchan sobre Reforma al grito de "¡Fuera López!" durante el #PrimerInformeGobMx

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad